Once ideal del Europeo sub-21 de 2017

Toljan arnold-asensio-Alemania sub21 España sub21 MarcadorInt

Alemania conquistó el Europeo sub-21 tras derrotar a España en la final y es el equipo más representado en el once ideal del torneo para la redacción de MarcadorInt. El equipo teutón copa principalmente la línea defensiva, aunque también goza de un peso relevante en la medular. Por su parte, España está representada con cuatro futbolistas mientras Italia completa el once con dos jugadores. Uno de los principales focos del debate interno de la redacción fue relativo al delantero centro, con varias propuestas de alineación sin un ariete.

Artículo relacionado: Alemania maniata a España para ganar su segundo Europeo sub-21

xi-euro-u21-80
Once ideal del Europeo sub-21.

Kepa Arrizabalaga (España, 1994, Athletic Club)

El arquero español fue uno de los guardametas más seguros del campeonato. Fiable en todas sus acciones y acertado a la hora de medir los centros laterales, transmitió tranquilidad a toda la zaga española desde el primer minuto al último. Solo encajó tres goles: dos zapatazos de Bruma y Bernardeschi y un cabezazo espectacular de Weiser en la final. Apareció en varios momentos decisivos para sostener a España, sobre todo en el arranque contra Portugal e Italia.

Kepa despeja un balón ante Italia.
Kepa despeja un balón ante Italia. Foto: Tomàs Martínez / MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Jeremy Toljan (Alemania, 1994, Hoffenheim)

El lateral derecho de Alemania fue una de las figuras del campeón. Subió bien por la banda derecha en fase ofensiva y siempre puso centros precisos para sus compañeros. Toljan repartió asistencias en la semifinal y en la final, lo que refleja la importancia de su aportación en el ataque teutón. Toljan mide a la perfección los tiempos para subir y no es fácil sorprenderle a la espalda en defensa, aunque es más fiable cuando está persiguiendo al extremo rival para que no se gire que cuando lo encaran en situación de uno contra uno.

Kuntz felicita a Toljan tras recoger la medalla de campeón.
Kuntz felicita a Toljan tras recoger la medalla de campeón. Foto: Tomàs Martínez / MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Mattia Caldara (Italia, 1994, Juventus)

Posiblemente el mejor central del campeonato. Caldara dejó tres exhibiciones espectaculares ante Dinamarca, Alemania y España que permitieron a Italia plantarse en semifinales e incluso resistir un buen rato ante los ibéricos a pesar de jugar el tramo final con un hombre menos. Contundente en el juego aéreo, fiable en las coberturas, impecable en la colocación, expeditivo en los cruces, inteligente a la hora de anticiparse y leer los movimientos de los delanteros rivales, Caldara firmó un Europeo sub-21 estratosférico. A pesar de no ser rápido, también demostró ser capaz de defender tanto cerca de la línea del centro del campo como próximo a Gianluigi Donnarumma. Tras brillar esta temporada con el Atalanta, ya pertenece a la Juventus.

Caldara firmó un partido antológico.
Caldara firmó un Europeo sub-21 impecable. Foto: Tomàs Martínez / MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Marc-Oliver Kempf (Alemania, 1995, Friburgo)

El central alemán favorito de la redacción de MarcadorInt, formó una pareja muy complementaria con Niklas Stark. Kempf es un jugador seguro en el juego aéreo y rápido para defender lejos de su portero, con zancada para rectificar en situaciones complicadas. En alguna que otra ocasión le falta un poco de contundencia en los choques y deja alguna laguna de concentración, pero el jugador del Friburgo atesora un potencial tremendo porque a sus buenas condiciones hay que añadir un fantástico desplazamiento en largo con la zurda que garantiza una salida limpia desde atrás.

Marc-Oliver Kempf.
Marc-Oliver Kempf destaca por su salida de balón. Foto: Tomàs Martínez / MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Yannick Gerhardt (Alemania, 1994, Wolfsburgo)

Quizás tuvo un poco menos de incidencia que Toljan a lo largo del torneo, pero Gerhardt también firmó un Europeo sub-21 más que satisfactorio. Aportó amplitud por la banda izquierda con permanentes incorporaciones y se entendió bien con Gnabry para repartirse los espacios en ese flanco del modo más adecuado posible. En alguna que otra ocasión también aparecía por dentro. Dejó menos centros que Toljan, pero quizás ofreció mayor solidez a nivel defensivo y firmó dos partidos particularmente solventes en este apartado en la semifinal contra Inglaterra y la final ante España.

Yannick Gerhardt, lateral izquierdo de Alemania sub-21.
Yannick Gerhardt, lateral izquierdo de Alemania sub-21. Foto: Tomàs Martínez / MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Marcos Llorente (España, 1995, Real Madrid)

El mediocentro del Real Madrid fue la pieza que permitió que el centro del campo español funcionara mejor que en la fase de clasificación. Su solidez como un jugador puramente posicional, que guardaba la espalda de Saúl y Ceballos, facilitó que sus dos acompañantes pudieran mostrar su mejor versión sin tener que preocuparse demasiado por el apartado defensivo. Llorente se hinchó a recuperar balones a lo largo del campeonato por lectura de juego y colocación y aportó una salida de balón correcta. No se complicó nunca más de la cuenta ni perdió la pelota en zonas en las que no debía.

Artículo relacionado: El equilibrio de España

Marcos Llorente.
Marcos Llorente ha sido uno de los jugadores más consistentes en la selección española. Foto: Tomàs Martínez / MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Saúl Ñíguez (España, 1994, Atlético de Madrid)

El colchonero fue el máximo artillero del Europeo sub-21 con cinco goles. Tres de ellos allanaron el camino hacia la victoria contra Macedonia, Portugal e Italia, rival ante el que marcó un hat-trick. La introducción de Llorente permitió a Saúl acercarse al área con mayor asiduidad y ahí marcó las diferencias con su llegada y determinación. El jugador del Atlético es una garantía competitiva y puso de manifiesto su mayor experiencia en escenarios de primer nivel, lo que dio cierto poso a España en varios de los partidos más importantes del campeonato. Sin embargo, en la final estuvo más desdibujado ante el escenario defensivo diseñado por Alemania, que no le permitió recibir el balón con comodidad.

Saúl celebra uno de los goles contra Italia.
Saúl celebra uno de los goles contra Italia. Foto: Tomàs Martínez / MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Maximilian Arnold (Alemania, 1994, Wolfsburgo)

El líder del centro del campo de Alemania, ejerció de capitán aportando la madurez propia de un jugador que ya acumula cuatro temporadas participando con regularidad en la Bundesliga. Arnold asumió el timón en la medular y dirigió las operaciones teutonas, decidiendo en cada momento con criterio y acierto si debía acelerar o pausar las jugadas. Reguló el juego alemán con su participación en la base de las jugadas y toque con la pierna izquierda. No fue particularmente creativo ni desequilibrante con el regate, pero sí muy constante en el juego.

“Conozco muy bien a todos los jugadores, así que sé sacar el máximo de ellos. Sé cuáles son sensibles, cuáles son emotivos, para sacarles el 5, 10, 15 o 20% más de rendimiento de mis jugadores. Cuando llegué tenía que buscar a un capitán y sabía que Arnold se sentía decepcionado porque no le había ido demasiado afortunado con la selección sub-21. Así que sentí que podía ser la elección adecuada. Hoy cerramos el círculo”.

Stefan Kuntz, tras ganar el Europeo sub-21.

Maximilian Arnold.
Maximilian Arnold, capitán de Alemania sub-21. Foto: Tomàs Martínez / MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Marco Asensio (España, 1996, Real Madrid)

Firmó una fase de grupos brillante, con dos actuaciones extraordinarias ante Macedonia y Portugal y protagonizó una buena semifinal ante Italia cuando se juntó con Ceballos en la segunda parte. Asensio partió principalmente desde la banda izquierda, pero eso no impidió que participara con regularidad en el juego y marcara la diferencia con varias aportaciones en los goles de la selección de Albert Celades. Mostró su repertorio para hacer daño con espacios para correr y también en alguna que otra ocasión para desatascar algún choque con su regate o disparo lejano. Mostró personalidad en varios momentos de adversidad.

Marco Asensio.
Marco Asensio ha alternado partido por la banda izquierda con otros ratos por la derecha. Foto: Tomàs Martínez / MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Serge Gnabry (Alemania, 1995, Bayern)

Con un bache en la semifinal ante Inglaterra, bastante gris, Gnabry firmó un Europeo sub-21 bastante positivo. En la línea de lo que han sido sus últimos campeonatos internacionales con la selección alemana, Gnabry es un jugador que se siente cómodo partiendo desde la banda izquierda. Esa parcela le otorga libertad para participar por dentro. Desequilibrante en el regate y capaz de desbordar yéndose hacia dentro o hacia fuera, fue el atacante más constante en Alemania y firmó una buena final ante Héctor Bellerín, al que sorprendió en varias ocasiones.

Artículo relacionado: La explosión de Serge Gnabry

Serge Gnabry ha aportado desequilibrio por la banda izquierda.
Serge Gnabry ha aportado desequilibrio por la banda izquierda. Foto: Tomàs Martínez / MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Federico Bernardeschi (Italia, 1994, Fiorentina)

Ante la falta de delanteros de nivel en el campeonato, la opción elegida es Bernardeschi, que actuó y brilló como falso nueve en el tercer partido de la fase de grupos contra Alemania. Al jugador de la Fiorentina le costó coger ritmo en el campeonato, porque empezó jugando en la banda izquierda para abrir un hueco a Berardi en la derecha y afrontó el segundo partido con problemas físicos que mermaron su rendimiento. Sin embargo, completó una gran actuación como falso nueve ante Alemania para clasificar a Italia para las semifinales y jugó un buen partido contra España, asumiendo la responsabilidad en los momentos delicados y anotando el gol del empate cuando la Azzurra jugaba con diez.

Bernardeeschi marcó el gol de la victoria contra Alemania.
Bernardeeschi marcó el gol de la victoria contra Alemania. Foto: Tomàs Martínez / MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Otros jugadores destacados:

Porteros: Julian Pollersbeck (Alemania).

Defensas: Daniele Rugani (Italia), Martin Skriniar (Eslovaquia), Jesús Vallejo (España), Calum Chambers (Inglaterra), Niklas Stark (Alemania), Joao Cancelo (Portugal).

Centrocampistas: Dani Ceballos (España), Max Meyer (Alemania), John Swift (Inglaterra), Lorenzo Pellegrini (Italia), Stanislav Lobotka (Eslovaquia), Enis Bardhi (Macedonia), Rúben Neves (Portugal), Daniel Podence (Portugal).

Delanteros: Tammy Abraham (Inglaterra), Bruma (Portugal), Federico Chiesa (Italia).

Aprovecharon el escaparate

Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

12 comments

Creo que estuvo bien Podençe como para ponerlo en el banquillo. Ya puse mi once ideal en la otra publicación, y me gusta mucho la idea de poner a Bernardeschi como falso 9, ya que yo puse a Abraham por descarte, posiblemente la posición más floja del campeonato en cuanto a rendimiento.

Lo metemos, porque tienes razón y es un nombre que se barajó en fueros internos y que al final quedó medio olvidado. Pero compro tu reivindicación, porque para mí fue el mejor de Portugal.

Veo que no metéis a Ceballos en el once, por lo que doy por hecho, que no estáis de acuerdo con su elección como mejor jugador del torneo.
¿Quién diríais vosotros que ha sido el mejor?

Hubo bastante debate con esto. También porque no había delantero. Pero Arnold y Saúl generaron unanimidad en el medio y eran muchos perfiles similares. Y se quedó fuera.

En mi caso particular, creo que Ceballos seguramente cuajó la actuación más brillante ante Italia pero luego la final fue más floja. Y en el partido ante Portugal estuvo bien, pero no fue el mejor. En mi opinión, creo que el debate por el MVP debería andar entre Saúl y Arnold.

La final de Ceballos fue floja, pero la de Asensio fue calamitosa (por no decir otra cosa). Y aún así está en el equipos. ¿No ha habido extremos mejores?

No estoy de acuerdo con que la final de Asensio fuera “calamitosa”, ni mucho menos. Dentro de lo mal que estuvo España, me pareció de lo más potable del frente ofensivo a pesar de todo. Y su primera fase fue superior a la del andaluz, creo.

Alfie Mawson merecía estar en la selección, muy imponente físicamente, seguro en los duelos aéreos y tranquilos con la posesión de la pelota. Fue el mejor jugador inglés en mi opinión.

Mi selección sería Pollersbeck; Toljan, Caldara, Mawson, Kévin Rodrigues; Arnold, Saúl, Meyer; Asensio, Bernadeschi, Bruma.

Coincido con vuestro once. Yo la única duda que tengo es Gnabry, creo que en los cruces finales no ha tenido el peso suficiente como para aparecer en el mejor once. En su lugar habría añadido a Lorenzo Pellegrini o Max Meyer.

Coincido con Lucas Mendes en destacar a Alfie Mawson, a mí de hecho su Euro me parece más destacada que la de Chambers.

Cierto lo de Gnabry, a mí particularmente me deja frío, prefiero a Mihalik como extremo, y a Meyer como mediapunta mil veces!

Deja un comentario

*