Gregoritsch acaba con una larga espera

Michael Gregoritsch of Austria during the UEFA Nations League match at Windsor Park, Belfast
Picture by Lorraine O'Sullivan/Focus Images Ltd +353 872341584
18/11/2018

Austria no ganaba un partido en una fase final de una gran cita desde Italia 90: o sea, desde antes de que Macedonia del Norte se independizara. En esa última vez, un 2-1 frente a Estados Unidos con goles de Andreas Ogris y Gerhard Rodax no fue suficiente para acceder a los octavos de final. Ahora, este 3-1 ante el debutante conjunto balcánico acerca enormemente a los de Franco Foda a la siguiente ronda. La introducción del delantero del Augsburgo Michael Gregoritsch en el segundo tiempo resultó decisiva para desequilibrar un choque que se abrió tras el descanso y que pudo caer de cualquier lado.

Austria 3 (Lainer 18′, Gregoritsch 78′, Arnautovic 89′)
Macedonia del Norte 1
(Pandev 28′)

AUS vs Away team - Football tactics and formations

Contenido relacionado: Los Patreonistas de MI tendrán todos los días un podcast exclusivo sobre la Eurocopa 2020

Sorprendió Foda con un esquema de tres centrales en el que Alaba se situaba por el medio y en el que se juntaban muchos centrocampistas por dentro en un rombo en el que Baumgartner era el hombre más adelantado por detrás de Kalajdzic. Le sirvió esta apuesta para tener mucho balón y dominar el partido frente a una Macedonia animosa. Los dos hombres más talentosos de los balcánicos, Bardhi y Elmas, formaban junto a Amedi una línea de tres que no se distanciaba demasiado de la defensa de cinco. Las dos primeras ocasiones acabaron en gol: un balón cruzado de Sabitzer lo remató Lainer en posición acrobática tras desmarcarse al espacio y ganarle la espalda a Alioski; un rechazo defectuoso de la defensa austríaca permitió a Trajkovski pelearle a Bachmann un balón sin dueño, y el meta estuvo tan blando que le acabó entregando el gol a portería vacía al mítico Goran Pandev. Alargar la carrera le ha valido al delantero del Genoa para marcar los dos tantos más importantes de la historia de su nación: el que los metió en la Euro frente a Georgia y el primero en una fase final. El empate al descanso era bastante justo: Austria manejaba la pelota, pero no conseguía profundizar ante una zaga macedonia muy bien liderada por un imponente Velkovski.

Los aficionados de Macedonia pudieron celebrar el primer gol de su país en una fase final. (Foto: Mike Griffiths/Focus Images).
Los aficionados de Macedonia pudieron celebrar el primer gol de su país en una fase final. (Foto: Mike Griffiths/Focus Images).

El encuentro se rompió en el segundo tiempo, especialmente después de los cambios. Las modificaciones de Foda fueron decisivas: dos de sus hombres de refresco, Gregoritsch y Arnautovic, anotaron los goles de la victoria, y el cambio de posición de Alaba, que pasó a ubicarse como central izquierdo para poder salir en conducción y descolgarse mucho más hacia el ataque, le permitió meter el centro del 2-1. Pero antes de que llegara ese tanto, Macedonia tuvo dos transiciones con las que se pudo poner por delante. En la primera, Bardhi inventó un pase fabuloso al espacio que dejó a Nikolov en un mano a mano ante Bachmann. En esta ocasión el guardameta sí salió firme. En la segunda, comandada por un Alioski muy vertical, Hinteregger bloqueó el tiro de Elmas desde la frontal del área. Pero Gregoritsch, cuya temporada en el Augsburgo ha sido discreta -sólo ha marcado un gol-, estaba predestinado a decantar la balanza. Austria empezó a meter centros buscando su capacidad rematadora y en el primero de ellos su cabezazo no acabó en la red por culpa de un milagro de Dimitrievski. En el segundo le ganó la partida al meta del Rayo Vallecano anticipándose en el primer palo. Entonces Macedonia arriesgó en busca del empate y Arnautovic sentenció tras un gran pase de Laimer. Austria celebró de esta manera su primera victoria en la fase final de una Eurocopa.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Related posts

1 comments

Fue muy emocionante ver a una Macedonia tan valiente. Por otra parte, tienes que alegrarte por una selección que consigue su primera victoria en más 30 años en un gran torneo, aunque sea a costa de uno de los equipos fetiche de esta comunidad. Un partido muy divertido.

Deja un comentario

*