Los primeros billetes para la Eurocopa 2020

Rodrigo of Spain during the UEFA Nations League match at Wembley Stadium, London
Picture by Martyn Haworth/Focus Images Ltd 07463250714
08/09/2018

Algunas selecciones llevaban semanas esperando a que se certificara una clasificación que parecía cuestión de tiempo, como fruta madura a punto de caer. A otras la celebración se demoró algo más de lo previsto. Y en algunos casos la combinación de resultados del último parón propició el mejor escenario posible. Hasta seis selecciones compraron esta semana su billete para la Eurocopa multisede que se celebrará en 2020.

Bélgica

La primera que logró la clasificación cronológicamente hablando y la única junto a Italia que ha ganado todos los partidos que ha disputado. Bélgica ha firmado una fase de clasificación impoluta en la que sorteó el escollo más difícil en la jornada inaugural. Se repuso de la decepción que supuso perderse la Final Four de la Nations League con un triunfo ante Rusia, el rival a priori más complicado, en la primera fecha de marzo y desde entonces ha sacado adelante todos sus compromisos con solvencia. Solo ha encajado un gol, ante Rusia en la mencionada primera jornada, y ha ganado el resto de partidos por dos o más dianas de diferencia. Incluso sin Eden Hazard en el parón de septiembre o con la ausencia de De Bruyne en dos de las cuatro ventanas habilitadas para la competición de selecciones, Bélgica se ha adaptado para barrer a Chipre, Kazajistán, San Marino y Escocia, que ha quedado muy lejos de poder pelear por la tercera posición. Aunque habrá que ver exactamente qué sucede cuando estén todos los efectivos ofensivos disponibles, Tielemans es el jugador que más ha crecido jerárquicamente en el escalafón de jugadores de ataque en Bélgica y ha formado a menudo en el centro del campo con Dendoncker o Witsel. Es una de las evoluciones más evidentes respecto al bloque mundialista junto a la recurrente alineación de Thorgan Hazard como carrilero izquierdo, recurso que ya viene usando Roberto Martínez con asiduidad en el último año.

Artículo relacionado: Tielemans y Dendoncker se reencuentran en el doble pivote de Bélgica

Tielemans Bélgica Focus
Tielemans está jugando cada vez más con la selección belga. Foto: Focus Images Ltd.

Rusia

Tres días después de la clasificación de Bélgica, quedó todo el pescado vendido en el Grupo I. Tras la derrota ante el líder de grupo, Rusia arrasó al resto de participantes con bastante suficiencia: ganó todos sus partidos, aunque estuvo cerca de atascársele la visita de Kazajistán a Kaliningrado, en un duelo que inclinó con un gol de Mario Fernandes en el 89’. Dzyuba se ha convertido en el principal argumento ofensivo de la selección rusa gracias a su corpulencia, indefendible en el área para la mayoría de sus rivales. El delantero del Zenit ha marcado nueve goles en ocho partidos de clasificación, unos guarismos a los que también contribuyen los futbolistas que pueden asistirle desde los flancos. Uno de sus mejores socios es Denis Cheryshev, autor de cinco goles y tres asistencias en la fase de clasificación. Junto a Golovin (4 asistencias), el mejor jugador para abastecer al gigantón ruso. Por otra parte, la presencia de Dzyuba en el área también permite que los jugadores de la segunda línea aparezcan con mayor peligro y marquen diferencias. El relevo en la portería (Akinfeev ya no es el titular en favor de Guilherme) o la progresiva introducción de jóvenes centrocampistas como Barinov, Akhmetov y en menor medida (porque es menos joven) Ozdoev también ha sido una tendencia en la recta final de la fase de clasificación de Rusia.

Italia

Tras perderse el Mundial por primera vez en 60 años, Italia ha encauzado su crisis de identidad y ha impulsado una renovación en su plantilla de la mano de Roberto Mancini. El técnico transalpino ha cambiado la identidad de los integrantes del centro del campo, donde Jorginho, Verratti y Barella vienen jugando juntos –habrá que ver si se abre un hueco para Sensi si sigue jugando como en el inicio de curso en el Inter-, y mueve la pelota con mayor agilidad pese a la ausencia de un delantero contrastado que marque goles con regularidad en la Azzurra. Hasta 15 jugadores han marcado en el proceso clasificatorio, pero solo Belotti y Bernardeschi alcanzaron las tres dianas en la reciente goleada ante Liechtenstein, con el billete ya en el bolsillo. Los centrocampistas suman goles apareciendo desde la segunda línea -o Jorginho desde el punto de penalty-, pero no existe una consistencia realizadora en ataque. Mancini suele apostar por abrir mucho a un extremo a la banda para encarar en situación de uno contra uno en un flanco y cargar zona de remate con un jugador de mayor olfato en el lado contrario y también pide a los centrocampistas que se sumen al ataque. Sin embargo, esa falta de presencia en el área puede costarle un disgusto en la Eurocopa si sus delanteros no llegan en un buen momento de forma a raíz de la recta final de la Serie A 2019-20.

Artículo relacionado: El mes de Moise Kean

El Dinamo ganó el primer Derbi de Leningrado en 55 años. Foto: Focus Images Ltd
La selección italiana ha cambiado de cara en los últimos meses con Roberto Mancini. Foto: Focus Images Ltd

Polonia

Polonia ha dominado las áreas como nadie en el Grupo G, quizás el más igualado hasta la fecha. El combinado polaco ya ha certificado su clasificación, pero otras cuatro selecciones han peleado por las dos plazas de acceso directo a la Eurocopa. Sin embargo, nadie ha hecho pesar sus goles como el combinado polaco. Con Lewandowski entonado, Polonia goza de una certeza en los procesos clasificatorios. El delantero del Bayern ha anotado cinco goles que han contribuido de forma decisiva para que Polonia cumpliese su objetivo. También cuando ha bajado el rendimiento de Piatek, que marcó tres goles en los dos primeros parones y que se ha resentido del mal momento que atraviesa en el Milan en el nuevo curso futbolístico. La presencia de dos goleadores que se saben buscar la vida en el área si se les abastece mínimamente garantiza una notable capacidad intimidatoria en el área contraria incluso en los días en los que la circulación no es muy fluida. Por otro lado, Polonia solo ha encajado dos goles. Ambos, en el mismo partido: la visita a Eslovenia. Bednarek, Kedziora y Glik han compartido línea defensiva en siete de los ocho duelos de Polonia, mientras Szczesny y Fabianski han ido alternando la titularidad bajo palos. Más dificultades suele presentar Polonia en el centro del campo en los días en los que se ve obligada a llevar la iniciativa o le presionan arriba, pero suele sacar adelante este tipo de compromisos gracias a su fortaleza en las jugadas de estrategia o a la calidad de sus delanteros para sacar remates de mérito donde otros no podrían.

Ucrania

Posiblemente la gran revelación de la fase de clasificación. Ha superado con nota un grupo difícil, con Portugal y Serbia, y lo ha hecho sin conocer la derrota a falta de lo que ocurra en su último partido ante el cuadro balcánico, con el billete ya en el bolsillo. Ucrania ha demostrado una notable capacidad para mover la pelota en campo contrario gracias al abanico de buenos peloteros que acumula. Malinovskiy ha crecido muchísimo en los últimos meses, del mismo modo que Zinchenko ha ganado en jerarquía a base de la confianza adquirida en el Manchester City. A pesar de que actúa en otra posición en la Premier, pues en la selección es centrocampista. Asimismo, Ucrania ha demostrado resiliencia para sobrevivir a momentos delicados ante Portugal en Lisboa y puño de hierro para golpear en el duelo clave ante Serbia, a la que goleó por 5-0 en Lvyv en un encuentro en el que castigó al equipo mundialista en 2018 con goles en los momentos más delicados. No le faltan alternativas en ataque a Shevchenko, que ha podido recurrir a Tsygankov cuando Yarmolenko ha estado lesionado y no ha necesitado de la mejor versión de Konoplyanka para acceder a la Eurocopa. La consolidación de Mykolenko como lateral izquierdo y de Matviyenko en el eje de la zaga o el recurso de Yaremchuk como referencia que supera los 190 centímetros son otras buenas noticias de Ucrania en esta fase de clasificación pensando en el medio plazo, pues se ha producido también un notable relevo generacional en varias demarcaciones. No así en la portería, donde sigue Pyatov. No es el portero más ortodoxo de Europa, pero ha salvado varios goles en los partidos decisivos (sobre todo en el doble enfrentamiento ante Portugal) y solo ha encajado dos tantos en siete partidos. 2019 es, pues, un año muy positivo para Ucrania, que demostró que atesora una generación prometedora también para el futuro con la quinta que se proclamó campeona del Mundial sub-20 en Polonia.

Artículo relacionado: Zinchenko, adaptarse o morir

Mykolenko es uno de los mejores jugadores ucranianos nacidos en 1999. No está jugando en el Mundial sub-20. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).
Mykolenko se ha afianzado como lateral izquierdo en la selección ucraniana. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

España

Se quedó con la miel en los labios en Oslo con un gol de penalty en el descuento y se quitó la espina con un gol de Rodrigo Moreno a la salida de un córner en el descuento en la visita a Suecia. España certificó su billete para la Eurocopa con sufrimiento en su gira nórdica de octubre, aunque ha sido muy superior a sus adversarios a lo largo del proceso clasificatorio. El ciclo quedó marcado por la prematura salida de Luis Enrique de la selección y el relevo de Robert Moreno al mando del equipo, que ha mantenido cierta continuidad en su modus operandi. Los centrocampistas campeones de Europa con la sub-21 hace unos meses (Ceballos y Fabián) han dado el salto a la selección absoluta y cada vez son más habituales en las alineaciones, aunque falta por definir los roles de los jugadores más adelantados o la identidad del acompañante de Sergio Ramos en el eje de la zaga. La elevada competencia en la mayoría de las posiciones ha propiciado alineaciones muy cambiantes y han abierto las puertas de la selección española a más futbolistas, pero no han dotado de estabilidad a una misma estructura, en una línea de trabajo distinta a la de otros países. Así pues, solo Sergio Ramos, Rodrigo Moreno y Kepa han sido titulares en más de la mitad de partidos del proceso clasificatorio (5 o más) y más de 30 futbolistas han participado en el proceso con minutos en partidos oficiales. La selección española sí busca que los interiores pisen la frontal del área y amenacen con el disparo desde fuera, exige a los laterales mucha profundidad para dotar de amplitud los ataques y suele contar con un punta que parte desde la banda para atacar el área, pero le puede faltar aún más aceite (y tiempo) para engrasar la máquina antes de la Eurocopa.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Todo parece indicar que de la liga A de la Nations League se van a clasificar todos sus equipos por la vía tradicional salvo Islandia. Contra qué otros 3 equipos jugaría Islandia la final four de repesca para intentar ir a la Eurocopa?

El formato es maravilloso, cada jornada se actualiza los posibles Playoffs, y vemos qué selecciones siguen soñando o hasta aquí han llegado. Toda la Nations League y la Qualifiers, me parece magnífico para el aficionado y para dar emoción cada jornada de selecciones.

Muchas ganas de ver a Ucrania y a Turquía en la Fase final (a expensas de que los turcos se clasifiquen)!!!

Deja un comentario

*