Croacia-República Checa: historias distintas en las Eurocopas

Luka Modric of Croatia during the UEFA Euro 2020 Group D match at Wembley Stadium, London
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
13/06/2021

 A Croacia, las Eurocopas le cuestan más. Es cierto que en ellas nos ha dejado algunos triunfos deslumbrantes, como los que firmó ante Alemania en 2008 o frente a España en 2016. Pero nunca ha alcanzado las semifinales: su tope son los cuartos. Y aunque no se le puede exigir mucho más a una nación de cuatro millones de habitantes, lo cierto es que sus resultados continentales han estado siempre por debajo de los logrados en los Mundiales, donde consiguió un tercer puesto en 1998 y un subcampeonato en 2018. Esta es seguramente la última oportunidad de la generación de Modric de intentar llegar un poco más lejos en el gran certamen europeo, y la realidad es que el desafío empezó mal: con una derrota frente a Inglaterra. Y el camino no se despeja: en la segunda jornada su rival es la República Checa, que viene de ganar por 0-2 en Hampden Park ante Escocia.

Los checos, de hecho, presentan una hoja de servicios inversa. Desde la separación de Checoslovaquia, sus resultados han sido mejores en las Eurocopas: llegaron a la final de 1996 y cayeron en las semifinales de 2004 ante Grecia cuando estaban considerados como el equipo que mejor jugaba en aquel torneo. A la presente edición han llegado sin hacer demasiado ruido y después de adelantar a Kosovo en la recta final de la fase de clasificación. A pocas semanas del inicio de la gran cita se les cayó por lesión Lukas Provod, uno de sus hombres más en forma. Pero Jaroslav Silhavy ha sabido apoyarse en una base de futbolistas que compartieron equipo en el Slavia de Praga: algunos siguen ahí y otros, como Kral, Soucek o Coufal, ya se marcharon. Los automatismos en el cuadro centroeuropeo son formidables y el comportamiento colectivo parece más cercano al de un club que al de una selección. Aunque es cierto que en Glasgow tuvieron algo de fortuna -Escocia no mereció perder por dos goles en ningún caso- y que se agarraron por momentos a la inspiración de un Vaclik que se está jugando su próximo contrato, la sensación que transmiten es de plena confianza, aumentada además por el estado de gracia de un Patrik Schick que firmó el mejor gol de lo que va de torneo.

Jaroslav Silhavy está haciendo un gran trabajo con la República Checa. (Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd).
Jaroslav Silhavy está haciendo un gran trabajo con la República Checa. (Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd).

Zlatko Dalic espera recuperar poco a poco la parte izquierda de su defensa. Borna Barisic sigue lesionado, pero Dejan Lovren parece estar ya en condiciones de volver, por lo que podría perder su puesto en la zaga Duje Caleta-Car. Al prometedor Josko Gvardiol, que en el Dinamo de Zagreb actúa como central, se le vio incómodo como lateral zurdo. La prensa croata ha publicado que el seleccionador se plantea prescindir de Marcelo Brozovic y jugar sólo con un doble pivote Modric-Kovacic para ganar de este modo una plaza en ataque, algo que sorprendería teniendo en cuenta la jerarquía que ha mostrado desde el Mundial 2018 el medio centro del Inter. En la zona ofensiva podría haber hasta tres modificiaciones, con Brekalo, Vlasic y Bruno Petkovic como candidatos a revolucionar la formación. Los checos, en cambio, es muy probable que repitan once.

Croacia-República Checa, Glasgow, 18 de junio, 18:00. Alineaciones probables:

Croacia vs Republica Checa - Football tactics and formations

1 comments

Deja un comentario

*