Dinamarca se destapa ante Gales

Andreas Christensen firmó desde fuera del área uno de los grandes goles del torneo. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd

Dinamarca ganó el duelo de los tapados. Y ya no lo es más. Su engranaje funciona y tras colarse en los octavos de final con apuros, ganó el billete a los cuartos de final con autoridad. Con una buena organización y una actuación sólida. Una victoria táctica. Kasper Hjulmand supo leer las diferentes fases del partido, reaccionando a la propuesta galesa inicial y superándola. Control, calma y definición. Los escandinavos aprovecharon sus ocasiones en Ámsterdam, convirtiendo los lamentos en su arranque del torneo en celebraciones. Están en los cuartos de final de una Eurocopa por primera vez desde 2004.

Gales 0
Dinamarca
4 (Dolberg 27’ 48’, Maehle 88’, Braithwaite 90+4’)
Gales vs Dinamarca - Football tactics and formations

Contenido relacionado: Los Patreonistas de MI tendrán todos los días un podcast exclusivo sobre la Eurocopa 2020

En su primer partido fuera de Copenhague, los escándinavos no echaron en falta la condición de local. Se ganaron el cariño de un buen puñado de aficionados al fútbol de todo el mundo debido a la entereza y la dignidad mostradas ante la adversidad. En Ámsterdam, antiguo hogar de Christian Eriksen y Kasper Dolberg, se sintieron como en casa. Ayudó también el aliento de sus compatriotas desplazados, en masa comparados con los galeses. Las restricciones debido al COVID-19 en los Países Bajos solo permiten la entrada de territorios pertenecientes a la Unión Europea, y el Reino Unido ya no lo es. Solo los residentes en el continente pudieron acercarse al Johan Cruyff Arena. Como hicieran en Baku ante Turquía, Gales se impuso al ambiente. Con el entendimiento y las carreras de Daniel James y Gareth Bale, que desde temprano empezaron a generar ocasiones. Ninguna reseñable en el primer cuarto de hora, pero los galeses empezaban a ganar terreno. Kasper Hjulmand respondió con un cambio de esquema. Adelantó la posición de Anders Christiansen y retrasó la de los carrileros. Con el 4-3-3, Dinamarca tapó los laterales. Dejó de ofrecer espacios a sus rivales más veloces y tomó el control del juego. Cambió la cara al duelo e inició su ofensiva.

Kasper Dolberg fue titular en el estadio del Ajax, donde jugó entre 2016 y 2020. Sustituyó al lesionado Yussuf Poulsen, que había marcado en los dos últimos partidos. Poco antes de la media hora de juego justificó su titularidad. Él puso la chispa. Él abrió el marcador. Recibió en la frontal para mandar un tiro cruzado a la red. Con efecto, al palo largo. Inalcanzable para Danny Ward. Quedó noqueado el combinado británico, pidiendo la llegada del descanso para organizar ideas. No encontró la forma de volver a meterse en el partido. Dolberg asestó un nuevo golpe. Protestó Gales por una falta previa a Garteh Bale, pero sus aficionados bien podrían protestar por cómo defendieron la jugada del segundo tanto. Sin regresar a tiempo, sin marcas y con un pésimo despeje de Neco Williams. En buena posición y libre, Dolberg no falló.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Hubo reacción de ambos entrenadores tras el segundo tanto. Page dio entrada a Harry Wilson, centrocampista ofensivo por Joe Morrell, de carácter más defensivo. Hjulmand retiró al Dolberg del césped, y retrasó nuevamente la posición de Christiansen para formar una línea de cinco. Muy juntos y muy atrás, pero cómodos. Gales solo disparó una vez entre los tres palos en todo el partido. Y Dinamarca seguía contando con hombres capaces de hacer correr a la zaga rival. Cuando le entraron las urgencias a los galeses, los daneses empezaron a aprovechar los espacios a su espalda. Y en los minutos finales cerraron el duelo con el tercer gol. Maehle entró en el área completamente solo en el minuto 88. Con todo el tiempo del mundo para recortar y disparar, con calma pero duro. Martin Braithwate también tuvo tiempo para anotar un cuarto tanto, ya en el descuento. Tras unos minutos de espera, el VAR concedió que el atacante del Barcelona estaba en posición correcta. 17 años después, los escandinavos regresan a los cuartos de final de la Eurocopa. La República Checa les apeó en Portugal en aquella ocasión. El combinado centroeuropeo es, precisamente, uno de los posibles rivales de Dinamarca en Baku el próximo sábado. O los checos o los Países Bajos.

Foto de portada: Yannis Halas/Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*