Francia-Suiza: la gran favorita ante un equipo con techo de cristal

Kylian Mbappe of France celebrates scoring his side’s 4th goal during the 2018 FIFA World Cup Final match at Luzhniki Stadium, Moscow
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
15/07/2018

El Arena Nationala de Bucarest recibe esta noche a Francia y Suiza, en una eliminatoria de claro favoritismo galo. La Francia de Didier Deschamps, subcampeona de la última Eurocopa y vigente campeona del mundo, intentará hacer valer su mayor calidad ante una selección helvética que, de la mano de Vladimir Petković, es un equipo rocoso que, eso sí, tiene un gafe con los octavos de final de los grandes torneos, tal y como se ha visto en los últimos años: incluso en cruces ante rivales de su mismo nivel, como los que disputó ante Polonia en la EURO 2016 o frente a Suecia en el Mundial 2018, no pudo pasar de esa primera eliminatoria. Francia no es un equipo brillante, pero atesora toneladas de talento y no parece el rival idóneo para acabar con ese gafe.

Una clasificación en los Países Bajos acercaría la clasificación mundialista a los de Deschamps. Foto: Focus Images Ltd.
Deschamps podría modificar nuevamente el sistema esta noche. Foto: Focus Images Ltd.

Los problemas en defensa de Francia, que tiene las dudas de Lucas Hernández y Jules Koundé y la baja de Lucas Digne, obligan a Deschamps a pensar disposiciones alternativas. En las horas previas al partido se ha hablado de diversas posibilidades: una de ellas, que Francia se colocara con una defensa de cuatro en la que Kimpembe sería el lateral izquierdo y Lenglet jugaría como central al lado de Varane. La otra, que tomó bastante fuerza en la prensa francesa a última hora del día de ayer, consistiría en replicar el 3-4-1-2 suizo, disponiendo como centrales a Varane, Kimpembe y Lenglet y con Adrien Rabiot jugando de carrilero izquierdo. Pogba y Kanté formarían el doble pivote, Griezmann se mantendría en la mediapunta y Benzema y Mbappé serían los delanteros. Por tanto, el único cambio por decisión técnica sería el de Rabiot por Tolisso, cuya actuación no convenció ante Portugal -en otro día en que Deschamps cambió el sistema- tras actuar por la parte derecha del ataque. Dicho esto, la papeleta para Rabiot es bastante más complicada que para el hombre del Bayern en el último partido, debiendo ocupar una posición que le es muy ajena y en la que está por ver cómo se adapta y cuánto le permite Deschamps prodigarse en ataque. Por el otro lado volverá a estar Pavard, que tampoco destaca por su profundidad, así que la ausencia de opciones exteriores puede contribuir a que Suiza haga el partido largo si Francia no desbloquea pronto el partido con un gol. La calidad de Pogba deberá volver a ser diferencial, pues su pase filtrado entre centrales rivales para los desmarques de Benzema están siendo una de las grandes armas de les bleus. Suiza también deberá cuidarse de no dejar correr a Francia, el contexto en el que esta selección se siente más cómoda.

Breel Embolo fue el mejor futbolista de Suiza ante Gales. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd
Embolo será uno de los encargados de llevar el peligro sobre la portería francesa. Foto: Focus Images Ltd

Suiza, tras vencer a Turquía en la última fecha de la fase de grupos y terminar como una de las mejores terceras, no debería hacer demasiadas modificaciones en su once. Vladimir Petković sólo tendría dudas en el carril derecho, donde la opción Mbabu parece más potente que la de Widmer para atacar una banda izquierda francesa en la que no habrá un especialista en esa posición. Suiza también junta a tres centrales y a dos mediocentros, base de una sólida estructura defensiva que exigirá a Francia atacar en posicional, lo que peor se le da. El trabajo de Freuler y Xhaka será fundamental para ensuciar el juego interior francés, además de la concentración de una defensa que debe mantener una gran disciplina en cuanto a sus intervalos entre defensores para que el pase de Pogba a Benzema no surta el mismo efecto que en los partidos anteriores. En cuanto a sus amenazas ofensivas, Suiza debe explotar sus carriles, donde además de Mbabu tiene a un Steven Zuber que se marcó un partidazo ante Turquía, llegando al área rival con frecuencia, apuntándose tres asistencias de gol y mejorando, por mucho, la actuación de Ricardo Rodríguez -que se ha mudado al trío de centrales- en las dos jornadas anteriores en esa posición. Por dentro se ofrecerán Shaqiri, que es el jugador más resolutivo y que más se crece cuando se enfunda la camiseta de la selección, y Breel Embolo, que ha demostrado en la fase de grupos que es un jugador autosuficiente y que puede poner en problemas a las defensas rivales partiendo a gran distancia de la meta rival. Los de Petković tienen sus argumentos y tratarán de aprovecharlos ante Francia, a la que jamás han ganado en partido oficial: hasta la fecha, la selección gala ha ganado dos partidos y los otros cuatro terminaron en empate. El partido se juega ante unos 13.000 espectadores en el Arena Nationala de Bucarest, que habilita un 25% de su aforo.

Francia-Suiza (21:00), alineaciones probables

SUI vs FRA - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Deja un comentario

*