Hungría-Portugal: el recuerdo de aquel 3-3

Cristiano Ronaldo lleva ya dos goles en la competición
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd

Portugal pudo quedar eliminada de su Eurocopa triunfal en la última jornada de la fase de grupos cuando empató contra Hungría tras ir por detrás en el marcador en tres ocasiones. Aunque la realidad es que ese día empezó a ganarla. El desbarajuste defensivo vivido ante los magiares llevó a Fernando Santos a modificar la estructura de su equipo, y a partir del siguiente encuentro instaló en el once inicial a Adrien Silva para que estuviera encima del jugador más creativo del adversario. Una decisión de peso: Adrien no había disputado ni un solo minuto en los tres partidos de la liguilla, y sin embargo secó a Luka Modric en octavos de final. Ya no se bajaría de las alineaciones, y su desempeño se convertiría en la piedra angular de la transformación lusa.

Para Hungría, aquel partido, pese a que se le escapara la victoria, también es un recuerdo feliz. Supuso superar una fase de grupos en una gran cita por primera vez desde el Mundial del 66 (en la Eurocopa del 72 acabó cuarta, pero la fase final consistía sólo de las semifinales y la final). Los dos héroes de aquella tarde ya no forman parte del combinado nacional. Zoltan Gera está retirado, y Balázs Dzsudzsák ha regresado al Debrecen y acaba de ayudarlo a ascender de nuevo a primera división. También ha cambiado el seleccionador: Bernd Storck se marchó y ahora el cargo lo ocupa el italiano Marco Rossi, que en Hungría tiene cierto cartel ya que lideró al Honvéd hacia el campeonato de liga de 2017. La convocatoria parece incluso más modesta que hace cinco años -especialmente desde que se cayó por lesión Dominik Szoboszlai-, por lo que repetir la heroicidad de pasar ronda, teniendo en cuenta además la dificultad del grupo, se considera un objetivo casi imposible.

Adam Nagy, que ahora juega en el Bristol City, es uno de los miembros de la Hungría de 2016 que repite en esta Eurocopa. (Foto: Jeremy Landey/Focus Images Ltd).
Adam Nagy, que ahora juega en el Bristol City, es uno de los miembros de la Hungría de 2016 que repite en esta Eurocopa. (Foto: Jeremy Landey/Focus Images Ltd).

Aquel 3-3 constituyó también la gran tarde de Cristiano Ronaldo durante la Eurocopa 2016: rescató a su equipo de una situación límite con dos golazos (uno de tacón y otro con un portentoso cabezazo muy característico) y una asistencia. Ahora, cinco años después, el de Madeira ya tiene 36, y sin embargo seguirá liderando el ataque luso sin discusión -ni el temporadón de André Silva en el Eintracht ha podido abrir un debate sobre la posición de número nueve-. Tendrá mejores asistentes que entonces: sin ir más lejos, los tres presumibles titulares en tres cuartos de campo, Bruno Fernandes, Bernardo Silva y Diogo Jota, no estuvieron en la cita de Francia. Fernando Santos dispone pues de más y mejores alternativas en la generación de fútbol ofensivo: Portugal parece más fuerte que cuando levantó el trofeo, pero el terrible grupo en el que ha quedado encuadrada le planteará grandes exigencias desde el inicio. Para no llegar con un exceso de presión a los duelos frente a Alemania y Francia, es indispensable que no se le escape el triunfo contra los húngaros. Cualquier otro resultado sería un sorpresón y la situaría al borde del precipicio.

Hungría-Portugal, Budapest, martes 15 de junio, 18:00. Alineaciones probables:

Hungria vs Portugal - Football tactics and formations

Related posts

1 comments

Genera dudas el mediocampo defensivo de Portugal con Danilo y Wiliam. El rol del Betico como protector de la posesión y conector con los de 4 arriba será clave para los lusos. A ver como llega…

Responder a Tiago Cancelar respuesta

*