Inglaterra-Dinamarca: Wembley quiere seguir entonando el “It’s coming home”

England Manager Gareth Southgate gets emotional as he waves and says thanks to the travelling England fans at the end of the 2018 FIFA World Cup Semi Final match at Luzhniki Stadium, Moscow
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
11/07/2018

Tras la victoria de Italia por penaltis ante España, ahora llega el turno de la otra semifinal, disputada también en Wembley por Inglaterra, la anfitriona de facto de la competición, y Dinamarca, que está siendo la gran sorpresa de esta Eurocopa y que ha llegado hasta aquí después de eliminar a Gales y República Checa en las eliminatorias. Aunque la entidad de cada uno haga indicar lo contrario, es Dinamarca quien ya sabe lo que es ganar una Eurocopa, habida cuenta de su victoria final en 1992. Y no sólo eso: la selección escandinava es más especialista en el campeonato de Europa, pues esta semifinal es la cuarta de su historia y juega ante una Inglaterra que en esta edición ha alcanzado la penúltima instancia de la competición por tercera vez. Kasper Schmeichel tiró de ironía en la rueda de prensa previa: cuando le preguntaron qué le evocaba la famosa frase “it’s coming home”, él respondió “¿Alguna vez ha estado en casa? Nunca han ganado esta competición”.

Jadon Sancho se estrenó como titular en esta Eurocopa ante Dinamarca. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd
Jadon Sancho debería repetir en el once tras su debut como titular ante Ucrania. Foto: Focus Images Ltd

Inglaterra viene de aplastar a Ucrania en Roma, en el único partido que los Three Lions van a disputar fuera de Wembley en esta Eurocopa. Con el retorno al 4-2-3-1, en el que Jadon Sancho por fin fue titular y en el que Mason Mount regresó al once tras su cuarentena por el covid, los de Gareth Southgate destrozaron a los de Shevchenko gracias a su mejor comienzo en ambas partes y su dominio del balón parado, en el que Ucrania nunca pudo rivalizar con los ingleses. Maguire y Kane mojaron gracias a acciones de estrategia, pero es de esperar que hoy no sea tan sencillo para Inglaterra, frente a una selección danesa con muchos centímetros y especialista en defender el área gracias al trío Christensen-Kjaer-Vestergaard. Si algo llama la atención de Inglaterra es que ha llegado a semifinales sin encajar un solo gol (primera selección en conseguirlo en un gran torneo desde Italia en el Mundial 1990), algo que se explica no sólo por la fuerza de sus centrales, sino también por el buen trabajo colectivo del equipo, encarnado especialmente en el doble pivote que forman Rice y Phillips. Ambos jugadores trabajan muy bien defensivamente y son un auténtico acordeón cuando el rival está atacando. Habrá que ver si Southgate añade a un tercer centrocampista como Henderson para reforzar la medular o si mantiene el planteamiento ya mostrado ante Ucrania. Además, Harry Kane está comenzando a reencontrarse en el momento justo, pues ya lleva tres goles en el torneo y todos ellos han llegado a partir de octavos de final. Da la sensación de que, ante la competitividad del equipo y su localía en esta Eurocopa, la afición inglesa está más crecida que nunca, pero Southgate quiso dejar claro en la sala de prensa que “Inglaterra no tiene tan buen historial como queremos creer, pretendemos seguir rompiendo barreras”. 

Pierre-Emile Hojbjerg está siendo uno de los mejores centrocampistas de la Eurocopa. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd
Pierre-Emile Højbjerg está siendo clave para Kasper Hjulmand. Foto: Focus Images Ltd

Ante Inglaterra estará una selección danesa que continúa maravillando al público futbolístico, viendo el gran funcionamiento del equipo y enseñando una entereza impresionante tras el episodio de Christian Eriksen. El cuadro de Kasper Hjulmand superó a la República Checa en cuartos de final con un gol de Thomas Delaney y un tanto de Kasper Dolberg tras un centro brutal de exterior de Joakim Mæhle, una de las mayores revelaciones de esta Eurocopa. Sus constantes subidas y su producción ofensiva están siendo una enorme aportación para Dinamarca, de la que también se puede explicar su éxito gracias al trabajo de su doble pivote: lo forman el propio Delaney, que tiene buena llegada y disparo desde la frontal y que entiende bien el juego, y Pierre-Emile Højbjerg, que está haciendo una Eurocopa inconmensurable gracias a su dominio de ambas fases, pues juega con mucha claridad cuando toca atacar y generar transiciones y es realmente difícil de sobrepasar en la fase defensiva. El toque de magia lo pone Mikkel Damsgaard, que no aparece mucho pero que supone una gran amenaza por su disparo desde la frontal del área. Sonará contradictorio después de haber marcado 10 goles en los últimos tres partidos, pero el parámetro que genera más dudas en los daneses es su capacidad goleadora, pues Kasper Dolberg y Martin Braithwaite no son killers que garanticen enchufar la primera que les caiga, si bien el ex del Ajax lleva tres goles en los últimos dos partidos. El duelo se jugará en Wembley ante 60.000 personas, con las ya conocidas restricciones de viaje para quienes vengan desde fuera del Reino Unido, por lo que la atmósfera será claramente favorable a los Three Lions.

DEN vs ENG - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Deja un comentario

*