Inglaterra-Escocia: un derbi británico en la EURO veinticinco años después

England Manager Gareth Southgate gets emotional as he waves and says thanks to the travelling England fans at the end of the 2018 FIFA World Cup Semi Final match at Luzhniki Stadium, Moscow
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
11/07/2018

El 15 de junio de 1996, Wembley acogía un duelo histórico entre Inglaterra y Escocia, pues era el primero que disputaban las dos selecciones británicas en la fase final de un gran torneo y, además, se jugaba en suelo inglés. Por aquel entonces, Inglaterra estaba volcadísima con su Eurocopa y comenzaba a entonar el Football’s Coming Home, Wembley se caracterizaba por sus míticas torres en la entrada principal, Gareth Southgate era el mediocentro titular de Inglaterra, Escocia venía de jugar la última Eurocopa y cinco de los seis Mundiales anteriores y un Paul Gascoigne teñido de rubio iba a resolver el partido con su mítico golazo celebrado “en la silla del dentista”. Hoy, veinticinco años y tres días después, ingleses y escoceses vuelven a reunirse, con una Inglaterra que no es anfitriona de la EURO pero casi, en un Wembley reconstruido de arriba a abajo sin la mística del antiguo, con Gareth Southgate de seleccionador inglés, con Escocia disputando su primer gran torneo de selecciones tras 23 años y con Phil Foden imitando el peinado de Gascoigne en esa EURO 1996. Es un derbi realmente especial, tanto por la cuestión política como por la cuestión futbolística, pues Inglaterra y Escocia representaron escuelas y estilos de practicar el juego radicalmente opuestos en el inicio de los tiempos. Y, por encima de todo, hoy va a haber mucho en juego: Inglaterra sellaría la clasificación con una victoria, mientras que Escocia necesita vencer para seguir viva en el torneo. 

Sterling resolvió el primer partido ante Croacia. Foto: Focus Images Ltd
Sterling resolvió el primer partido ante Croacia. Foto: Focus Images Ltd

Inglaterra debutó con victoria ante Croacia, en un duelo en que Gareth Southgate tomó decisiones llamativas: se decidió por Trippier como titular en el lateral izquierdo, dejando en el banquillo a Luke Shaw y a Ben Chilwell sin convocar. Tampoco estuvo entre los 23 citados para el partido Jadon Sancho, llamado a ser una de las estrellas de Inglaterra en el torneo. Fue un partido con protagonismo para los centrocampistas, pues Kalvin Phillips brilló con luz propia en su debut en un gran torneo, demostrando lo completo que es y creando la acción del gol inglés, anotado por Raheem Sterling. Otro centrocampista que generó muchos titulares en Inglaterra fue Jude Bellingham, que se convirtió en el jugador más joven de la historia en disputar una Eurocopa y al cual Southgate sacó, a pesar de su inexperiencia, para controlar el partido ante toda una subcampeona del mundo. De cara a este partido, la historia con los laterales puede ser diferente, pues parece que Reece James y Luke Shaw van a ser los titulares. Harry Maguire se perdió el primer partido y parece listo para disputar el de hoy, pero se espera que Southgate mantenga a un Tyrone Mings fiable en la primera fecha. 

La entrada de Che Adams le vino muy bien a Escocia ante los checos. Foto: Focus Images Ltd
La entrada de Che Adams le vino muy bien a Escocia ante los checos. Foto: Focus Images Ltd

Escocia viene de perder en Hampden Park ante República Checa, en un encuentro en que hizo méritos para ganar y terminó perdiendo por 0-2, con una actuación estelar de Patrik Schick, que primero remató de cabeza un centro de Coufal y que después marcó un gol antológico desde el centro del campo. El equipo de Steve Clarke, además de fallar muchas ocasiones, se vio condicionado por la ausencia de Tierney en defensa (hoy regresará al once) y tuvo poco punch en ataque hasta que entró Che Adams, al que también se espera como titular. Otro cambio que podría producirse en la formación escocesa es la entrada de James Forrest en el carril derecho, que podría darle un plus ofensivo al equipo entrando en lugar de O’Donnell. Escocia demostró ser un buen equipo ante República Checa, con un centro del campo fuerte y compensado, una defensa sólida y un Andy Robertson que no paró de generar por la banda izquierda, echándose el equipo a la espalda y sacando repertorio de recursos cada vez que llegaba arriba. Escocia se la juega en un derbi y se espera que 2.600 aficionados de los 22.000 presentes en Wembley sean escoceses. 

Inglaterra-Escocia (21:00), alineaciones probables

SCO vs ENG - Football tactics and formations

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Deja un comentario

*