Italia-España: un clásico por un lugar en la final

Wembley

La historia sirve para recordarnos que los Italia-España que se han disputado en grandes torneos de selecciones han sido partidos para el recuerdo, con imágenes que han quedado grabadas en la memoria de todos los aficionados al fútbol: desde el duelo de cuartos de final del Mundial 94 con Luis Enrique recibiendo el codazo de Tassotti hasta la goleada de España en la final de la Eurocopa 2012, pasando por los penaltis de Viena que rompieron la barrera psicológica que tenía la selección con los cuartos de final o la puntilla que la Italia de Conte le dio al ciclo Del Bosque en Saint-Denis. Teniendo en cuenta que son unas semifinales de Eurocopa que se juegan en Wembley, que Italia ha sido la mejor selección del torneo hasta el momento y que España ha llegado hasta aquí con la épica por bandera y de forma totalmente inesperada, el partido tiene todos los condimentos para quedar igual de guardado (o más) en la retina de los amantes del fútbol. 

Luis Enrique sigue probando cosas nuevas dentro de la pizarra táctica. Foto: Luis Tato/Focus Images Ltd
A pesar de las dudas y las críticas hacia Luis Enrique, España está a un paso de la final. Foto: Focus Images Ltd

España se presenta en la semifinal tras otro encuentro que supuso un enorme desgaste, pues tuvo que llegar a los penaltis para apear a Suiza, que se vino abajo en el tiempo extra tras la expulsión de Freuler y terminó deshaciéndose como un azucarillo en cuanto hubo que definir desde los 11 metros. Los de Luis Enrique merecieron ganar antes de la tanda, especialmente con el paso hacia delante que dio el equipo en la prórroga, con Busquets como figura clave: sus recuperaciones en campo rival permitieron a España reiniciar rápidamente el juego y ganar la posesión muy arriba, pudiendo encontrar directamente a los hombres de ataque y acercando a España a un gol que no llegó. Dicho esto, mientras la Roja jugó contra once, Suiza le hizo partido y no fue capaz de imponer su dominio ante una selección que le generó mucho peligro por los costados (especialmente por el derecho) y que, si bien no marcó en una jugada de estrategia, fue siempre muy superior en estas acciones, rematando con facilidad en la mayoría de ocasiones. Pablo Sarabia está lesionado y será la única baja de España, lo que permitirá presumiblemente a Dani Olmo regresar al once. En otras posiciones no se esperan demasiados cambios, si bien Eric Garcia podría formar pareja de centrales con Laporte tras otro flojo partido de Pau Torres. 

Sergio Busquets está siendo muy importante en el centro del campo de España. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd
A cada partido que pasa, Busquets es más relevante en España. Foto: Focus Images Ltd

En el centro del campo no parece que vaya a haber permutas, si bien la presencia de Marcos Llorente podría darle al equipo un mayor recorrido para defender y atacar que el que ofrece Koke, pero también es cierto que le restaría control a España en un partido en que la principal duda es quién tendrá la posesión de balón. Por defecto, los rivales que se enfrentan a España prefieren echarse atrás y obligar al equipo de Luis Enrique a combinar ante contextos de pocos espacios, aunque ello no ha reducido la capacidad de generar oportunidades por parte de la selección, porque con el equipo siempre arriba, España está bien situada para ejercer la presión tras pérdida, una de las mayores virtudes del equipo durante el torneo. Álvaro Morata suele liderar esa presión, y además de ello, se le reclamará que esté acertado en los apoyos y que marque la que le caiga, batiéndose en duelo ante una pareja de centrales que conoce perfectamente: Bonucci y Chiellini, compañeros suyos en la Juventus. Con el propio Morata, Olmo o Ferran, España también estará capacitada para lanzar buenas transiciones. 

Lorenzo Insigne of Italy and Stefan Lainer of Austria during the UEFA Euro 2020 last 16 match at Wembley Stadium, London Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 26/06/2021
Lorenzo Insigne está tirando del carro en Italia. Foto: Focus Images Ltd.

Es conocida la ausencia de Spinazzola en Italia tras haberse roto el tendón de Aquiles, una baja durísima: su energía y su capacidad para ocupar toda la banda izquierda, siendo sólido defensivamente y compensando con sus subidas las conducciones hacia dentro de Insigne eran claves en el buen rendimiento del equipo. No parece que Mancini vaya a hacer grandes cambios estructurales para compensar esa ausencia, así que Émerson Palmieri -que este curso sólo ha jugado 790 minutos con el Chelsea, menos de nueve partidos completos- tiene todas las papeletas para reemplazarle. Viendo el descaro que está enseñando Ferran Torres en esta Eurocopa, no cabe duda de que su presencia será necesaria para retar a Émerson, que no es un gran defensor. Ahí, Italia deberá estar muy concentrada para poder brindarle buenas ayudas defensivas. La Nazionale ha sido muy fiable en casi todos los partidos de la Eurocopa, y cuenta con un centro del campo con capacidad para dominar (Jorginho dando salida, Verratti dirigiendo el juego y Barella mordiendo y llegando), dos centrales veteranos como Chiellini y Bonucci que defienden su área como jabatos y un Gigio Donnarumma que viene de firmar un partidazo ante Bélgica. Italia, además, puede amenazar con dos puñales como Chiesa e Insigne, que están muy inspirados y son pura competitividad. No es tan así para Ciro Immobile, que no está fino ni en el juego combinativo ni especialmente inspirado de cara a gol, pero repetirá titularidad a pesar de ello. El duelo se jugará en Wembley, donde arrancó en 2018 la etapa de Luis Enrique con España y con 60.000 personas en la grada, dándole un aspecto de partido enorme y cada vez más parecido al fútbol prepandémico. Esos 60.000 hinchas, a excepción de los 2.500 VIP autorizados por el gobierno británico, deberán ser residentes en el Reino Unido por las restricciones vigentes, lo cual explica que la RFEF haya pedido a los españoles que viven allí que vayan a Wembley a ver el partido. Los que vayan seguro que vivirán emociones fuertes.

ESP vs ITA - Football tactics and formations

Foto de portada: MarcadorInt

1 comments

Habiendo crecido en otro país, siempre me ha parecido curioso el impacto del caso del codazo de Tassoti en la cultura futbolística española, tanto que se sigue hablando de ello casi 30 años después.

Y no creo que sea porque se perdió (un partido que Italia con su equipazo iba ganando y jugaba mejor) ya que hubo una reacción muy similar años después con la patada de De Jong a Xabi Alonso en un partido que al final España ganó y se proclamó campeona.

Se viene un partidazo esa noche. La baja de Spinazzola es muy sensible, principalmente si juega Marcos Llorente por aquel sector.

Responder a Eduardo Cancelar respuesta

*