Italia-Inglaterra: llegó la gran final de la Eurocopa

General view of the trophy on display pictured ahead of the UEFA EURO 2016 Final Draw at Palais des Congres, Paris
Picture by Focus Images/Focus Images Ltd 07814 482222
12/12/2015

La selección azzurra y los Three Lions saben lo que es ganar la Copa del Mundo, pero su historial en la Eurocopa es de bastante menor consideración. Italia sólo ha ganado una, en 1968 y ante su público, mientras que Inglaterra no sabía hasta este año ni siquiera lo que era llegar hasta la final. En esta Eurocopa en la que ha sido prácticamente anfitrión, Inglaterra ha sabido soportar la presión gracias a un Gareth Southgate que ha tenido las ideas claras, a una generación de futbolistas privilegiada y gracias también a que los detalles le han acompañado en ciertos momentos: sólo hay que pensar en la oportunidad fallada de Thomas Müller ante Pickford con 1-0 en octavos de final o en el penalti que dio lugar al 2-1 ante Dinamarca, por poner dos claros ejemplos. Por parte de Italia, un técnico que ha sabido reinventarse, el hambre propia de una selección grande que viene de pegarse un golpe descomunal y el hecho de ser un equipo que funciona bajo diferentes contextos y que sabe resistir los peores momentos son algunas de las claves que explican que la azzurra haya llegado a la final. 

Harry Kane celebrates with his team mates after the UEFA Euro 2020 Semi Final match at Wembley Stadium, London Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 07/07/2021
Gracias a otro gol de Harry Kane, Inglaterra pudo celebrar su pase a la final de la Eurocopa. Foto: Focus Images Ltd.

Gareth Southgate se ha convertido en uno de los entrenadores más difíciles de interpretar de esta Eurocopa, habida cuenta de sus modificaciones y sus decisiones antes de cada partido. Dicho esto, llegados al día de la final ya se puede decir que tiene un bloque bastante asentado y una idea clara de cómo ubicar al equipo en salida, siempre dejando a tres atrás gracias a la presencia de Kyle Walker como teórico lateral: el hombre del City no suele prodigarse en ataque y en el inicio del juego es un central más, así que es la tercera pata que permite el equilibrio en la zona trasera, aprovechando además su tremenda velocidad para realizar correcciones. Parece que la única duda reside en si jugará Bukayo Saka o si, por lo contrario, podrían asumir su lugar Jadon Sancho, Jack Grealish o incluso Kieran Trippier, que propiciaría el cambio de sistema al 5-3-2, como se vio ya ante Alemania. Phil Foden sufrió un pequeño golpe que le impidió entrenar normalmente en el día de ayer, pero se espera que esté disponible para la final. A Southgate, amante del orden al cual le avala la cifra de goles recibidos hasta hoy (sólo 1 en 6 partidos), le puede convencer la opción Saka, por unir a su habilidad y su descaro un gran trabajo defensivo, aunque la opción Sancho seguro que le permitiría agredir de forma constante a Émerson Palmieri, el reemplazante del lesionado Spinazzola y el elemento más débil de la zaga italiana. Será interesante ver si Inglaterra empareja centrocampistas, ubicándolos en 4-3-3 como contra Dinamarca (o en 5-3-2 si finalmente mete a un defensor más) o si termina colocándose en 4-2-3-1, aspecto importante por las apariciones de Insigne en el carril central o la presencia de interiores como Barella y Verratti, que pueden agredir desde esa zona. 

Federico Chiesa of Italy celebrates scoring their first goal during the UEFA Euro 2020 last 16 match at Wembley Stadium, London Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 26/06/2021
Chiesa es uno de los jugadores italianos destinados a resolver el partido. Foto: Focus Images Ltd.

Es un partido equilibradísimo y de pronóstico incierto, aunque quizá cabe esperar que Italia tenga algo más la pelota, que aproveche para presionar arriba y que Inglaterra se sirva de este contexto para poder correr con espacios. Dicho esto, no debería ser así inequívocamente durante los 90 minutos, porque Inglaterra tendrá momentos de posesión en los que Italia tampoco se sentirá extraña defendiendo, pues sus centrales también agradecerán no tener que defender a campo abierto y porque de esta forma podrá controlar mejor que no se le aparezcan jugadores rivales en zonas intermedias, algo que realmente le hizo mucho daño ante España, con Dani Olmo generando problemas una y otra vez al bloque italiano. Cabe esperar que Harry Kane ejerza un rol similar, habida cuenta de su tendencia a alejarse de los centrales y bajar a recibir para generar juego. Kane es uno de los nombres clave de Inglaterra, con sus cuatro goles en la Eurocopa y habiéndose enchufado a partir de las eliminatorias, siendo el partido ante Dinamarca el mejor que ha disputado hasta el momento en el torneo. También viene Sterling de una actuación portentosa ante Dinamarca, dando una exhibición de regate, velocidad y condición física casi sin parangón. Inglaterra, por tanto, cuenta con individualidades muy potentes que le pueden ayudar a resolver el partido. En ese sentido, Italia espera que Federico Chiesa demuestre de nuevo su vena más competitiva (interesante ese duelo ante Luke Shaw), que Insigne dé muestras de su genialidad o que Ciro Immbile coja en un renuncio a los centrales ingleses y pueda correr a campo abierto, si bien Walker ayuda muchas veces a corregir esas situaciones. 

England fans celebrate after Harry Kane scores during the UEFA Euro 2020 Semi Final match at Wembley Stadium, London Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 07/07/2021
Is it coming home? Foto: Focus Images Ltd.

Hay infinidad de aspectos a observar en este partido, en el que dos grandes naciones van a batirse en duelo por un título europeo. En un Wembley que ha ido aumentando su límite de aforo con el paso de los partidos, hoy verán la final unos 68.000 aficionados, lo que permite el 75% de butacas habilitadas en el templo del fútbol inglés. Si gana Inglaterra, la fiesta será tal que la petición en la web del Parlamento británico de que mañana sea Bank Holiday estaría justificada… aunque no parece que Boris Johnson lo vaya a aprobar a pesar de que más de 300.000 personas la hayan firmado. Italia e Inglaterra se han enfrentado 27 veces a lo largo de la historia y cuatro de ellas han sido en Mundial o Eurocopa, con Italia saliendo siempre victoriosa. Quién sabe si el destino puede cambiar en una final y ante 60.000 fervorosos ingleses…

ENG vs ITA - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

2 comments

Inglaterra le daría a Raúl Fuentes su primer título como tipster.
Gran análisis, esperemos que el partido no sea tan defensivo como se vaticina.

Deja un comentario

*