A Italia le cuesta, pero llega a cuartos

Picture by Andrew Tobin/Focus Images Ltd. 07710 761829.. 28/8/11. Roberto Mancini, manager of Manchester City looks on before the start of the Barclays Premier League match between Tottenham Hotspur and Manchester City at White Hart Lane stadium, London.

De récord. Roberto Mancini acumula 31 partidos seguidos sin perder en el banquillo azzurro, superando la hazaña de Vittorio Pozzo, el seleccionador que conquistó los Mundiales de 1934 y 1938. El actual director técnico de Italia dijo en la previa que sí, que el récord es muy bonito, pero que todavía no ha ganado ningún título con su país. Quizá no esté lejos de lograrlo. En los octavos de final de la EURO 2020, su equipo se impuso a Austria, aunque con apuros. Necesitaron la prórroga para superar a un equipo mucho más competente de lo augurado. El combinado de Franco Foda no dio su brazo a torcer ni cuando iba dos goles por debajo en el tiempo extra. No en vano, era su primera participación en la fase eliminatoria de una Eurocopa. Nada que perder y mucho por ganar.

Italia 2 (Chiesa 95’, Pessina 105’)
Austria
1 (Kalajdzic 114’)
Italia vs Austria - Football tactics and formations

Contenido relacionado: Los Patreonistas de MI tendrán todos los días un podcast exclusivo sobre la Eurocopa 2020

Italia estuvo intensa, como viene haciendo todo el torneo, ya desde el momento en el que sonaron los himnos nacionales. Inició el juego presionando arriba, con tres delanteros moviéndose con velocidad entre líneas. Los azzurri saltaron el césped con la intención de instalarse en terreno rival. Austria rebajó su ímpetu enseñando los dientes. Especialmente a través de Marko Arnautović, dispuesto a pelearse con quien fuera por una buena opción de remate. Tardó 90 segundos en ver la amarilla el ex del West Ham. Pero a los de Mancini les da todo igual. Recuerdan a un crío al que le acaban de levantar un castigo a cambio de hacer unos recados. Lo que haga falta. Corriendo a todos lados para cumplir con el deber, y especialmente luego, ya en el parque con la pelota. Sin un segundo que perder. Da lo mismo, en Roma o en Londres. Lorenzo Insigne y Nicolò Barella avisaron en sendos contraataques. A la media hora, Ciro Immobile tuvo tiempo para recibir y girarse en el balcón del área. Antes de que saltase la alarma en la zaga austriaca, el delantero estaba llevándose las manos a la cabeza. Su disparo lo había escupido la cruceta.

Olían el gol los italianos, pero no lo encontraban. Ni con las apariciones de Leonardo Spinazzola, que se adueñó de la banda izquierda. Enseñó las uñas Austria en el inicio del segundo acto. David Alaba gozó de una ocasión para dar la sorpresa, pero su libre directo desde la frontal salió ligeramente alto. Con Arnautović enfrentándose al mundo nuevamente. Aguerrido y capaz, con la fuerza y la calidad para aguantar el balón a la espera de refuerzos, o de jugársela él mismo. En una acción a balón parado creyó haberse convertido en el primer jugador en marcarle un gol a Italia en doce partidos. Sin embargo, tenía un pie por delante de la defensa cuando Alaba le asistió con un cabezazo. Tras unos momentos de deliberación, Anthony Taylor lo anuló a petición del VAR. De repente, el crío que estaba desesperado por bajar al parque veía que se le hacía tarde y todavía no había cumplido con lo que se esperaba de él.

Los de Franco Foda empezaron a creérselo, a Roberto Mancini le entraron las dudas. Se sucedieron los cambios, pero no apareció héroe que salvara la noche. No durante el tiempo reglamentario. No hasta la prórroga al menos. A los cinco minutos del tiempo extra, Federico Chiesa, uno de los jugadores que salió del banquillo, abrió el marcador. Spinazzola lo encontró en el segundo palo con un envío preciso. Después de controlar el balón con dos toques, el de la Juventus sacó un zurdazo desde cerca para abrir el marcador. Por fin. No lo creerán, pero es el primer gol de Italia en una prórroga en una Eurocopa. Sin nada que perder, Austria envió hombres al frente. Foda cambió a Arnautovic por Sasa Kalajdzic. Después de todo el trabajo, cuando más cerca parecía estar Austria de dar la sorpresa, recibió el golpe. Matteo Pessina asestó otro más al borde del descanso, ya con su rival volcado en campo contrario.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Pese al varapalo, los austriacos no bajaron los brazos. Pelearon hasta el final y encontraron consolación con el gol de Kaladzi en el minuto 114. Se lanzó con todo para cabecear un balón a tres palmos del suelo y meterlo por el primer palo. A Donnarumma se le había olvidado lo que era encajar un gol. No dejaron de buscar el empate hasta el pitido final, poniendo en apuros a Italia. Por los pelos, sí. Pero los azzurros estarán en los cuartos de final. Jugarán el viernes en Munich contra el ganador del Bélgica – Portugal.

Foto de portada:  Andrew Tobin/Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Me gustó muchísimo Austria. Equipo bien trabajado lleno de jugadores más que contrastados en Bundesliga.

Italia va muy en serio. Apetece mucho los cuartos contra Belgica o Portugal, será un partidazo.

Deja un comentario

*