La mecánica naranja amarga el último baile de Pandev

Netherlands fans with a sole young England fan (right) await the arrival of the team coaches pictured ahead of the UEFA Women's Euros 2017 Semi-final match at De Grolsch Veste, Enschede
Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222
03/08/2017

El tridente formado por Depay, Malen y Wijnaldum, autor de un doblete, arrolló a una digna Macedonia del Norte en la despedida de su leyenda: Goran Pandev. Formando una vertiginosa sociedad con el delantero del PSV, el nuevo jugador del Barça se exhibió al participar en los tres goles de una imponente Países Bajos, que firmó pleno reforzando su candidatura a aspirante.

Macedonia del Norte 0

Países Bajos 3 (Depay 24’, Wijnaldum 51’ y 58′)

Macedonia del Norte vs Paises Bajos - Football tactics and formations

Trajkovski y Tričkovski fueron las únicas piezas que introdujo Igor Angelovski en un dibujo con mayor tendencia ofensiva. Sin nada que perder, se soltó el pelo. A diferencia de lo que podía esperarse, por la clasificación ya asegurada, solo Gravenberch y Malen oxigenaron la formación neerlandesa. Frank de Boer mantuvo la columna vertebral, un arma de doble filo: minimizando cualquier atisbo de exceso de confianza, pero a su vez, aumentando el riesgo de lesión de algunos futbolistas con alta carga de minutos en las piernas.

Sin una posesión muy acelerada, Países Bajos cogió el timón provocando la basculación de su rival. La primera fue para Gravenberch desde la lejanía, pero fue Tričkovski quiso dar la sorpresa, transitando a la espalda de Blind para marcar un gol anulado por ligero fuera de juego. Los tulipanes perdían algo de control tratando de aumentar el ritmo, aunque no evitaba que el digno combinado normacedonio creyera pacientemente: Trajkovski estrelló su disparo en la madera tras una pared con el incombustible Pandev.

Depay, voluntarioso pero impreciso, agarraba protagonismo forjando una endiablada sociedad con Malen. Flotando entre los centrales, y a la espalda de los mediocentros, se inventaron un gol mayúsculo para romper la igualdad en el marcador. El nuevo jugador del Barça atinó para elaborar y concretar. Pocas dudas de su talento. Sin embargo, las cosas que Depay hace en Lyon y en los Países Bajos tienen nombre y apellido en el bando azulgrana de la Ciudad Condal. Palabras mayores.

Los aficionados de Macedonia pudieron celebrar el primer gol de su país en una fase final. Foto: Mike Griffiths/Focus Images.
Pese a la derrota, los aficionados normacedonios pudieron despedir a un icono del fútbol de su país: Goran Pandev. Foto: Mike Griffiths/Focus Images.

Esto no amilanó al combinado balcánico, lejos de sentirse sometido. El honor estaba más que aprobado en su despedida. Quisieron morir matando, hasta que el resultado y las fuerzas se lo permitieron. Plantó cara a una imponente Países Bajos, pero su disposición tan abierta convertía cualquier robo neerlandés en una potencial ocasión. Con Malen atacando espacios, demostrando un mejor entendimiento con Depay, presentando candidatura para arrebatarle la titularidad a Weghorst. Su aceleración en los primeros metros marcó diferencias, combinando la velocidad con la pausa en la interpretación del juego.

La mecánica de la oranje empezaba a hacer mella, el segundo tanto estaba al caer tras un remate imperial de De Ligt que Tričkovski evitó sobre la línea. Memphis arrojó luz sobre Wijnaldum, un llegador indetectable que encontró el premio por partida doble: liderar el ránking de goleadores con su 25º gol con la selección. Esto acabó de liquidar el ánimo normacedonio, sentenciando el partido. Mientras, el público local presenciaba otra sociedad ilimitada. Era momento de seguir dando aire, cuando mejor se lo pasaban Malen y Depay fueron reemplazados por empacho. Hubo momento para el debut absoluto de Cody Malen, en sustitución del omnipresente Frenkie de Jong.

Macedonia del Norte no renunció a nada pese a verse eliminada antes de empezar. Incluso vio como le anularon dos goles por fuera de juego. Debía competir en el último servicio de su leyenda. El veterano Goran Pandev se retiró del terreno de juego en el minuto 68 en su último partido a nivel internacional. Fue despedido con honores. Ovacionado por el público, los jugadores rivales y por sus compañeros, que le brindaron pasillo. El último baile de todo un icono del fútbol de selecciones, con 122 internacionalidades a sus espaldas, se vio eclipsado por el rodillo neerlandés.

 

 Foto portada: Kristian Kane/Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*