Las carencias de Inglaterra las compensa su ataque

in action during the UEFA Euro 2020  Qualifiers match at the St Mary's Stadium, Southampton
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
10/09/2019fJadon Sancho of England celebrates scoring his side’s 4th goal during the UEFA Euro 2020  Qualifiers match at the St Mary's Stadium, Southampton
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
10/09/2019

“Ayer a las diez y media de la noche lo tenía en mi cuarto suplicándome que hoy le pusiese un gol en bandeja”, confesó Raheem Sterling cuando fue preguntado por su compañero Jadon Sancho después de que Inglaterra venciese por 5-3 a Kosovo. Al final no fue uno sino dos los tantos que le sirvió el joven Sterling al jovencísimo Sancho. “Es un buen chico. Hace cosas que incluso yo cuando tenía su edad no hacía. Es muy profesional. Sigue a rajatabla su preparación, tiene ganas de hacerlo bien y tiene talento. Pero no se apoya únicamente en su habilidad, sino que también trabaja duro en los entrenamientos”.

Sterling habla de Sancho como si fuese su hermano mayor. Bien podría serlo, pues se llevan cinco años. Igual que Sancho, Sterling sabe lo que es despuntar desde una temprana edad. El extremo del Manchester City ya lleva años en la élite. Sin embargo, aunque no hay nada tan relativo como el paso del tiempo, parece mentira que ya se hayan cumplido cinco temporadas de su llegada al City procedente del Liverpool. Desde entonces Sterling ha madurado como futbolista sin perder el desparpajo y el desborde que caracteriza su juego. Su productividad de cara a portería también ha crecido. Atrás quedan los días en los que la prensa se cegaba con los problemas con el gol de Sterling. Con dos grandes partidos ante Bulgaria y Kosovo, en este parón de selecciones Sterling se ha encargado de recordar lo importante que es para su selección. “Sus dos actuaciones han sido de máximo nivel”, expresó Gareth Southgate. “Creo que es prácticamente imparable por su capacidad de saber dónde están los defensores y de esquivar entradas, por su visión y por su deseo de marcar y también de ser generoso”.

Raheem Sterling ha asistido o marcado en 5 de los 9 goles que ha marcado Inglaterra en este parón de selecciones. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.
Raheem Sterling ha asistido 4 y anotado 2 de los 9 goles que ha marcado Inglaterra en este parón de selecciones. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.

Sancho tiene en Sterling un modelo a seguir. Pero el extremo de 19 años ya ha tomado decisiones que han definido su propio camino. Hace dos años decidió dejar el City por el Borussia Dortmund con el fin de ganar más protagonismo. Y así ha sido. Sancho se ha convertido en una de las estrellas de la Bundesliga y ahora poco a poco va ganando peso con la selección. Ante Kosovo jugó un gran encuentro en el que anotó sus dos primeros goles con la absoluta. Abandonar el City le permitió dar un salto que quizás en la Premier League hubiese sido más progresivo. Southgate sugirió el otro día que por el hecho de jugar en Alemania su gran estado de forma puede que pase desapercibido en Inglaterra. Imposible después de sus recientes apariciones con los Three Lions.

El desequilibrio de Sterling por un costado y de Sancho por el otro no podría tener un mejor socio que Harry Kane. El capitán de Inglaterra y delantero del Tottenham marcó un gol ante Kosovo a pase de Sterling y ya había anotado tres frente a Bulgaria, aunque dos de ellos de penalti. En ese primer partido, Marcus Rashford fue el elegido en el once titular en lugar de Sancho. El futbolista del Manchester United jugó bien, pero la aparición de Sancho ante Kosovo le complica el puesto en el tridente de ataque.

Jadon Sancho recibió una palmadita en la espalda nada irónica de Gareth Southgate. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.
Jadon Sancho recibió una palmadita en la espalda nada irónica de Gareth Southgate. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.

El mundo no se para cuando juega Inglaterra. Ni siquiera Inglaterra se para cuando juega Inglaterra. La próxima Eurocopa se disputará en doce sedes distintas y Londres será el escenario de las semifinales y la final. Pero hasta que la fase final de la competición no se acerque, el hincha inglés seguirá viviendo sin mayor expectación una cómoda fase de clasificación. Incluso algunos aborrecen estos parones internacionales y esperan impacientes que regrese la rutina de sus respectivos equipos. Con Gareth Southgate volvió la ilusión durante el pasado Mundial de Rusia, pero el juego de la selección inglesa, aunque obtengan buenos resultados en su grupo clasificatorio, no emociona. Salvo por ese pequeño grupo de individuos que están empeñados en darle al equipo toda la salsa que le falta: los atacantes, que en estos dos partidos han marcado nueve goles.

El optimismo que generan los hombres de arriba compensa las dudas que surgen en el resto de líneas. El primer encuentro de este parón ante Bulgaria fue superado sin mayor compromiso, pero el segundo partido ante Kosovo dejó ver la faceta más espesa de los Three Lions. A los treinta segundos, Ross Barkley puso en un compromiso a Michael Keane y el central le regaló el balón a los atacantes kosovares, que no perdonaron. Pudo haber quedado como un incidente aislado, un error anecdótico que como mucho le hubiese quitado el sueño a sus protagonistas. Pero si la apasionada hincha de Kosovo tuvo otros dos momentos de celebración en el partido fue porque la zaga inglesa volvió a regalar goles. Primero el pivote Declan Rice erró un pase que dio lugar a una contra en la que Valon Berisha acabó recibiendo un centro libre de marca dentro del área. El futbolista de la Lazio, que ya había marcado el primer tanto, firmó su doblete. Pocos minutos después, Harry Maguire provocó un penalti torpe que se tradujo en un nuevo gol en contra.

La pareja de centrales de Inglaterra, valorada en más de cien millones de libras (aunque los precios del mercado siempre hay que cogerlos con pinzas), no se podrá permitir fallos de este calibre ante rivales más exigentes. Southgate no le restó peso a los errores, pero se mostró satisfecho con la actuación de su equipo: “Se dieron desafortunados errores individuales en un pobre inicio. Pero me gustó la serenidad que tuvimos para recuperarnos de ese error inicial y nuestro uso del balón durante el primer tiempo fue excelente”.

La defensa de Inglaterra dejó mucho que desear en los tres goles que encajaron. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.
La defensa de Inglaterra dejó mucho que desear en los tres goles que encajaron. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.

El seleccionador estuvo tan conforme con el funcionamiento de su equipo, más allá de las imprecisiones, que se tan solo realizó dos cambios y ambos fueron en la recta final del encuentro. Inglaterra se quedó con las ganas de ver debutar a una de las sensaciones de esta Premier League: James Maddison, centrocampista ofensivo del Leicester City. Quién sí que debutó ante Bulgaria y volvió a tener unos minutos en el segundo partido fue Mason Mount, otra de las revelaciones del campeonato. Para Mount el debut fue más especial si cabe porque jugó junto a su amigo de la infancia Declan Rice, con quien coincidió en la academia del Chelsea. Rice, mediocentro del West Ham de 20 años, los mismos que Mount, contó con la confianza de Southgate en los dos partidos. Cumplió su función con la discreción y solvencia que el rol requiere, pero pagó caro ese error que costó el segundo gol de Kosovo.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Rice es considerado uno de los jugadores más prometedores de Inglaterra y tiene mucho recorrido por delante. De todas formas, quizás todavía necesite más tiempo para ejercer de sostén en la selección. La duda será si Southgate seguirá apostando por él en los momentos clave, como ya hizo ante los Países Bajos en la Nations League, o si alineará a Jordan Henderson junto a otros dos interiores. Ross Barkley no tiene el sitio asegurado. Los ya nombrados Mount y Maddison piden minutos a gritos y tampoco hay que olvidarse de Alex Oxlade-Chamberlain, que no jugó ante Kosovo pero de recuperar su mejor nivel en el Liverpool no sería extraño verle en el once de la selección. También se espera que otros jugadores que han estado lesionados, como Deli Alli o Eric Dier, vuelvan a darle más opciones a Southgate.

Foto de portada: Paul Chesterton/Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Esta selección inglesa tiene jugadores de primer nivel en todo el frente de ataque (Kane, Rashford, Sancho y Sterling) y en los laterales, en especial el flanco diestro (Arnold, Bissaka, Walker y Trippier), pero cojea en el medio y en el centro de la defensa. Se echa de menos un playmaker de campanillas y centrales que complementen a Maguire. La portería la veo bien cubierta, no tienen un top5 ni top10, pero sí buenos porteros.
Eso sí, es destacable la cantidad y calidad de los jugadores que asoman la cabeza desde las sub. Gomes, Hudson Odoi, Foden, Oxford…
En mi opinión, coincidiendo con el comentario anterior, veo muy necesario en este equipo a Winks, es el único interior con el perfil creativo que necesitan. El resto de jugadores del medio es diferente

Deja un comentario

*