Portugal-Francia: el reencuentro

Cristiano Ronaldo of Portugal celebrates victory at the end of the UEFA Nations League Final at Estadio D. Afonso Henrique, Guimaraes
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
09/06/2019

Casi cinco años después del histórico gol de Éder que le dio a Portugal su primera Eurocopa, lusos y galos vuelven a verse las caras en la fase final de un gran torneo de selecciones. El contexto de este partido es totalmente diferente al de aquel encuentro en Saint-Denis, pero también tiene su importancia. Teniendo en cuenta las puntuaciones de Finlandia y Ucrania en los grupos B y C, Portugal sabe que para cumplir el objetivo mínimo de pasar a octavos como una de las mejores terceras le basta incluso con perder por dos goles de diferencia. Un empate o una victoria le permitirían escalar posiciones en función del marcador que consiga Alemania ante Hungría, en un partido en que los de Joachim Löw son claros favoritos. Por su parte, Francia asegura la primera plaza ganando, la mantendría con un empate en caso de que Alemania no ganase y caería una o dos posiciones en caso de perder. 

Portugal Manager Fernando Santos during the UEFA Euro 2016 semi-final match at Stade de Lyons, Lyons Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 06/07/2016
Fernando Santos no presenció una buena actuación de su equipo ante Alemania. Foto: Focus Images Ltd

Portugal llega a un partido de extrema exigencia tras el revolcón que le pegó Alemania en el Allianz Arena el pasado sábado, en una tarde en que Portugal tuvo un tramo de partido en que no sabía ni por dónde le venían. Uno de los indicios que hacen desconfiar un poco más de la selección lusa con respecto a otros momentos es que no fue capaz de defender durante demasiado tiempo el resultado favorable que consiguió gracias al golazo de Cristiano Ronaldo, y eso es algo que les debe hacer reflexionar, teniendo en cuenta que Portugal es una selección que con Fernando Santos siempre ha dominado el arte del cerrojazo en cuanto se ponía por delante. Justo antes del descanso, llegaron dos goles en propia puerta de Rúben Dias y Raphaël Guerreiro, lo que supuso un auténtico punto de inflexión en el partido. Portugal se atascó y mostró dos grandes debilidades: el lado derecho de su defensa, con un Semedo que convirtió a Gosens en Balón de Oro, y su doble pivote, al que le cuesta horrores generar algo de fútbol. De hecho, Renato Sanches apunta con fuerza al once titular, en el que puede entrar para romper ese doble pivote inoperante en ataque o para darle un cambio a la parcela ofensiva, en el que los hombres que parten de las alas tienen muchísimo talento pero contribuyen a que se forme un embudo por su tendencia a ir hacia dentro. Una de las buenas noticias que tiene Fernando Santos es que João Félix se ha recuperado ya de sus problemas físicos y podría estar disponible para disputar algunos minutos. 

El doble pivote francés no funcionó. Foto: Focus Images Ltd
Paul Pogba es capital en el juego francés. Foto: Focus Images Ltd

Es difícil dilucidar quién tendrá la pelota, porque a ninguno de los dos equipos termina de interesarle la posesión del cuero, pero cabría esperar que fuese Francia quien tuviera un poco más la iniciativa, como ya sucedió ante Hungría. En el anterior encuentro, a diferencia de lo que sucedió en la contienda ante Alemania, Francia tuvo mucha posesión y buenas oportunidades, pero se fue por detrás al descanso gracias a un buen gol de Attila Fiola. Ante un Puskás Arena repleto, les bleus acabaron llegando al gol gracias a Griezmann, que aprovechó un despeje muy malo de un central húngaro para fusilar a Gulácsi. Deschamps prepara cambios en el once, y uno de los más llamativos sucedería en la defensa: Pavard descansaría para darle entrada a Jules Koundé, que según apuntan varios medios galos, sería el lateral derecho. La otra posible modificación es la entrada de Tolisso por Rabiot, que permite que un jugador bien dotado físicamente, con recorrido y con pegada se sume al centro del campo francés. El ataque, como es habitual, estará formado por Mbappé, Benzema y Griezmann, que en ataque se ubicarán en un 4-3-1-2 y que en defensa se colocarán en un 4-3-3. A pesar de sus problemas para construir, Francia ha enseñado grandes virtudes en esta Eurocopa, empezando por su impresionante despliegue físico, su seguridad defensiva -cuenta con centrales muy fiables y un Kanté que llega absolutamente a todos lados- y su enorme peligro a la contra, especialmente con las carreras de Kylian Mbappé al espacio, que además ha encontrado en Karim Benzema un socio de primer nivel. El duelo se juega en el Puskás Arena con 100% de capacidad y será el 29º Portugal-Francia de la historia, con un balance de 6 victorias lusas, 2 empates y 19 victorias de les bleus hasta el día de hoy.  

Portugal-Francia (21:00), alineaciones probables: 

FRA vs POR - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Deja un comentario

*