El broche a una Eurocopa impecable

Netherlands players celebrate winning the final by 4 goals to 2 over Denmark following the UEFA Women's Euros 2017 Final match at De Grolsch Veste, Enschede
Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222
06/08/2017

Holanda derrotó a Dinamarca en una final memorable y se proclamó campeona de Europa por primera vez en su historia. Por segunda ocasión en el campeonato, las neerlandesas se impusieron a las danesas para completar su particular pleno de victorias en la Eurocopa y coger así el relevo de la selección alemana, que había conquistado los últimos seis títulos. Fue un triunfo brillante de la anfitriona, que exhibió su mejor versión a nivel ofensivo en un choque precioso, abierto y competido, disputado a un ritmo trepidante. Sobre todo en una primera mitad en la que Dinamarca y Holanda intercambiaron golpes, lideradas por la velocidad de Pernille Harder y Shanice Van de Sanden. Cuando las anfitrionas controlaron el balón tras la reanudación y encontraron el equilibrio, la final acabó cayendo por su propio peso. Como ocurrió en los cinco partidos anteriores. Desde el primer día hasta el último, los Países Bajos han sido el mejor equipo del campeonato.

Países Bajos 4 (Miedema 10′, 89′, Martens 28′, Spitse 51′)
Dinamarca 2 (Nadim 5′, Harder 33′)

Holanda vs Dinamarca - Football tactics and formations

Fue la final de Shanice Van de Sanden, que castigó sin piedad el sector zurdo de la zaga danesa. La selección neerlandesa saltó al césped contagiada por la euforia de su público y se volcó desde el primer minuto. Buscó en todo momento la velocidad de su extremo derecha, rapidísima cuando goza de espacios por delante e imparable en carrera. La calidad de los envíos de Jackie Groenen facilitaban la tarea de la jugadora de banda, que hizo daño en casi todas las ocasiones en las que entró en contacto con el esférico. Sin embargo, Dinamarca golpeó con firmeza en la primera oportunidad que tuvo para contragolpear. Una transición fulgurante acabó con Van Es cometiendo un penalti sobre Troelsgaard en el área local. Nadia Nadim se encargó de transformar el lanzamiento desde los once metros para poner a los Países Bajos por detrás en el marcador por primera vez en la Eurocopa.

Sanne Troelsgaard of Denmark (left) is fouled by Kika van Es of Netherlands (right) to win the penalty from which Nadia Nadim of Denmark scores to make it Netherlands 0 Denmark 1 during the UEFA Women's Euros 2017 Final match at De Grolsch Veste, Enschede Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222 06/08/2017
Van Es cometió un penalti sobre Sanne Troelsgaard. Foto: Focus Images Ltd.

Sin embargo, el país anfitrión no acusó la presión. Reaccionó con naturalidad, sin que se le cayera el mundo encima pensando en lo que podría ser el Enschedazo. Siguió con la misma hoja de ruta, reforzando su idea de que el camino más fácil para alcanzar el gol se encontraba en el flanco derecho. Y lo encontró muy pronto. Groenen filtró un gran pase al espacio para la carrera de Van de Sanden, que le ganó la posición a Sandvej y sirvió en bandeja el tanto del empate a Vivianne Miedema. Apenas cinco minutos después del primer tanto, la selección tulipán ya había igualado la contienda.

Vivianne Miedema of Netherlands scores their first goal to make it Netherlands 1 Denmark 1 during the UEFA Women's Euros 2017 Final match at De Grolsch Veste, Enschede Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222 06/08/2017
Vivianne Miedema anotó el gol del empate. Foto: Focus Images Ltd.

Con el 1-1 prosiguió el intercambio de golpes. La velocidad de Van de Sanden desafiaba una y otra vez a la zaga danesa, pero también propiciaba que los ataques del anfitrión fueran verticales, poco reposados. A los Países Bajos no les daba tiempo para asentarse en campo rival, por lo que la mayoría de pérdidas dejaban a la zaga expuesta y desprotegida en el momento en el que Dinamarca enlazaba un par de pases. Y como las danesas gozaban de espacio para correr, castigaban en el intercambio de golpes. Leyó bien el partido la mediocentro Maja Kildemoes, lúcida en la toma de decisiones y acertada en la distribución para dirigir las transiciones danesas. Pero sobre todo brilló Pernille Harder, que rajó la zaga neerlandesa con la misma facilidad con la que un cuchillo corta la mantequilla. Indetectable entre líneas, el dinamismo de la mediapunta del Wolfsburgo causó muchísimos problemas al anfitrión: en constante movimiento, inteligente para recibir entre líneas, rápida con metros por delante y habilidosa en el regate, Harder volvió a firmar una actuación para el recuerdo. La Eurocopa la consagra como una de las mejores jugadoras del continente. En noviembre cumplirá 25 años.

En un partido tan bonito como abierto, el equipo anfitrión le dio la vuelta al partido con una acción individual extraordinaria de la jugadora que a la postre sería nombrada MVP de la Eurocopa. Lieke Martens se sacó de la chistera un zapatazo desde la frontal en el que puso el esférico fuera del alcance de la portera Lykke Petersen. Sin embargo, como ocurrió al inicio del partido, Dinamarca no se arrugó y reaccionó prácticamente de inmediato gracias a la personalidad de su mejor futbolista. Si Van de Sanden fue decisiva para el 1-1, Harder fue clave para el 2-2. Kildemoes filtró un buen pase al espacio para la capitana danesa, que dejó atrás a una defensa local con un bello recorte y batió a Van Veenendaal con una definición sublime.

Pernille Harder of Denmark scores their second goal to make it Netherlands 2 Denmark 2 during the UEFA Women's Euros 2017 Final match at De Grolsch Veste, Enschede Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222 06/08/2017
Pernille Harder marcó el segundo gol de Dinamarca en la final. Foto: Focus Images Ltd.

En la segunda mitad la selección neerlandesa ajustó su plan de juego. Mejoró las vigiliancias sobre Nadia Nadim y Pernille Harder y fue más paciente con el balón. Asumió la responsabilidad Sherida Spitse, precisa en los desplazamientos en largo, y creció la influencia de Van de Donk. A la sombra de sus dos compañeras en la medular a lo largo de la Eurocopa, la jugadora del Arsenal fue quien marcó los tempos en el centro del campo en la segunda mitad. Intervino en todos los ataques neerlandeses, protegiendo el balón con acierto, acelerando y ralentizando el juego según lo que pedía cada jugada. Así, las anfitrionas atacaron mejor, se asentaron en campo rival y presionaron después de cada pérdida, lo que limitó muchísimo la capacidad danesa para salir al contragolpe con peligro.

Danielle van de Donk of Netherlands (left) and Pernille Harder of Denmark (right) during the UEFA Women's Euros 2017 Final match at De Grolsch Veste, Enschede Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222 06/08/2017
Danielle van de Donk creció en la segunda mitad. Foto: Focus Images Ltd.

Para más inri, Holanda tardó muy poco en adelantarse de nuevo. En una falta directa, Spitse sorprendió a una Lykke Petersen mal colocada con un disparo suave al palo protegido por la arquera danesa. El 3-2 reforzó la confianza del conjunto local, que supo administrar la posesión con criterio y desbordó con cierta facilidad a una selección cada vez más desesperada con el desequilibrio de las eléctricas Lieke Martens y Shanice Van de Sanden.

Sherida Spitse of Netherlands scores their third goal to make it Netherlands 3 Denmark 2 during the UEFA Women's Euros 2017 Final match at De Grolsch Veste, Enschede Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222 06/08/2017
Sherida Spitse marcó el 3-2 en este disparo de falta. Foto: Focus Images Ltd.

Minimizadas las pérdidas neerlandesas en zonas comprometidas y con sus centrocampistas manejando el esférico de forma fluida, Dinamarca se encomendó a Pernille Harder para que completase alguna que otra heroicidad que le pudiese dar un nuevo vuelco al encuentro. Harder lo intentó, acompañada de la velocidad de Veje por el sector zurdo, pero a medida que se les acabó el combustible el ataque danés se diluyó hasta quedar a merced de las favoritas cuando Miedema sentenció el choque en la recta final con su segunda diana de la tarde.

Holanda ha alzado su primer gran trofeo en el fútbol femenino cuando menos se la esperaba. Hasta ahora su techo se encontraba en las semifinales de la Eurocopa de 2009, su estreno en un gran torneo, y ante su afición ha superado todas las expectativas. Lo ha hecho con una plantilla jovencísima en la que su jugadora más veterana entre las habituales (Dekker) tiene 30 años. La segunda, Spitze, tiene 27. Ni siquiera es un país que cuente con futbolistas entre la élite de los grandes clubes europeos. Si miramos a los cuatro clubes semifinalistas de la última edición de la Champions, solo encontraremos a Middag (Manchester City), que se ha perdido la Eurocopa por lesión, a la portera suplente tanto del PSG como de la selección oranje, Loes Geurts, y próximamente a Lieke Martens, ya fichada por el FC Barcelona. Con jugadoras poco conocidas en el panorama internacional y con mucho margen de mejora por delante, la selección neerlandesa oposita a convertirse en uno de los grandes alicientes del fútbol femenino en los próximos años. En su feudo, fue una delicia verlas jugar.

Shanice van de Sanden of Netherlands celebrates following the UEFA Women's Euros 2017 Semi-final match at De Grolsch Veste, Enschede Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222 03/08/2017
Shanice van de Sanden. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*