10 historias de la semana en la Europa League

Foto: www.realbetisbalompie.es

Lainez le cambia la cara al Betis en Rennes

No sólo marcó su primer gol en Europa y con la camiseta verdiblanca: el joven fenómeno mexicano también modificó por completo el curso de un partido que había empezado de forma desastrosa para el Betis. Cuando ingresó en el campo, su equipo perdía 2-0 y estaba siendo arrollado por la verticalidad de Sarr, Ben Arfa y Niang y el altísimo ritmo impuesto por el muy motivado conjunto de Julien Stephen. Paradójicamente, la lesión de Junior (un jugador importantísimo) le cortó el ritmo a los bretones y provocó el desplazamiento de Guardado al carril izquierdo, de modo que Lainez se pudo juntar por dentro con Canales y Lo Celso. Lo que produjo esa sociedad fue tan maravilloso que desde entonces el partido fue del Betis, hasta el punto de no acusar el golpe que podría haber supuesto un penalti injusto señalado por el árbitro de la línea de fondo en una surrealista decisión en la que corrigió el acierto del principal. A base de tener la pelota y moverla, de buscar un intercambio permanente de posiciones entre los atacantes, el Betis fue metiendo atrás al Rennes y acabó empatando por puro sometimiento. Visto cómo había empezado el choque y cómo se marchó al descanso (3-1), el resultado es oro puro para los de Setién. A.T.

Artículo relacionado: Así juega Diego Lainez

El Sevilla castiga la fragilidad de la Lazio

La conexión entre Sarabia y Ben Yedder sigue dándole frutos al Sevilla. El equipo hispalense, equilibrado e incisivo tras detectar las carencias defensivas de una Lazio especialmente inconsistente, consiguió un resultado muy prometedor en su visita a la capital de Italia (0-1). Los hombres de Machín se repusieron a las primeras acometidas de Correa a base de personalidad y verticalidad. La Lazio expuso demasiado a sus tres centrales, circunstancia que supo aprovechar un Sevilla dinámico entre líneas. En un contraataque de manual llegaría el único gol del choque: Escudero se asoció con Sarabia en el balcón del área y, acto seguido, el madrileño colocó un pase de la muerte para rentabilizar el desmarque de Ben Yedder al segundo palo. El delantero galo anotó en el Olímpico de Roma su vigésimo tanto de la temporada. Las lesiones sobrevenidas de Luis Alberto, Parolo y Bastos no ayudaron a aliviar los problemas del conjunto local, castigado en la previa por las ausencias de dos de sus pilares: Milinkovic-Savic y el exsevillista Inmobile. Simone Inzaghi trató de agitar el árbol, pero sus jugadores no supieron gestionar la posesión de la pelota. El Sevilla se limitó a mantener el orden y a esperar su oportunidad con metros por delante. Los hispalenses disfrutaron de un ramillete de oportunidades claras en el segundo tiempo, pero no consiguieron rentabilizarlas. Con el viento a favor tras completar un partido notable, la única nota negativa en la expedición española la pone la sanción de Banega. El centrocampista argentino se perderá el desenlace de la eliminatoria en el Pizjuán por acumulación de cartulinas amarillas. C.R.

Pablo Machín. Foto: www.sevillafc.es.
El Sevilla se impuso a la Lazio en su visita a la capital italiana. Foto: www.sevillafc.es.

El Villarreal encarrila la eliminatoria en los primeros minutos

No tenía mejor forma el Villarreal de disipar las dudas que arrastraba tras una larga serie de malos partidos que ganar un partido exigente. Y más todavía: vencer a un rival como el Sporting Club de Portugal, fuera de casa, y con un gol nada más empezar el cruce de la Europa League. Le sentó bien al Villarreal el inicio fulgurante de partido, con una jugada en la que Samu Chukwueze se zafó con facilidad de Marcos Acuña, ganó línea de fondo y puso un balón atrás que terminó rematando Pedraza al fondo de la red. El 0-1 tan madrugador reforzó la confianza de un Villarreal que se defendió bien y percutió con peligro con Samu por la banda de Acuña, el elemento más frágil del sistema defensivo del cuadro luso y que terminó el partido expulsado por una falta tan dura como torpe en el 75′. Por su parte, el Sporting solo pudo percutir por las bandas ante un Villarreal que mantuvo el esquema con tres centrales y dos carrileros y que protegió bien el carril central. Acuña, el eslabón débil de la defensa, fue también uno de los futbolistas más incisivos en el ataque de los leones, sobre todo cuando se juntó con el extremo que le acompañaba por delante, fuera Jovane Cabral o fuera Raphinha. El Sporting CP no transformó sus minutos de mayor dominio en un torrente de ocasiones de gol, aunque sí generó dos oportunidades muy claras. La primera, de Dost, la detuvo de forma espectacular Andrés Fernández. La segunda, de Raphinha a la salida de un córner, la repelió el poste. T.M.

Un sólido Valencia toma Celtic Park

El plan de Marcelino en Glasgow, a priori, era usar los dos puntas titulares, Cheryshev y Sobrino, como puntas de lanza de un once con jugadores físicos para lanzar las contras de ambos. La realidad es que la estrategia del asturiano resultó un acierto total: los goles llegaron en sendos contraataques fulminantes, uno de ellos lanzado por Parejo, y los dos puntas se asistieron mutuamente para fulminar al equipo escocés. Para ser justos, el Celtic de Rodgers no es un equipo sobrado de calidad, sobre todo en la zona ancha y, aunque Celtic Park y el ambiente que genera su público maquilla mucho la realidad, lo cierto es que el balón no suele mentir. De hecho el plan de Marcelino salió incluso mejor de lo esperado, ya que la salida de balón de los católicos era tan nefasta que ni siquiera necesitaron de una gran presión para robar varios balones que pudieron acabar en gol valencianista. Así Boyata, Simunovic, Toljan y, sobre todo, Brown mostraron una inseguridad impropia de quien pretende eliminar a uno de los mejores equipos de España. Pese a las bajas importantes de Rodrigo o Gayá, Marcelino sacó un equipo mixto entre titulares y suplentes. Y uno de los más habituales, el capitán Dani Parejo, volvió a dar una lección de fútbol: puso orden, ayudó en defensa, galvanizó el ataque y además regaló el primer gol con un pase magistral a Sobrino que cedió luego a Cheryshev. Parejo sólo jugó 45 minutos ¡Pero que 45 minutos jugó! En su lugar entró Coquelin, que también rayó a buen nivel y fue importante en la jugada del segundo tanto, obra de Sobrino a pase de Cheryshev. A partir de ese segundo gol, Rodgers buscó revolucionar el partido dando entrada a Weah y Édouard, el estadounidense para revitalizar el equipo entre líneas y el francés, máximo goleador del Celtic este curso, para buscar peligro como punta pero partiendo desde la izquierda. Ambos crearon algo más de peligro ante la portería de un Neto que casi ni había sudado en todo el partido. Pero a la hora de la verdad fueron más fuegos artificiales que artillería real y el Valencia siguió jugando a placer hasta el minuto 90. Mención aparte para Carlos Soler, que trabaja cada minuto como si fuera el último de su carrera y eso ayuda mucho a un equipo que, además, ahora está creciendo y ya empieza a ver la mejora de Kondogbia, titular ayer, y Guedes, que disputó algunos minutos. El Valencia ganó en Escocia porque es mucho mejor equipo de fútbol que el Celtic y si en Mestalla no pasa algo que pueda ser temática de Iker Jiménez y sus mundos paranormales, estará en octavos de final. A.F.

Denis Cheryshev of Valencia Club de Fútbol during the La Liga match at Mestalla, Valencia Picture by Maria Jose Segovia/Focus Images Ltd +34 660052291 28/02/2016
Cheryshev marcó el primer gol en Glasgow y asistió a Sobrino en el segundo. Foto: Focus Images Ltd.

Las dos caras del Fenerbahçe

Tras un pésimo arranque de temporada, el Fenerbahçe sufre en la zona baja de la liga turca. Este club gigantesco de Estambul no solo se encuentra muy lejos de la lucha por el título, sino que está inmerso en la pelea por la permanencia. Con su último entrenador, Ersun Yanal, y algunos fichajes invernales parece que ha encauzado el rumbo de su temporada. Lo demostró, por ejemplo, con una notable actuación ante el Zenit en el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Europa League. El combinado turco dominó por completo el primer tiempo, llevó la iniciativa, hizo daño con las incursiones de Mauricio Isla en el lateral derecho, impuso un ritmo elevado gracias al despliegue físico de Jaílson y encontró espacios entre líneas gracias al revoloteo permanente de Valbuena y Elmas. Rayó a un gran nivel durante la primera mitad, con el asterisco de un penalty muy torpe de Topal al borde del descanso que anduvo muy cerca de comprometer el trabajo realizado por el elenco otomano hasta entonces. Tekin detuvo el lanzamiento de Mak con la ayuda del larguero y el Fenerbahçe acabó ganando por un 1-0 que le permite afrontar el duelo de vuelta desde una posición ventajosa. Calidad no falta en su plantilla. T.M.

El Arsenal tropieza en Bielorrusia

Con una alineación que podría haber sido titular en cualquier partido de Premier, el Arsenal se plantó en el estadio del BATE Borisov consciente de las complicaciones que podía deparar un desplazamiento incómodo y un choque sobre un césped en estado muy mejorable. Sin embargo, las precauciones de Unai Emery no bastaron: el BATE se impuso por 1-0, gracias a un gol de Stanislau Dragun, que cabeceó al fondo de la red una falta lateral. Sonrió Alex Hleb en el reencuentro con el equipo en el que se dio a conocer para el gran público europeo -el ex del Arsenal fue titular y aguantó 58 minutos sobre el césped-, y se marchó cabizbajo Lacazette, expulsado en el 85′ tras soltar el codo en una disputa con Filipovic. El equipo gunner tiene una semana para remediar la situación: sin partido de FA Cup este fin de semana, su próximo encuentro oficial será el duelo de vuelta en el Emirates. T.M.

Alexandre Lacazette sees the funny side of a free kick given against him during the Premier League match against Stoke City at the bet365 Stadium, Stoke-on-Trent. Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072 19/08/2017
Alexandre Lacazette terminó expulsado en Bielorrusia. Foto: Focus Images Ltd.

El Brujas rompe la imbatibilidad del Salzburgo

Llegaba el campeón austríaco al Jan Breydelstadion para disputar su primer encuentro oficial de 2019 tras su largo parón invernal. Y lo hacía después de convertirse en el primer equipo que conseguía acceder -en tres ocasiones- a dieciseisavos con pleno de victorias. La incógnita que rodeaba a uno de los semifinalistas de la pasada edición era si iba a acusar la falta de ritmo. Una circunstancia que ya se encargó de disipar en su trayectoria el pasado año y durante los primeros minutos de este partido. Fue superior al Brujas en la primera parte. Se adelantó tirando de verticalidad a la espalda de la defensa belga, aprovechando la salida con resbalón incluido de Horvath con una vaselina trazada por Junuzovic. Atenazó a un Brujas impreciso. Pudo aprovechar alguna de las concesiones de su rival en salida de balón para marcar el segundo. No lo consiguió. Y tras el paso por los vestuarios, Leko dio entrada a Diatta en banda izquierda y a Poulain atrás, agitando la reacción brujense. El campeón belga supo revertir la situación, tirando de carácter para llevar el partido a un contexto mucho más favorable para él. Lleno de segundas jugadas y duelos individuales. Denswil igualó con un testarazo a córner ejecutado por Vormer y a diez minutos para el final, Wesley aprovechó su única opción clara de gol para voltear el marcador. De esta forma, los toros rojos ponen fin a una racha de 31 partidos de imbatibilidad en todas las competiciones. No caían derrotados en partido oficial desde el 27 de mayo, en Bundesliga austríaca, cuando perdieron 4-0 frente al Austria de Viena. Una circunstancia que contrasta con la dinámica negativa que rodeaba al Brujas como local en competición europea. Este triunfo le permite volver a ganar, en competición continental, después de nueve encuentros sin hacerlo. No celebraba una victoria europea en su estadio desde noviembre de 2015, cuando venció por la mínima al Legia de Varsovia con una diana de Thomas Meunier. Dos rachas contrapuestas que se rompen en una eliminatoria abierta de cara al envite decisivo en Austria. D.F.

La primera titularidad de Florentino Luís

Ya debutó el pasado fin de semana, entrando desde el banquillo en la histórica goleada por 10-0 al Nacional. Sin embargo, Bruno Lage reforzó la apuesta por Florentino Luís poniéndole en el once inicial del partido de ida contra el Galatasaray, en un cruce exigente de la Europa League. En Turquía, ante un rival en dinámica ascendente, Florentino Luís disputó su primer partido como titular contra el Benfica. Canterano del club encarnado, a sus 19 años vive una temporada clave para su salto a la élite. Tras quemar etapas en el fútbol formativo y convertirse en campeón de Europa tanto en la categoría sub-17 como en la sub-19 con la selección lusa, en la que fue un elemento clave, Florentino parece decidido a afianzarse en el primer equipo. Bruno Lage lo dirigió en el filial y conoce perfectamente sus virtudes: hablamos de un mediocentro posicional, de físico portentoso para chocar, ganar duelos aéreos y con bastante criterio con la pelota en los pies. No es particularmente ágil en las entregas, pero tampoco ralentiza el juego cuando interviene en la circulación del equipo. Este jueves dio un paso importante para convertirse, ya a corto plazo, en el relevo de Fejsa, centrocampista serbio que vive su sexta temporada en el equipo lisboeta. T.M.

Florentino cuajó una gran actuación en el centro del campo.
Florentino se proclamó campeón de Europa tanto con la selección sub-17 como con la sub-19 de Portugal. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Héroe por sorpresa

Ludek Pernica solo jugó un partido de la fase de grupos de la Champions y suele ser suplente si los dos centrales habituales del Viktoria Plzen, Lukas Hejda y Roman Hubnik, están en disposición de jugar. Sin embargo, la lesión de Hejda en el primer partido posterior al parón invernal le abrió las puertas de la titularidad a Pernica, que formó de inicio en el encuentro de ida de los dieciseisavos de final de la Europa League contra el Dinamo Zagreb. Salió en la fotografía del primer tiempo, cuando Petkovic atrajo a Hubnik jugando de espaldas y filtró una asistencia maravillosa para Olmo que Pernica no supo anticipar. Pernica se quedó mirando el balón, siguió al delantero centro y no tapó el hueco que había abierto su compañero en el eje de la retaguardia. Sin embargo, lo que nadie podía imaginar es que el propio Pernica se convertiría en el gran héroe del Viktoria Plzen en el primer duelo europeo de 2019. El central igualó la contienda en una acción en la que sacó la pelota jugada desde atrás tras cortar un contragolpe y que acompañó hasta el área pequeña, donde remató absolutamente libre de marca. Y anotó también el segundo gol, en el tramo final, cuando irrumpió en el segundo palo para empujar un balón peinado en un saque de esquina. Dos goles que sirven una ventaja significativa al Viktoria Plzen… y que anotó un defensa que solo había marcado un gol entre todos los partidos que disputó entre 2017 y 2018. T.M.

Cuando Shepeliev levanta la cabeza

No marcó ninguno de los dos goles del Dynamo de Kiev en su visita a Olympiacos. Ni siquiera figura entre los asistentes. Pero el valioso empate del conjunto ucraniano en el Karaiskakis no se puede explicar sin la participación decisiva de su mediocentro, Volodymyr Shepeliev. El futbolista más creativo de la medular del Dynamo arrojó luz en los momentos de mayor dificultad y frotó la lámpara en los momentos decisivos para desordenar a la defensa de Olympiacos. De sus botas nacieron los dos tantos del Dynamo. En el primero, se inventó un cambio de orientación para activar a Tsygankov en el origen de la jugada. Su pase de treinta o cuarenta metros giró a Olympiacos, dio tiempo al extremo derecho y originó el 1-1: Tsygankov esperó a que Kedziora lo doblara por fuera y el polaco sirvió una asistencia precisa a Buyalskiy. En el 2-2, prácticamente sobre la bocina, se repitió la misma historia. Shepeliev recibió en el pico izquierdo del área, atrajo a varios rivales y luego puso un balón perfecto al lado opuesto que Tsygankov descargó de cabeza, con inteligencia, para la incorporación de Verbic, que culminó la jugada con el 2-2 definitivo. Cuando se juntaron los dos canteranos del Dynamo nacidos en 1997 llegó el peligro. T.M.

Textos de Axel Torres (A.T.), Dani Fernández (D.F.), Carlos Rosende (C.R.), Albert Fernández (A.F.) y Tomàs Martínez (T.M.). Foto de portada: www.realbetisbalompie.es.

Related posts

3 comments

El podcast de No Habrá haters me había creado enormes espectadoras del Rennes-Betis, y se cumplieron con creces.
Desgraciadamente no pude ver el Brujas-Salzburgo. Veía a los austriacos como uno de los favoritos de la competición y quizás lo siga siendo si es capaz de revertir el resultado.
Gran artículo.

Deja un comentario

*