5 alicientes de la última jornada de la fase de grupos de la Europa League

A general view of the stadium before the UEFA Champions League match at Ramon Sanchez Pizjuan Stadium, Seville
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
22/02/2017

Luis García Plaza se estrena en una final para el Villarreal

Villarreal–Spartak Moscú (jueves, 18:55)

“Es una final. O pasamos o nos quedamos fuera. No hay más. El partido del Huesca es muy importante, pero este es una final”, advertía el nuevo entrenador del Villarreal, Luis García Plaza, en las horas previas al encuentro de Europa League contra el Spartak de Moscú. El Submarino Amarillo se juega la continuidad en la competición internacional ante el equipo ruso, al que solo le vale la victoria para alcanzar la siguiente eliminatoria. En un grupo en el que los cuatro equipos dependen de sí mismos en la última jornada, las cuentas para el equipo castellonense son claras: pasa con victoria o empate, cae eliminado si pierde. Así pues, Luis García Plaza debutará en el banquillo amarillo con un reto de máxima exigencia después de remplazar a Javier Calleja el pasado lunes. El Spartak, por su parte, lleva varios días pensando exclusivamente en el choque de este jueves. El conjunto ruso aterrizó en España el domingo para preparar el último partido oficial del año. El parón invernal llega en un punto en el que el elenco moscovita ha mejorado sus prestaciones, pero una eliminación europea tan temprana supondría un duro revés para un equipo que ya cayó a las primeras de cambio en las previas de Champions. Al Spartak, además, le cuesta controlar los tiempos de los encuentros y a menudo se deja llevar en las fases de mayor descontrol: el Villarreal le empató en Moscú en el 90′, el Rangers se adelantó tres veces en la capital rusa en un choque que el Spartak terminó ganando y el Rapid le remontó el último partido en el último cuarto de hora.

Pablo Fornals of Villareal during the La Liga match at the Wanda Metropolitano Stadium, Madrid Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222 28/10/2017
El Villarreal se juega la clasificación en la última jornada. Foto: Focus Images Ltd.

Un grupo más incómodo de lo previsto para el Besiktas

Besiktas–Malmö (jueves, 18:55)

En pocos minutos el Besiktas pasó de estar contra las cuerdas, virtualmente fuera de la Europa League, a afrontar la última jornada como segundo y depender de sí mismo contra el Malmö. El equipo turco ha sufrido de lo lindo para imponer su fútbol en el torneo continental, quizás confiando que le bastaría jugar a medio gas para ir sumando buenos resultados. De momento solo ha ganado al Sarpsborg (tuvo que remontar un 2-0 hace un par de semanas). Tras complicarse la vida más de la cuenta con tropiezos ante el Malmö y el Genk, el choque contra el club sueco llega en un buen momento para el Besiktas, que ha ganado cuatro de los últimos cinco partidos oficiales. Tiene más recursos que el elenco escandinavo y además el empate le vale, pero si el Malmö logra vencer en Estambul accederá a las eliminatorias de la Europa League y apeará al Besiktas.

A tiempo para encauzar una mala temporada europea

Rennes–Astana (jueves, 18:55)

Pese a haber ganado solo dos partidos -y perdido los otros tres-, el Rennes aún tiene opciones de alcanzar la segunda posición de su grupo en la Europa League. Su rendimiento continental ha sido decepcionante, pero los dos triunfos ante el Jablonec le dan un poco de aire antes de recibir al Astana. También su dinámica reciente, con dos triunfos en los dos últimos compromisos ligueros que le acercan a la lucha por la zona noble de la Ligue 1 y que han garantizado la continuidad de Julien Stéphan. Después de dirigir al filial y tras un par de buenos resultados como interino tras la destitución de Lamouchi, el Rennes respaldó al nuevo técnico del primer equipo, que firmó un contrato hasta 2020 justo el día antes de jugarse la continuidad en la Europa League. Son algunos de los elementos en liza para batir al campeón kazajo, que la temporada pasada ya superó la fase de grupos de la Europa League y que quiere repetir en las rondas eliminatorias. El partido disputado este jueves en Francia será el último choque oficial del año 2018 para el Astana, que ha tenido dos semanas para preparar exclusivamente este enfrentamiento después de la derrota en casa contra el Dynamo de Kiev.

Ben Arfa es uno de los jugadores más mediáticos del Rennes. Foto: Focus Images Ltd.
Ben Arfa es uno de los jugadores más mediáticos del Rennes. Foto: Focus Images Ltd.

Todo se decide en el Sánchez Pizjuán

Sevilla–Krasnodar (jueves, 21:00)

Una victoria en casa basta al Sevilla para certificar su clasificación para las rondas eliminatorias de la Europa League. El conjunto hispalense depende de sí mismo, pero debe superar a un rival que termina el año en un momento de forma mucho más positivo. El Krasnodar ocupa la segunda posición de la liga rusa, sigue de cerca la estela del Zenit de San Petersburgo y encadena casi dos meses sin perder, pues su última derrota se remonta al mes de octubre contra el Standard de Lieja en la Europa League. El equipo ruso se siente cómodo en un escenario que le brinde metros para desplegarse al contragolpe, con jugadores adecuados para correr como Claesson o Wanderson y Ari como bisagra para activarles, por lo que intentará aprovecharse de la necesidad del Sevilla. Ahora mismo el Krasnodar lidera el grupo con 12 puntos, tres más que el Sevilla y el Standard de Lieja. El equipo belga juega en Turquía contra un Akhisar ya eliminado, por lo que un empate podría dejar fuera al Sevilla. Por otro lado, los de Machín se verán beneficiados en caso de terminar igualados a puntos con sus principales competidores: tienen ganado el enfrentamiento directo contra el Standard de Lieja y en caso de triple empate pasarían como primeros. Para el partido decisivo en la Europa League, Machín recupera a Navas y Carriço, aunque no podrá contar con el sancionado Pablo Sarabia.

Última llamada en el Karaiskakis

Olympiacos–Milan (jueves, 21:00)

Uno de los duelos directos de la jornada, aunque con un hándicap importante para Olympiacos. El gigante griego parte como tercero en la última fecha de la Europa League, pero aún aspira a arrebatar la segunda posición al Milan. Para superar a los italianos, a tres puntos de distancia, Olympiacos no solo debe ganar, sino que debe levantar el resultado cosechado en San Siro (3-1) hace un par de meses. Así pues, solo una victoria por dos goles (o más) valdría a Olympiacos en una semana en la que ha anunciado la rescisión del contrato de Yaya Touré, con poco peso en el equipo de El Pireo desde que regresó al fútbol griego. Será un reto duro para el equipo dirigido por Pedro Martins, pues el Milan se ha convertido en un duro hueso de roer esta temporada. Los rossoneri no maravillan, pero son solventes en las áreas y solo han perdido cuatro partidos oficiales (contra Nápoles, Inter, Juventus y Betis). Por si acaso, Gattuso no se ha guardado la artillería y ha convocado a Cutrone, Higuaín, Çalhanoglu y Suso para el encuentro en Grecia.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*