El Arsenal saca su mejor versión

Aaron Ramsey of Arsenal (right) celebrates after scoring  the opening goal during the first leg of the UEFA Europa League quarter-final match at the Emirates Stadium, London
Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117
11/04/2019

Özil para Lacazette, el francés para Maitland-Niles y el joven inglés asiste a Ramsey. La jugada colectiva fue magnífica y sirvió para adelantar al Arsenal en su eliminatoria de cuartos de final de la Europa League ante el Nápoles. Era el premio a la buena puesta en escena del equipo de Unai Emery en el primer cuarto de hora.

El Arsenal salió al campo con la personalidad y la ambición que requería un partido de este calibre. Y logró minimizar al segundo mejor equipo del fútbol italiano. Los londinenses dispusieron su defensa de tres centrales con Ainsley Maitland-Niles y Kolasic ocupando plenamente los carriles. Del joven inglés hay que hablar porque sin hacer mucho ruido se está reivindicando en estos últimos meses como un futbolista muy válido para los planes de futuro del Arsenal. Seguramente no sea ni vaya a ser nunca ninguna gran estrella, pero es un canterano con una polivalencia muy destacada (puede jugar en ambas bandas o en el mediocampo) y que actualmente está supliendo francamente bien la baja de Héctor Bellerín -lesionado de gravedad en la rodilla hace un par de meses-. Como ya ocurrió recientemente en la Premier League frente al Manchester United, Maitland-Niles, de 21 años, completó una actuación notable como carrilero derecho contra el Nápoles de Carlo Ancelotti. Veloz, atento sin balón y muy profundo cuando había que atacar. Fue sencillamente uno de los mejores hombres del encuentro.

Arsenal 2 (Ramsey 15′, Koulibaly pp 25′)
Nápoles 0
Napoles vs Arsenal - Football tactics and formations
El Arsenal lo bordó durante la primera parte. No dejó salir al Nápoles, que se quedó a medio camino: ni tenía posesiones largas ni era capaz de generar contragolpes productivos. Dominaron el mediocampo los gunners con su pareja Ramsey-Torreira (más Mesut Özil en el enganche). Presión alta y circulación rápida de balón en campo contrario.

Los ataques del Arsenal se sucedían y el peligro se multiplicaba cada vez que en carril central se juntaban los cuatro mayores talentos del equipo: Aubameyang, Lacazette, Özil y Ramsey. El centrocampista galés, autor del primer tanto y partícipe en numerosos ataques del Arsenal, está acabando con mucha fuerza esta temporada, dejando un buen sabor de boca entre una afición que al mismo tiempo se lamenta de que a partir del 1 de julio no vaya a vestir la camiseta gunner y se pregunta cómo va a hacer el club inglés para reemplazar en el mediocampo la figura de un jugador de este nivel que se marcha de la entidad a coste cero para empezar una nueva experiencia en la Juventus.

El segundo gol de los locales fue otro reflejo de esa forma de jugar implantada por Emery para noches como la de este jueves. El mediocentro, en este caso Lucas Torreira, sale a ahogar al rival a campo contrario, roba el balón a Fabián Ruiz en una zona peligrosa para el Nápoles y termina él mismo la jugada con un disparo desde la frontal del área de Meret. La situación ya era muy complicada en estos momentos para el Nápoles, que tenía más de una hora por delante para buscar un gol a domicilio. Sin embargo, no existió reacción de los partenopeos. De hecho, el mejor del equipo de Ancelotti acabó siendo Alex Meret, el fantástico guardameta italiano de 22 años. Eso ya dice bastante de aquello en lo que convirtió el Arsenal este primer acto de los cuartos de final.

El Arsenal mantuvo intacta su ambición durante los 20 minutos posteriores al gol (adjudicado finalmente en propia puerta a Koulibaly). Las llegadas de Ramsey al área desde segunda línea era una constante. No se relajó, no echó el freno de mano y tan solo su falta de acierto en el remate y las paradas de Meret evitaron que los ingleses dejasen la eliminatoria cerca de la resolución. El 2-0 no la cierra pero si sitúa a los de Emery en una situación muy ventajosa, sobre todo considerando la capacidad ofensiva que tiene este equipo cuando jugadores como Ramsey, Aubameyang y Lacazette están a este nivel (Özil es quien estuvo más apagado frente al Nápoles).

Pese a lo mal que estaba el equipo, no existió plan B en el Emirates por parte de Carlo Ancelotti. Los italianos necesitaban mover algo, agitar las cosas en el descanso o al inicio de la segunda mitad pero la primera sustitución no llegó hasta el minuto 66 con la entrada de Milik por un desaparecido Mertens. Fue la única modificación que realizó Ancelotti hasta los últimos minutos del encuentro (Ounas y Younes entraron muy al final).

Alex Meret goalkeeper of Napoli shows his frustration after conceding a second goal during the first leg of the UEFA Europa League quarter-final match at the Emirates Stadium, London Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117 11/04/2019
Alex Meret se lamenta del segundo gol encajado en el Emirates / Focus Images Ltd
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Ancelotti haciendo cambios tarde y Ozil el más desaparecido de su equipo: DA IGUAL CUANDO LEAS ESTO. (Ojo, gran entrenador el primero y mucha clase el segundo, pero…)

Deja un comentario

*