Schmelzer salva al Borussia Dortmund

Marcel Schmelzer of Borussia Dortmund during the UEFA Champions League match at Signal Iduna Park, Dortmund
Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019
21/11/2017

Un gol de Marcel Schmelzer en la recta final del partido de vuelta apeó al Atalanta de la Europa League y dejó al conjunto bergamasco sin una hazaña que se habría recordado durante décadas en el norte de Italia. La Dea plantó cara al Borussia Dortmund tanto en la ida como en la vuelta y anduvo cerca de ganar tanto en Alemania como en Reggio Emilia, pero no sentenció en los momentos en los que acorraló al cuadro teutón y acabó pagando cara su inexperiencia en el concierto europeo. El Atalanta supuso un hueso duro de roer para el Borussia Dortmund, que supo sobrevivir a las fases más difíciles de la eliminatoria y disputará los octavos de final.

El Atalanta saltó al césped con una determinación enorme y con la lección bien aprendida. Ya había avisado Gian Piero Gasperini de que el partido de ida les sirvió para comprobar qué tipo de jugadas hacían daño al Borussia Dortmund y no malgastaron un solo segundo: desde el primer instante, Josip Ilicic buscó el contacto con Toljan, se dejó caer por el sector izquierdo de la retaguardia alemana y se convirtió en una pesadilla para los pupilos de Peter Stöger. Al esloveno lo acompañó el Papu Gómez, muy activo en el flanco opuesto, indetectable en sus movimientos a medio camino entre el lateral y el central del Dortmund. Los espacios abiertos por el Papu e Ilicic los supo aprovechar Bryan Cristante, un puñal a la hora de aparecer por sorpresa por el carril central. Suerte tuvo el BVB que también supo interpretar la situación Nuri Sahin, mediocentro en la noche del jueves ante la sanción de Weigl, que leyó de maravilla los centros desde los flancos para incomodar a Cristante en sus incursiones al área visitante.

Atalanta 1 (Toloi 11′)
Borussia Dortmund 1 (Schmelzer 83′)

Borussia Dortmund vs Atalanta - Bundesliga - 11th April 2012 - Football tactics and formations

También tomó consciencia el equipo italiano de las dificultades de Bürki en el juego aéreo. En uno de los primeros saques de esquina, el Papu Gómez puso un balón tenso al primer palo, muy cerrado, y encontró el premio que buscaba: el arquero helvético no despejó la pelota y apareció Toloi en el área pequeña para adelantar al Atalanta. El central brasileño, villano de la ida por dos errores que propiciaron dos de los tres tantos del Borussia Dortmund, se redimía así de su actuación en Alemania. Muy pronto, el Atalanta recuperaba la ventaja en la eliminatoria. Incluso la pudo ampliar Cristante si hubiese estado más acertado a la hora de rematar un centro del Papu Gómez en el minuto 26. El Borussia Dortmund no había entrado bien en el partido, pero tenía tiempo de sobra para reponerse.

A partir de la media hora, el Borussia Dortmund compareció. Tras una fase larga de control del balón en zonas intrascendentes, el cuadro alemán se empezó a entonar y ganó metros. No generó ocasiones demasiado claras, pero sí se percibía el peligro cuando merodeaba el área contraria. Piszczek se incorporó con frecuencia desde el flanco derecho y Götze se ofreció entre líneas, pero la defensa del Atalanta se mantuvo firme. A diferencia del partido de ida, la Dea no permitió al Borussia Dortmund desplegarse al contragolpe salvo por un par de pérdidas de cierto riesgo de De Roon que acabaron en susto.

Marco Reus of Borussia Dortmund celebrates his equaliser against Hertha BSC during the DFB-Pokal match at Signal Iduna Park, Dortmund Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 08/02/2017 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-170209-0093.jpg
Marco Reus entró en la segunda parte. Foto: Focus Images Ltd.

El panorama cambió tras el descanso. Primero, Stöger retiró a Toljan para dar entrada a su capitán, Marcel Schmelzer, que no jugaba desde diciembre. La situación lo pedía, pues el Borussia Dortmund estaba sufriendo horrores en su sector izquierdo y minimizó los daños causados por Josip Ilicic. El esloveno siguió dando salida al Atalanta con su corpulencia e inteligencia en los toques y movimientos, pero no encontró tantas facilidades como cuando se asomaba por la zona custodiada por Toljan. Más tarde, sobre la hora de juego, entró Marco Reus. Y la mera presencia de la estrella del Dortmund causó un efecto inmediato en el partido: el Atalanta pasó a defender veinte metros más atrás, intimidado por el potencial del ex del Gladbach. El ingreso de Reus fue el preludio de los mejores minutos del Borussia Dortmund, que asedió al Atalanta y lo encerró en su campo. Los de Stöger asumieron riesgos en busca del gol que les brindara el pase a la siguiente ronda, y eso también permitió al Atalanta desplegarse con peligro a la contra. A la Dea se le agotó el combustible -Gasperini no movió el banquillo hasta el 85′- y perdió frescura en ataque, pero aun así dispuso de dos ocasiones para rematar la eliminatoria: un contragolpe de Ilicic en el 70′ y un remate del Papu Gómez que detuvo Bürki en el 80′. Lo pagó caro unos instantes después, en uno de los pocos errores individuales de los italianos en la parcela defensiva: un disparo defectuoso de Reus se le escapó a Berisha y Schmelzer, atento siguiendo la jugada, empujó la pelota al fondo de la red. El Dortmund supo capear el temporal en los momentos decisivos y golpeó en el tramo final de ambos partidos para certificar el pase a los octavos de final de la Europa League. Y pese al sufrimiento en el doble enfrentamiento contra el Atalanta, nadie querrá enfrentarse al Borussia Dortmund.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*