Cinco historias de la jornada en la Europa League

Álvaro Morata se marchó lesionado y probablemente no irá a la concentración con la selección española. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd.

20 buenos minutos bastan para remontar contra Olympiacos

El Milan sufrió para imponerse a Olympiacos en la segunda jornada de la fase de grupos de la Europa League. Pese a jugar ante su afición, el equipo italiano encajó pronto el primer tanto, obra del delantero español Miguel Ángel Guerrero, y apenas generó ocasiones de gol en el primer tiempo. Los de Gattuso atacaron de forma lenta y previsible y solo inquietaron a la zaga griega a través de los envíos cruzados de Suso. Sin embargo, los cambios del técnico transalpino ayudaron al Milan a reaccionar. Cutrone y Çalhanoglu revitalizaron al combinado rossonero, que ganó en capacidad de intimidación. Lo demostró Cutrone con un testarazo que cambió el partido. El canterano milanista cabeceó al fondo de la red un centro magnífico de Ricardo Rodríguez y el gol del empate hundió a Olympiacos. El equipo heleno bajó los brazos y encajó tres goles en apenas diez minutos. En un abrir y cerrar de ojos, Higuaín y Cutrone sellaron la remontada gracias a dos asistencias de Çalhanoglu. Un buen resultado en un partido discreto del Milan. Discreto, pero suficiente para dar continuidad al pleno de victorias en Europa. T.M.

Otra ventaja desaprovechada por el Olympique de Marsella

El subcampeón de la Europa League solo ha sumado un punto después de las dos primeras jornadas. Perdió en casa en su estreno contra el Eintracht de Frankfurt en un partido que empezó ganando y volvió a desaprovechar un marcador favorable en su visita al Apollon chipriota. Las carencias defensivas del OM volvieron a quedar patentes después de que el conjunto de Rudi Garcia fuera incapaz de cerrar un encuentro en el que vencía por 0-2 en el minuto 73. El Apollon reaccionó y empató -el segundo gol llegó en el descuento-, lo que compromete el futuro del Olympique de Marsella en la competición. Ahora le tocará jugársela en el doble enfrentamiento contra la Lazio, que cayó goleada en la visita a Frankfurt en un encuentro que terminó con nueve efectivos tras las expulsiones de Basta y Joaquín Correa. Si no mejoran sus prestaciones en defensa, difícilmente podrá plantar cara al combinado italiano: el OM solo ha dejado la portería a cero en uno de sus últimos nueve compromisos oficiales. T.M.

Rudi Garcia
El Olympique de Marsella de Rudi Garcia ha perdido fiabilidad en defensa. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Los cambios del Krasnodar marcan la diferencia

Pocas veces las sustituciones de un entrenador tienen un efecto tan inmediato y directo en el marcador de un partido como en el Krasnodar-Sevilla de este jueves. Ni en el mejor de sus sueños Murad Musaev habría soñado con aplicar unos cambios tan acertados como los de Mauricio Pereyra y Tornite Okriashvili, los autores de los dos goles de la victoria rusa. El centrocampista uruguayo ingresó en el minuto 69 e igualó la contienda en el 72′ tras una pared formidable con Mamaev y el georgiano completó la remontada con un golazo de tijera en el 88′, cuatro minutos después de saltar al terreno de juego. El Krasnodar incomodó al Sevilla con una presión adelantada que dificultó la circulación hispalense y provocó varias pérdidas delicadas de Éver Banega, desacertado en el pase, pero se fue al descanso por debajo en el marcador tras un saque de esquina digno de laboratorio que terminó en el fondo de la red. El equipo local desaprovechó varias oportunidades para anotar -remató en dos ocasiones al larguero-, pero recuperó el criterio en la medular con la incorporación de Pereyra y la pegada con la introducción de Okriashvili, a la postre héroes en la segunda victoria del conjunto ruso en la fase de grupos de la Europa League. T.M.

Álvaro Morata se reencuentra con el gol

El delantero español se convirtió en el gran protagonista del triunfo del Chelsea ante el Vidi húngaro (1-0) en un partido que le sirvió para romper su sequía anotadora. Álvaro Morata anotó su quinto gol en 2018, el segundo de la temporada y el primero desde el mes de agosto. El ariete blue solo había marcado ante el Arsenal en la segunda jornada de Premier y empezaba a dar muestras de la ansiedad propia del atacante falto de confianza en el remate. Ya se perdió el Mundial por su mala recta final de campaña 2017-18, pues apenas perforó la portería rival en tres ocasiones tras el cambio de año. Sin tiempo para pensar en nada más que en armar el tiro de primeras, Morata culminó una buena jugada colectiva iniciada por un pase largo de Cesc Fàbregas al que Willian dio continuidad con un ligero toque de cabeza. Luego, el delantero español se encargó de empalmar la pelota al fondo de la red para doblegar la resistencia del campeón magiar, que mantuvo el 0-0 en Stamford Bridge hasta el minuto 70. T.M.

Morata marcó su segundo gol esta temporada. Foto: Focus Images Ltd.
Morata marcó su segundo gol esta temporada. Foto: Focus Images Ltd.

El Villarreal es de nuevo incapaz de gestionar dos ventajas

Como ya ocurriera ante el Rangers, el equipo de Javi Calleja se adelantó en Rusia en dos ocasiones en el marcador pero acabó llevándose solo un punto (3-3). Esta vez pudo ser peor, porque le rescató un penalti controvertido tras ser arrollado en los minutos finales por un Spartak muy mejorado desde que ingresó Sofiane Hanni. El cuadro amarillo peca de ser excesivamente contemplativo en aquellos momentos en los que su superioridad parece evidente. En vez de buscar agredir al contrario para rematarlo, opta por controlar el choque mediante posesiones que acaban convirtiéndose en intrascendentes, y encima no posee -al menos con las rotaciones que se están viendo en la Europa League- la solidez necesaria en defensa para aguantar resultados favorables. Le hacen goles con pocas llegadas. Víctor Ruiz y Pedraza no se complementan bien en el sector izquierdo -Zé Luis les ganó dos disputas aéreas aprovechando sus indecisiones-, Bonera está lejos de su mejor época y la fórmula Funes Mori-Trigueros, que hasta ahora parecía funcionar para paliar el efecto de las ausencias de los pivotes posicionales naturales, es nueva e imperfecta. Le salva al Villarreal que el nivel de los otros adversarios del grupo es muy parejo y nadie se irá a puntuaciones altas. Pero resulta frustrante comprobar que un equipo que posee muchísima más calidad que sus adversarios aún no ha ganado en dos jornadas. A.T.

Textos de Axel Torres (A.T.) y Tomàs Martínez (T.M.) Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

4 comments

Buenas noches.

Soy aficionado del Villarreal CF, i efectivamente todo lo que destacas es cierto Axel. El problema que muchos aficionados vemos és que Calleja no ve cosas o no pone soluciones, que desde la prespectiva se ven, o así lo veo yo.
Por ejemplo, Pedraza lo pone de lateral cuando en ningún momento se siente cómodo y eso influye, y se puede aprovechar de extremo.
En general el equipo no sabe competir los 90 minutos de los partidos, y el discurso de puertas a fuera és correcto, pero luego el equipo no lo pone en práctica durante los partidos. No da seguridad a los jugadores o de momento el factor psicológico no lo esta encauzando….

Saludos.

Hola! En lo que respecta a la crónica del Villarreal, no estoy de acuerdo en la afirmación de ” En vez de buscar agredir al contrario para rematarlo, opta por controlar el choque mediante posesiones que acaban convirtiéndose en intrascendentes”. Eso no se vio ayer por ningún sitio.

Precisamente, es lo que se necesitaba ayer con 1-2 en el marcador. En lugar de eso, el Villarreal optó por una ida y vuelta que se le tornó en contra. De hecho, antes de que le remonten, el Villarreal tuvo al menos 5 contraataques para marcar el tercero, en superioridad, pero que se condujeron fatal y no acabaron por generar peligro, aunque las situaciones eran muy ventajosas. Y precisamente de no controlar el partido, se permitió que el Spartak llegara en contraataques (contraataques cuando vas ganando fuera de casa!).

Bueno, es que esa afirmación se refiere, como indica la frase anterior a ella en el texto, a las fases del partido en las que su superioridad parece evidente. Es decir, en el caso de ayer, al tramo del primer tiempo que transcurrió entre el 0-1 y el 1-1. Fueron muchos minutos de fútbol-control, de tenerla sin hacer daño, de dejar pasar el tiempo porque el equipo se veía superior y lo sabía.

Por supuesto, la segunda parte no fue así -de hecho el Villarreal acabó con menos posesión que el Spartak-, y el texto lo refleja cuando habla de un equipo que acabó arrollado ante un Spartak muy mejorado desde que ingresó Hanni, que fue quien cambió el partido. Aunque yo sí creo que la intención de Calleja era volver a defender con el balón. De hecho, introduce a Cazorla con esa idea, y retira a Samu, que es mucho más vertical. Lo que pienso que ocurrió es que no fue capaz de lograrlo, ya que el Spartak había arriesgado con los cambios, atacaba por primera vez a tumba abierta y el Villarreal vio la oportunidad de verticalizar cuando robaba. Pero pienso que, como sucedió el día del Rangers, la inercia del equipo cuando gana y se ve tan superior es poco agresiva.

Coincido en la dinámica general del Vila-real cuando va por encima en el marcador. De hecho, encuentro poca continuidad en el fútbol del Vila-real: la primera mitad de la primera parte el equipo lograba salir con circulación rápida, con Trigueros espléndido. Si esa intensidad no se puede mantener, el plan B debe estar más definido.

Ayer en la segunda parte eché en falta un poco de control, al menos no desordenar tanto el equipo, para evitar contras del Spartak, que se sucedieron. Coincido también en la entrada de Hanni como punto de inflexión, y confesar que estoy hablando a toro pasado. A poco bien que situaciones de superioridad en campo del Spartak (tuvimos al menos 5 antes del 2-2) estaríamos hablando de otra cosa y de la valentía del Vila-real por no conformarse con el control del partido. Pero así son los análisis, que los hacemos desde casa, con el partido acabado, jeje.

Me alegra oirte en las retrasmisiones del Vila-real, una abraçada 😉

Deja un comentario

*