Cinco historias de la quinta jornada de la fase de grupos de la Europa League

Malmo players applaud their fans after the UEFA Europa League match at Stamford Bridge, London
Picture by Steve O'Sullivan/Focus Images Ltd 07572544769
21/02/2019

Aboubakar resucita al Oporto

El Oporto anduvo cerca de tocar fondo en Berna. El conjunto luso encajó un gol nada más arrancar en la visita al Young Boys y remó a contracorriente en un partido clave para su futuro en la Europa League. Una derrota les apeaba de la competición europea a falta de una jornada para el término de la fase de grupos, todo un batacazo para un club de la dimensión del Oporto, que además cayó contra pronóstico en la fase previa de la Champions ante el Krasnodar. Frágil en la defensa de las acciones a balón parado y sin demasiada inspiración en ataque, la situación era crítica para el elenco blanquiazul. Hasta que emergió Vincent Aboubakar, en su primera titularidad del curso. El delantero camerunés se perdió casi toda la temporada pasada por una grave lesión de rodilla y apenas había participado en un puñado de encuentros en la nueva campaña, pues sus convocatorias se podían contar prácticamente con los dedos de una mano. Sin embargo, pese al impacto de la lesión, el olfato goleador de Aboubakar no quedó marcado y el ex del Lorient cazó dos balones decisivos dentro del área en apenas cuatro minutos. Primer culminó una jugada de Marega, marca de la casa de sus mejores tiempos como pareja de delanteros en el Oporto, y luego empujó al fondo de la red un balón peinado por un compañero en un saque de esquina. En cuatro minutos el Oporto le dio la vuelta al encuentro y ahora depende de sí mismo para clasificarse para las rondas eliminatorias de la Europa League.

Alberto Moreno of Liverpool and Vincent Aboubakar of FC Porto in action during the UEFA Champions League match at Anfield, Liverpool. Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072 06/03/2018
Aboubakar marcó dos goles en su regreso a la titularidad. Foto: Focus Images Ltd.

Francia se queda sin representación en la Europa League

Eliminado el Estrasburgo a manos del Eintracht Frankfurt en la última ronda previa y colista el Stade Rennais en su grupo, el Saint-Étienne se convirtió en la única esperanza del fútbol galo en la Europa League. Sin embargo, los verts tampoco pudieron acceder a las eliminatorias de 2020 en la segunda competición continental. A pesar de la mejoría vivida bajo las órdenes de Claude Puel, que ha sacado al equipo del pozo en la Ligue 1 y lo ha acercado a los puestos de Champions, el Saint-Étienne ha sido incapaz de ganar un partido en la Europa League. Ante el Gent encadenó su cuarto empate consecutivo, en un ritmo de hormiguita que suma de punto en punto pero que es incapaz de seguir el ritmo tanto del cuadro belga como del Wolfsburgo. El club alemán venció en Ucrania al Oleksandria y se aprovechó del tropiezo del Saint-Étienne en el Geoffroy-Guichard, donde no pudo doblegar al Gent. Ni siquiera la expulsión del central camerunés Ngadeu, que no disputó el cuarto de hora final, bastó para que el cuadro francés asediara el arco defendido por Kaminski. Con el Lille eliminado también de la Champions League y sin opciones de alcanzar la tercera posición de acceso a la Europa League, el Olympique de Lyon se postula como el único candidato a acompañar al PSG en los viajes continentales a partir del mes de febrero. Aun así, el equipo actualmente dirigido por Rudi Garcia afrontará la sexta jornada de la Champions con opciones tanto de terminar líder de grupo como de acabar como colista.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

El PSV consuma la despedida europea en noviembre

La goleada padecida en Austria ante el LASK Linz presagiaba los peores augurios para los intereses del PSV Eindhoven. La zaga de los de Mark van Bommel se había mostrado excesivamente frágil, cada vez más, a lo largo de la fase de grupos de la Europa League y el conjunto centroeuropeo había sacado a relucir todos sus defectos. Las mismas limitaciones se reprodujeron en Lisboa en un encuentro en el que el Sporting CP arrolló al PSV Eindhoven y lo borró del mapa a pesar de la titularidad de Donyell Malen, ausente durante el bache de resultados del conjunto rojiblanco en el último mes. Todo salió a pedir de boca para los leones desde el inicio, cuando Bruno Fernandes ganó la espalda de Rosario en un saque de banda rápido y habilitó a Luiz Phellype o el propio capitán verdiblanco anotó el 2-0 en un disparo lejano en el que tuvo todo el tiempo del mundo para armar la pierna derecha sin ningún tipo de presión. La goleada acabó siendo contundente, con el 3-0 de Mathieu a balón parado y el cuarto de Bruno Fernandes con un penalty ejecutado de forma poco ortodoxa. La goleada lisboeta vino acompañada del triunfo del LASK en Noruega (1-2 ante el Rosenborg), iniciado con un gol olímpico de Goiginger digno de ver repetido. Será la primera vez que el LASK disputa las rondas eliminatorias de la Europa League en un año notable para el fútbol austríaco, que todavía opta a clasificar al RB Salzburgo para los octavos de final de la Europa League.

Donyell Malen of PSV Eindhoven during the UEFA Champions League match at Wembley Stadium, London Picture by Martyn Haworth/Focus Images Ltd 07463250714 06/11/2018
El regreso de Malen no bastó para mejorar la imagen del PSV. Foto: Focus Images Ltd.

Kamada conquista el Emirates

Las dudas en torno al Arsenal no cesan de crecer a medida que pasan los partidos. El equipo de Unai Emery ya encadena siete encuentros sin conocer la victoria entre todas las competiciones y el último de la lista fue una derrota, en casa, ante el Eintracht Frankfurt. Crystal Palace, Wolverhampton y Southampton ya empataron recientemente en el Emirates, pero en este caso el Eintracht remontó el tanto inicial de Aubameyang y pospuso unos días la clasificación de los gunners para los dieciseisavos de final. El equipo acumuló infortunios de nuevo, como las lesiones de David Luiz y Mustafi, pero sobre todo se mostró muy poco contundente en su área. Dos zarpazos del japonés Daichi Kamada permitieron a las águilas asaltar el feudo gunner y dar un paso de gigante hacia la siguiente ronda al aprovechar el tropiezo del Standard en la visita al Vitória de Guimares. El tanto del empate de André Pereira, que neutralizó el 0-1 inicial de Lestienne, es el que permite minimizar el impacto del tropiezo gunner. El Standard se encuentra a tres puntos del Arsenal, pero además de ganar en Lieja en la última jornada deberá imponerse en el duelo directo por cuatro goles de diferencia para apear al cuadro londinense. Eso siempre que el Eintracht cumpla con su rol de favorito como local y gane al Vitória en Alemania, pues un triple empate a 10 puntos entre alemanes, ingleses y belgas obligaría a todos a sacar la calculadora.

Markus Rosenberg multiplica su leyenda

Nacido en Malmö. Formado en el Malmö desde los cinco años. Consagrado en el Malmö a nivel local hasta que lo fichó el Ajax a punto de cumplir los 23 años. Y referente del club celeste desde hace cinco años, cuando decidió regresar a la que siempre fue su casa. Existen pocos futbolistas unidos a un mismo club con un vínculo tan fuerte como el que liga a Markus Rosenberg con el Malmö, el club de su corazón. Cuando regresó, como goleador consolidado, lo clasificó en dos temporadas seguidas para la fase de grupos de la Champions League, una hazaña inédita para el finalista de la Copa de Europa en 1979. Con Rosenberg, el Malmö se coló el curso pasado en las rondas eliminatorias de la Europa League. Este año, aspira a repetir. Está un poco más cerca de su objetivo después de derrotar al Dynamo Kyiv por 4-3 en un duelo trepidante que terminó de inclinar el capitán, la leyenda Malmö, con un gol en el sexto minuto del tiempo de descuento. Rosenborg ya había marcado una diana en el partido, pero la imagen del 4-3 resultó tremendamente emotiva: su tanto cuando la esperanza se diluía terminó en éxtasis, con una celebración colectiva con la grada, que engulló a su ídolo cuando se acercó al público para festejar la cuarta diana de la noche. Ahora el Malmö se planta como segundo de grupo en la sexta jornada, aunque posiblemente se verá obligado a ganar a sus vecinos de Copenhague, ciudad situada a poco más de 40 kilómetros. Una victoria les clasificaría directamente, mientras un empate resultaría insuficiente en caso de que el Dynamo derrotara en Ucrania al Lugano, ya eliminado de forma matemática.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Buenas historias como siempre, Tomàs. Más allá de eso, quería preguntarte por la clasificación del Espanyol. A pesar de jugar con mayoría de suplentes, ya están en dieciseisavos pero eso puede perjudicarles en su batalla por la salvación. ¿Qué opinas?

Comentaba hace poco en “¿No habrá haters de Manacor?” una reflexión bastante parecida a la tuya. A principios de temporada creía que podía ser un equipo que podía llegar lejos en Europa, porque tiene tradición y le da mucha importancia al torneo pero no lo juega de forma habitual, y creo que sigue teniendo buena plantilla a pesar de que arriba le cuesta más que el curso pasado. Como mínimo ha dejado liquidada la fase de grupos sin mucho desgaste y creo que le ha venido bien el torneo como vía de desahogo a nivel anímico y para dar cancha a algunos futbolistas (Campuzano, Pol Lozano, etc.) que igual enchufa para la liga. Pero es cierto que si sigue metido tan abajo en febrero será difícil de compaginar. En general no creo que sea bueno “tirar torneos” de forma descarada, porque siempre es mejor ganar que perder para el ánimo de un grupo que sufre, pero sería una situación muy comprometida.

De acuerdo contigo, Tomàs. No es bueno “tirar torneos” como si de papeles viejos se trataran, pero el Espanyol ya tiene clara su prioridad, que es la salvación. Otra cosa será que el sorteo le empareje con un rival duro, con el que tenga que apostar por más titulares por miedo a dar una mala imagen o sufrir una goleada con consecuencias para LaLiga. Más allá de eso, reforzarse en el mercado invernal me parece clave para mantener la categoría.

Deja un comentario

*