Conclusiones de la semana en la Europa League

Odion Ighalo of Manchester United during the FA Cup match at Pride Park Stadium, Derby
Picture by Matt Wilkinson/Focus Images Ltd 07814 960751
05/03/2020

*A las 11:07, la UEFA anunció oficialmente que los partidos de Champions, Europa League y UEFA Youth League de la semana que viene quedan aplazados hasta nuevo aviso.

Visca se abona a los goles decisivos

Basaksehir aprovechó un lujo que le brindó la jornada de Europa League: la ventaja de poder jugar ante su público. No se trata del equipo con mayor masa social de Estambul, pero sí estuvo más arropado que de costumbre si tenemos en cuenta que solo uno de sus partidos de competición europea había superado el umbral de los 7.000 aficionados. En una eliminatoria en la que además está en juego el coeficiente de la liga turca para mantener un elevado cupo de clubes otomanos en los torneos internacionales, el Basaksehir mandó y generó las mejores ocasiones de gol ante el Copenhague, que aspira a disputar por primera vez los cuartos de final de un campeonato europeo. El cuadro dirigido por Solbakken pidió aplazar el encuentro de ida en el momento en el que la federación danesa suspendió la liga hasta nuevo aviso, pero el recurso no prosperó. Así que acabó oponiendo resistencia en Estambul en un encuentro que se decantó con un gol de penalty en el minuto 88. Demba Ba provocó una falta de Guillermo Varela dentro del área que recompensó los superiores méritos del equipo turco, liderado por la creatividad de Kahveci en la medular. Aun así, Visca figuró en la hoja de goleadores como ya ocurrió en los dos encuentros de dieciseisavos ante Sporting CP: el atacante bosnio ya ha anotado seis dianas en esta edición de la Europa League, varias de ellas en momentos decisivos. La última convirtió a Istanbul Basaksehir en el único equipo local capaz de ganar en la ida de los octavos de final. T.M.

Tarde plácida para el United en Austria

Poca historia tuvo el duelo entre LASK y Manchester United. Para los de Valerien Ismaël era un enorme premio enfrentarse a los red devils tras su brillante Europa League, pero sin el apoyo de su público y ante un United concentrado, los austríacos se llevaron un durísimo 0-5 en contra. Como viene siendo habitual desde su llegada, Bruno Fernandes fue preponderante en el juego del United, ofreciendo soluciones a sus compañeros en diferentes zonas del campo y mostrando su habitual ansia de marcar. El primer gol, un buen remate a la escuadra de Ighalo (otra de las noticias positivas que dejó el partido), tuvo origen en las botas del portugués. En el inicio, apareciendo la base de la jugada, participó también Juan Mata, que mejoró muchos de los balones que pasaron por sus pies durante el duelo. El partido pintaba muy favorable al United atendiendo a los espacios entre líneas del LASK, cuyas oportunidades de inquietar a los ingleses pasaban por mandar balones largos desde atrás o amenazar con saques de banda (uno de sus fuertes) y balones parados, en los que los pupilos de Solskjaer estuvieron tranquilos atrás y amenazantes arriba. Daniel James, que no marcaba desde agosto con los red devils, hizo el 0-2 en una acción en que el LASK mostró un desorden defensivo digno del minuto 90. Una recepción de Ighalo en medio campo arrastrando a Ramsebner dejó el lado derecho de la zaga austríaca libre, zona en la que James encontró el espacio para retar a Trauner y marcar con una definición académica de interior. Los de Ismaël, con Raguz y Klauss juntos en el campo tras el 0-2, tuvieron algunos acercamientos interesantes hasta el 0-3, el cual llegó por obra de Juan Mata (min. 82). En el descuento, Mason Greenwood marcaba su quinto gol en esta Europa League a pase del joven Tahith Chong y Andreas Pereira puso el 0-5 definitivo con un lanzamiento de media distancia que botó delante de Schlager y que el meta austríaco no pudo detener. J.N.

Youssef El-Arabi vuelve a rescatar a Olympiacos

La expulsión de Ruben Semedo a los 28 minutos comprometía enormemente el futuro de Olympiacos en la Europa League. El campeón griego debía afrontar una hora de partido con un efectivo menos ante el Wolverhampton, un equipo que hasta ahora ha compaginado varios frentes abiertes con éxito y atesora pólvora para aplastar a cualquiera. Sin embargo, el elenco dirigido por Pedro Martins resistió bien en la inferioridad numérica y se apoyó en su gran estrella para plantar cara al favorito en la eliminatoria. Como ya ocurrió en la ronda anterior ante el Arsenal, El-Arabi acudió al rescate del cuadro rojiblanco en un momento de apuro. El delantero marroquí adelantó a Olympiacos en un gol sencillo, de empujarla al fondo de la red tras una notable jugada de Guilherme, que refuerza su fabuloso curso en la faceta anotadora: El-Arabi es el máximo artillero del conjunto griego en la liga, con 17 dianas. Sumando todos los goles que ha transformado en las competiciones europeas, acumula 24 tantos que permiten soñar a Olympiacos de cara a un potencial encuentro de vuelta en Inglaterra. T.M.

Youssef El Arabi of Olympiacos F.C. controls the ball with his chest during the UEFA Champions League match at Karaiskakis Stadium, Piraeus Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019 22/10/2019
Youssef-El Arabi es el faro goleador de Olympiacos esta temporada. Foto: Focus Images Ltd.

La cabeza es clave en un juego de errores

En un encuentro donde los fallos en las áreas provocaron y evitaron, de igual forma, mayor alteración del marcador, el Shakhtar impuso con cabeza su dominio para labrar el camino hacia los cuartos de final. Los mineros fueron superiores en la primera mitad, dentro de un duelo equilibrado, en el que los lobos mejoraron tras el paso por los vestuarios. El campeón ucraniano, que se adelantó a través de un remate de cabeza de Júnior Moraes merced a un error de Casteels en su salida, pudo encarrilar más si cabe la eliminatoria. El VAR reveló un penalti por manos, que en directo pasó desapercibido, pero Kovalenko no supo aprovecharlo. El belga se redimió del traspié anterior adivinando la trayectoria del defectuoso lanzamiento. Un punto de inflexión que parecía tomar cuerpo cuando la tecnología volvió a acaparar protagonismo, en ese caso para alinearse en favor del conjunto alemán tras un disparo con rebote hacia las manos de un defensor visitante. El espigado Weghorst asumió el golpeo al borde del descanso con tan mala fortuna que acabó emulando a John Terry en la final de Moscú en 2008. El paso por los vestuarios, sin embargo, sentó bien al equipo de Oliver Glasner, que rápidamente encontró el empate al aprovechar un cabezazo de Brooks tras una mala salida de Pyatov. Se acentuaba la noche aciaga para los porteros, pese a la gran estirada de Casteels en el 1-2 definitivo que acabó concretando, también de cabeza, Marcos Antonio después de un magistral golpeo de falta de Alan Patrick. Un resultado, a la postre, justo para el Shakhtar al adelantarse en dos ocasiones. Fue un 1-2, como bien pudo ser otro resultado más grueso, sobre un Wolfsburgo también víctima del vacío y la frialdad de la grada. D.F.

El Bayer se hizo fuerte en Ibrox

Jugar ante uno de los pocos estadios con público de esta jornada de Europa League no intimidó al Bayer Leverkusen, que obtuvo en Ibrox un 1-3 inapelable. Gerrard no quiso hacer inventos con el once: Tavernier jugó a pesar de sus molestias y Morelos fue la punta de lanza por delante de Kamberi. Los alemanes, por su lado, salieron con tres centrales y con Bellarabi en detrimento de Bailey. Durante toda la primera parte, el partido tuvo como claro dominador al Bayer, que amasó mucha posesión ante un Rangers pertrechado. Los de Peter Bosz no pudieron imprimirle mucho ritmo a esa tenencia de balón, pero mostraron la paciencia necesaria para encontrar un penalti en los últimos minutos del primer tiempo. Un centro de Aránguiz pegó en el brazo de Edmundson, y el polaco Szymon Marciniak señaló penalti tras consultar en la pantalla del VAR. Havertz, con horchata en las venas, marcó el 0-1. El comienzo de segundo tiempo ya fue distinto: un par de internadas de Tavernier y la entrada de Kamberi incordiaron al Leverkusen, que parecía que podía verse amenazado por la simbiosis Ibrox-Rangers. Pero cuando mejor estaban los de Gerrard, los renanos anotaron el 0-2 gracias a Aránguiz. En ese momento, Bosz hizo lo que se conoce como un Gasperini: con una clara ventaja en el luminoso, quitó a un central (Tapsoba) y metió a un delantero (Paulinho). Al mismo tiempo, Gerrard dio entrada a Ianis Hagi. Ante esto, ocurrió lo esperado: el Rangers siguió inclinando el partido hacia la meta rival y Edmundson acercó al Rangers en el marcador con un gran cabezazo a la salida de un córner. Pero Leon Bailey, cambiándose el balón de pie y poniéndolo lejos de McGregor ante la vigilancia de tres contrarios, firmó un gol precioso para el 1-3, momento en que las gradas de Ibrox, esta vez sí, se quedaron vacías. J.N.

Kai Havertz of Bayer Leverkusen and Joshua Kimmich of Bayern Munich during the Bundesliga match at BayArena, Leverkusen Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 15/04/2017 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-170416-0046.jpg
Kai Havertz marcó uno de los goles de la victoria del Bayer Leverkusen. Foto: Focus Images Ltd.

Eintracht y Basilea anuncian que la vuelta se jugará en el mismo estadio

Una de las decisiones más desconcertantes de la tarde del jueves la protagonizaron el Eintracht Frankfurt y el Basilea, que minutos antes de arrancar su eliminatoria anunciaron de forma conjunta que el choque de vuelta del cruce se disputaría también en Alemania. La ida ya se iba a celebrar a puerta cerrada, sin público, y las restricciones en el movimiento de personas invitaron a ambos conjuntos a acordar que la mejor opción para disputar la vuelta era volver a jugar en el estadio del Eintracht si las circunstancias permitían ese segundo enfrentamiento. Más allá de lo que ocurra la próxima semana y si finalmente se produce el escenario previsto, en una decisión inédita en la Europa League, el Eintracht echó de menos el calor de su afición y cayó con estrépito por un claro 0-3. El duelo ante el Basilea se decantó en los últimos veinte minutos en lo que supone la tercera derrota como local del cuadro alemán en esta edición de la Europa League: el curso pasado, cuando alcanzó las semifinales, ganó todos los partidos que jugó en casa salvo las visitas ante Inter (0-0) y Chelsea (1-1). T.M.

Textos de Jaume Naveira (J.N.), Dani Fernández (D.F.) y Tomàs Martínez (T.M.). Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Me alegró ver que no ocurrió como en la anterior eliminatoria y las grandes ligas se impusieron en sus enfrentamientos, a excepción del Arsenal. Ucrania y Suiza tienen 2 representantes con muchas posibilidades de seguir y dar la sorpresa para unos cuartos y finales bien representados. De todas formas, todo son suposiciones frente a una perspectiva de parón de larga duración.

Deja un comentario

*