El Eintracht sueña despierto

Eintracht Frankfurt Marcadorint

El Eintracht Frankfurt vive en una nube. El club de la capital financiera de Alemania se ha convertido en uno de los equipos de moda en Europa, condición que ostenta con más orgullo todavía tras remontar contra el Benfica y sellar la clasificación para las semifinales de la Europa League. Posee varios jóvenes de talento que atraen la atención de las entidades más poderosas del continente, despliega un fútbol ofensivo y atractivo que engancha con pegamento al espectador neutral en el sofá, posee una cuota extra de experiencia que aportan los futbolistas que han probado fortuna en instituciones de dimensiones superiores (a menudo sin éxito) y dispone del poso que brinda una estructura táctica sostenida por un buen puñado de piezas que llevan más de un año jugando juntas. Adi Hütter ha dado continuidad al proyecto que conquistó tras 30 años de sequía la DFB Pokal con Niko Kovac en su último acto de servicio antes de incorporarse al Bayern, lo ha ido moldeando a su gusto y ahora las águilas disfrutarán de su primera semifinal europea 39 años después. Carpe diem.

Eintracht Frankfurt 2 (Kostic 36′, Rode 67′)
Benfica 0

Benfica vs Eintracht - Football tactics and formations

La remontada se fraguó a fuego lento, sin prisa pero sin pausa, ante un Benfica algo más conservador que en la ida. Bruno Lage alineó un doble pivote pétreo, manteniendo a Samaris y Fejsa por delante de Rúben Dias y Jardel, apuntaló el lateral derecho con André Almeida y escoró a Joao Félix a la banda izquierda para colocar a Gedson en la mediapunta y a Rafa Silva en el lado opuesto. Se alejó Joao Félix del carril central y se redujo su cantidad de intervenciones en un partido que poco a poco fue dominando el Eintracht. El cuadro alemán inclinó paulatinamente la balanza a su favor, atacó con insistencia por el perfil izquierdo de Filip Kostic y encontró las costuras de la zaga encarnada en ese flanco. El carrilero serbio, que ya fue uno de los jugadores más destacados de la ida, percutió sin cesar por su lado, ayudó al Eintracht a ganar metros y sirvió buenos balones al corazón del área. Rúben Dias tuvo que multiplicarse para echar un cable a André Almeida, absolutamente desbordado en los duelos individuales ante su par, e intentar frenar la sangría de un Benfica que cada vez defendía más atrás. El elenco lisboeta reculó y terminó encerrado en su área ante el buen trabajo del Eintracht en la recolecta de balones divididos y segundas jugadas. Rode, Gacinovic y Gelson Fernandes permitieron a los locales instalarse arriba y atacar permanentemente ante un Benfica sin turno de réplica para desplegarse al contragolpe. El acoso teutón derivó en el 1-0 de Kostic, que recogió en posición de fuera de juego un balón que escupió la madera tras un remate lejano de Gacinovic. Se enfadó con razón la expedición encarnada, con protestas que le costaron la expulsión al entrenador Bruno Lage, pero el asedio alemán quizás habría terminado recogiendo los frutos en forma del 1-0 antes del descanso vista su superioridad.

Mijat Gacinovic.
Mijat Gacinovic disparó a la madera en el origen del 1-0. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Al Benfica le sentó bien el paso por los vestuarios para recuperar el control de lo que ocurría sobre el césped de Frankfurt. El equipo encarnado amasó la pelota durante más tiempo, atacó con mayor continuidad y creció cuando se juntaron Gedson Fernandes, Joao Félix y Seferovic en el carril central. Los dos canteranos nacidos en 1999 se buscaron entre líneas, Grimaldo se incorporó con mayor asiduidad y el Eintracht sufrió para contener los mejores minutos de fútbol del equipo visitante. Hasebe y Falette, que se habían sentido muy cómodos defendiendo a campo abierto para anticiparse a los atacantes del Benfica, empezaron a mostrar ciertas debilidades en la defensa de centros laterales y Jovic apenas pudo intervenir en campo contrario. Sin embargo, el Eintracht capeó el temporal y respondió cuando peor lo estaba pasando. La defensa encarnada careció de la contundencia necesaria para rechazar un balón en la frontal del área, Rebic descargó de espaldas a portería y Rode perforó la meta de Vlachodimos con un remate desde la frontal. El Eintracht ya había hecho los deberes.

El 2-0 abrió en canal la eliminatoria. El resultado y el cronómetro obligaron al Benfica a arriesgar y a agitar el encuentro. Entraron Pizzi, Jonas y Salvio, con el argentino terminando el partido de lateral derecho, pero el cuadro encarnado apenas generó peligro sobre la defensa del Eintracht. El conjunto alemán se encerró en su caparazón, resguardado por la zaga de cinco defensas, reforzó la medular con la entrada de Lucas Torró y apretó los dientes con fuerza para repeler el bombardeo portugués. El Benfica colgó múltiples centros desde las bandas y en alguna ocasión inquietó, sobre todo cuando Grimaldo o Salvio aparecían desde la banda contraria sin vigilancia. No obstante, el ímpetu benfiquista no bastó para recortar la diferencia. En la ocasión más clara de la recta final, ya en el minuto 85, la madera negó el gol a Salvio.

Salvio y sus compañeros han firmado una muy mala Champions League Foto: Focus Images Ltd.
Salvio disparó a la madera en el minuto 85. Foto: Focus Images Ltd.

El Eintracht Frankfurt se clasificó para las semifinales de la Europa League y se une al club de equipos de un segundo o tercer peldaño de una gran liga que en los últimos años han aprovechado su temporada de ruta por el viejo continente para disfrutar al máximo de una oportunidad que ignoran cuándo se volverá a repetir. Su caso recuerda a las aventuras que no hace tanto protagonizaron Osasuna, Espanyol, Fulham, Sporting de Braga, Athletic Club o Celta. Sin complejos, desplegando el fútbol que le permitió avanzar con paso firme en las primeras rondas del torneo, el Eintracht sigue soñando con volver a alzar un título europeo como hizo en 1980. Solo el Chelsea le separa de la final.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: MarcadorInt.

Related posts

2 comments

Llevo toda la temporada escuchando hablar de este equipo en “No habrá haters de Manacor” y me alegra ver el buen ojo que tenéis. Da gusto verlos jugar y, como siempre, la Europa League es un torneo apasionante.

Ya tenemos completas las semis de ambas copas europeas, y se confirma el resurgir de los ingleses: Tottenham y Liverpool en Champions, Chelsea y Arsenal y E. League. Quizá el que tiene más opciones de llegar a ser finalista es el Chelsea, pero visto lo visto también es muy posible que no alcancen las finales ninguno de los cuatro. Si tenemos en cuenta que en cuartos de Champions estaban ambos clubes de Manchester, da igual, se puede considerar un éxito para el fútbol inglés, y más si sumamos los resultados de la pasada temporada.
Yendo más allá, también la selección inglesa tiene una progresión ascendente. Hizo buen mundial con un grupo joven, y el talento que viene de abajo tiene más mimbres que de costumbre y está avalado por buenos resultados en categorías sub. Me atrae principalmente el potencial que pueden juntar en posiciones ofensivas con jugadores con mucho margen de mejora o con años de plenitud por delante: Kane, Sterling, Dele, Rashford, Sancho, Hudson… O si no, el trío de laterales diestros, que ya quisieran muchos: Walker, Trippier y Arnold. Quizá el nivel es menor en el resto de posiciones, pero en general el equipo es potente.

Deja un comentario

*