Cinco alicientes de la cuarta jornada de la fase de grupos de la Europa League

Espanyol - MarcadorInt

El Grupo F puede quedar sentenciado en la cuarta jornada

Standard Lieja–Eintracht Frankfurt (jueves, 18:55)

El Eintracht Frankfurt tiene en su mano la opción de redondear una semana perfecta. El pasado sábado golearon al Bayern en un partido que hizo saltar del banquillo bávaro a Niko Kovac, quien inició con el título de la DFB Pokal de 2018 el buen momento que viven las águilas en la actualidad. El triunfo copero les permitió vivir una notable experiencia en la Europa League, que terminó en las semifinales en una dramática tanda de penaltis en Stamford Bridge, y el sueño es repetir una aventura continental similar este curso. Como ocurrió la temporada pasada, Adi Hütter ha ido encajando poco a poco las piezas nuevas en su engranaje y ha logrado que la máquina empiece a funcionar a medida que han avanzado las semanas de competición. Este jueves puede dejar hechos los deberes y certificar el billete a las eliminatorias. El Eintracht ha ganado dos de sus tres partidos y si suma la victoria ya será matemáticamente equipo de dieciseisavos de final: el Standard quedaría a seis unidades, pero con el duelo directo perdido, y el Vitória Guimaraes tampoco podría alcanzar a los teutones a pesar de empatar ante el Arsenal al partido adelantado al viernes para que Braga y Guimaraes no acogieran partidos de local el mismo día. El reto del Eintracht, aun así, no será fácil porque el Standard se ha erigido como un equipo tremendamente fiable ante su afición. El conjunto belga no ha perdido en casa este curso. De hecho, ha ganado todos sus partidos salvo uno, que terminó en empate a uno ante el Charleroi.

Una oportunidad para recuperar a Rafik Guitane

Cluj–Rennes (jueves, 18:55)

No había disputado ni diez partidos con el primer equipo del Le Havre, en la segunda división francesa, y ya pagaron diez millones de euros por él. Rafik Guitane estaba considerado uno de los mayores talentos del fútbol galo. Asiduo en las convocatorias de las selecciones inferiores, con las que había destacado en algunos torneos y rondas preliminares, el Rennes quiso asegurarse su futuro y pagó lo que fue necesario antes de dejarlo cedido en el Le Havre para que se curtiera en la segunda división. Jugó con regularidad en la segunda mitad de curso 2017-18 y posteriormente disputó el Europeo sub-19 con la selección en Finlandia, torneo en el que dejó chispazos de su calidad para regatear en espacios reducidos y armar el disparo en la frontal del área. Sin embargo, cuando pugnaba por abrirse paso en el primer equipo del Rennes, se lesionó de gravedad. Guitane se rompió los cruzados de la rodilla izquierda en el inicio de su primera temporada en la élite y pasó prácticamente un año entero en blanco. Ahora parece que regresa. Poco a poco ha entrado en la dinámica del segundo equipo y hace unos días se estrenó en partido oficial con el Rennes en el duelo ante el Mónaco.Vista la pésima situación del Rennes en el grupo, tras solo sumar un punto de nueve posible, la segunda vuelta de la Europa League puede servir para dar minutos a Guitane para que recupere la confianza y gane ritmo competitivo. El canterano del Le Havre ha entrado en la convocatoria del club bretón para viajar hasta Rumanía, donde se enfrentará al Cluj. Si el campeón rumano gana, dejará al Rennes matemáticamente eliminado de la Europa League mientras que el empate tampoco le serviría para recortar la diferencia.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Rafik Guitane celebra un gol en el Europeo sub-19 de 2018. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).
Rafik Guitane celebra un gol en el Europeo sub-19 de 2018. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

La válvula europea del Espanyol

Espanyol–Ludogorets (jueves, 21:00)

El Espanyol está encontrando en la Europa League una competición en la que huir de los problemas de su día a día. En zona de descenso en la liga, torneo en el que todavía no ha ganado en casa, el cuadro barcelonés ha sumado buenos resultados en Europa que le han permitido involucrar a varios de los futbolistas menos habituales y reforzar la moral del grupo en algunos momentos críticos del arranque de curso. Tras ganar en dos salidas complicadas en Rusia y Bulgaria, ahora el Espanyol busca la tercera victoria consecutiva en la Europa League para dejar prácticamente sellado el billete a las fases eliminatorias del torneo. Por este motivo, el duelo de este jueves es importante: para sacudirse la presión de los partidos como local y ara dar un paso de gigante alejando al Ludogorets de la pugna por el primer puesto del grupo. De ganar en el feudo perico, el Espanyol ampliaría la distancia respecto al cuadro búlgaro hasta los cuatro puntos y mantendría -como mínimo- el partido de distancia respecto al Ferencvaros, precisamente su rival en la próxima jornada. Para la visita a España el Ludogorets podrá contar con su referente goleador, el delantero rumano Claudiu Keseru, que se perdió por lesión el duelo de hacer un par de semanas. Keseru ha marcado 14 goles entre todas las competiciones y fue una de las claves para que el Ludogorets sumara los seis primeros puntos en disputa en la fase de grupos.

Una nueva vida para el Borussia Mönchengladbach

Borussia Mönchengladbach–Roma (jueves, 21:00)

Un penalty muy controvertido en el último minuto dio una vida extra al Borussia Mönchengladbach en la Europa League. El líder de la Bundesliga, desahuciado en la última posición del grupo, logró empatar después de que el árbitro apreciara mal un despeje de Smalling con la cabeza (e indicara mano y lanzamiento desde los once metros) y permitió comprimir un grupo en el que el primero y el último clasificado están separados por únicamente tres puntos. Ambos se vuelven a enfrentar mañana, en un duelo en el que la Roma no se guarda nada. Edin Dzeko lidera la delegación de la Roma que ha volado hacia Alemania, donde también se encuentra Nicolò Zaniolo, en un gran estado de forma y particularmente atinado de cara a la portería contraria. Con Mancini ejerciendo de mediocentro en los últimos encuentros, la Roma ha dado la vuelta a una dinámica negativa con tres triunfos consecutivos que le han elevado hasta la tercera posición de la Serie A. En el Borussia Mönchengladbach, Marco Rose sigue lamentando un buen puñado de lesiones que merman sus opciones de rotar a su plantilla en la segunda competición continental. Breel Embolo está cerca de volver a los terrenos de juego, pero todavía no podrá disputar el encuentro contra la Roma. Así pues, se espera que el francés Marcus Thuram repita como delantero centro.

Marcus Thuram.
Marcus Thuram es uno de los fichajes destacados de esta temporada en el Borussia Mönchengladbach. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Camino del desastre absoluto

Sporting de Braga–Besiktas (jueves, 21:00)

Tres jornadas, tres derrotas y ningún punto. Este es el balance del Besiktas después de la primera vuelta de la fase de grupos de la Europa League. Ya ha perdido dos partidos ante su propia hinchada y también cayó en el desplazamiento a priori más asequible a Bratislava. En esta tesitura, alcanzar los dieciseisavos de final parece una utopía para el cuadro turco. Tarde o temprano, está llamado a caer eliminado. La decepción podría consumarse este jueves en Braga ante un Sporting que podría dejar virtualmente sellado su pase a las rondas eliminatorias. Actualmente líder con siete unidades, en caso de sumar los tres puntos dejaría al Besiktas ya eliminado y podría celebrar virtualmente la clasificación si a ese resultado se suma un triunfo del Wolverhampton, en Inglaterra, ante el Slovan. La Europa League se ha convertido en un alivio para el equipo arsenalista, que no atraviesa un buen momento en la liga. Es duodécimo, ha tropezado en los dos últimos encuentros y el pasado fin de semana se le escapó el triunfo sobre la bocina ante un Famalicao que jugó durante más de una hora con un efectivo menos. “En el campeonato no podemos perder tiempo y esperar a que el adversario falle, tenemos que ser dominantes para conseguir la victoria. En la liga, los equipos están a la espera de nuestros errores y juegan con las líneas bajas”, diagnosticó el entrenador Ricardo Sá Pinto al analizar las diferencias de los resultados en las competiciones lusas y europeas. El Besiktas, necesitado de puntos y alegrías, no parece uno de esos rivales que vaya a esperar atrás y proponga al Sporting de Braga el escenario que más se le ha atragantado recientemente.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*