Anthony Lopes y la sombra de Bakambu eliminan al Villarreal

Anthony Lopes hizo una parada brutal. Foto: Focus Images Ltd

40 son muchos millones para llevarse las manos a la cabeza por la marcha de Bakambu a China, pero pocos dudarán de que la eliminatoria disputada por Villarreal y Olympique de Lyon podría haber finalizado de manera muy diferente si el goleador franco-congoleño hubiese permanecido en La Cerámica. Tan obvio como ajustado a la realidad analizando el desarrollo del cruce entre dos proyectos deportivos dignos de elogio. Para remontar (3-1), a los hombres dirigidos por Javier Calleja se les exigía paciencia en la elaboración y pegada en los metros finales, una combinación compleja cuando uno tiene delante a un rival diseñado para manejarse como pez en el agua en el intercambio de golpes. Conscientes de que encajar al menos un tanto era una posibilidad real, los castellonenses necesitaban afilar sus garras en ataque, y la predecible falta de voracidad en la zona de remate acabó resultando determinante. Sin chispa en la definición, el conjunto amarillo mordió el polvo ante un Lyon cargado de argumentos para alcanzar las rondas finales de la competición.

Para contrarrestar las dudas generadas por su línea de cuatro defensas a lo largo de toda la eliminatoria, Genesio contó con un portero sobrio y decisivo bajo palos: Anthony Lopes. El guardameta franco-portugués quizá no firme paradas espectaculares ni sea el más afamado de los arqueros, pero tanto su adecuado posicionamiento como el temple demostrado en los momentos más complicados resultaron determinantes. Este Lyon es el Lyon de Mariano. El de Fekir, por supuesto. También el de Traoré y Depay. Incluso el de los jóvenes Ndombele, Tousart o el suplente Aouar. No es ni será nunca el Lyon de Anthony Lopes, pues el internacional luso (27 años) cumple a la perfección en el rol de cancerbero de perfil medio: ordenado, aplicado y poco dado a las estridencias. Sin embargo, el OL no formaría parte del sorteo de octavos de final sin las paradas de Lopes en Francia ni tampoco sin sus dos buenas manos para repeler sendos disparos de Ünal y Mario en Castellón.

Villarreal 0
Olympique de Lyon 1 (Bertrand Traoré 85′)

Villarreal vs Olympique de Lyon - Football tactics and formations

Calleja prescindió del culebreo de Castillejo de inicio, relegando al extremo al banquillo en favor de un mediocentro posicional como Javi Fuego. El exfutbolista del Espanyol acompañó a Rodri en un centro del campo que completaron Trigueros y Fornals, dos imprescindibles. Los cuatro medios serían los encargados de llevar el peso con balón del ataque groguet, y en las botas del talaverano nacería la primera acción de peligro del encuentro: una triangulación rápida que finalizaría con el esférico en los pies de Trigueros, cuyo golpeo a puerta se quedó a medias al rebotar en el cuerpo de Morel. Corría el minuto 30 cuando los locales comenzaron a inquietar a un Lyon bien posicionado en defensa; aunque el ADN lionés repela perder de vista la portería rival. Pero ese repentino primer envite sí alimentó las esperanzas del Villarreal. Sería entonces cuando Anthony Lopes hizo acto de presencia para calmar los ánimos locales. Ünal, errático, gozaría de la mejor oportunidad del primer tiempo, a la postre desbaratada por el portero del Lyon. Y cuando más cercano parecía el primer tanto del choque, la contienda llegó a su tiempo de descanso. Un alivio para los galos.

Javier Calleja, técnico del Villarreal, asume la falta de pegada: “Nos ha faltado ser resolutivos en la faceta de realización. No hemos tenido gol y eso es lo que decide los partidos. No estamos teniendo acierto de cara a puerta y necesitamos trabajar en ese aspecto para mejorar la situación. Atrás hemos estado bien, hemos logrado estar seguros”.

Ya con Castillejo sobre el verde, el partido tomó cuerpo y se volvió más frenético y sugerente. El Villarreal asumió riesgo y apretó arriba. Como consecuencia de ello, también se vio amenazado por las vertiginosas salidas a la contra del equipo de Genesio. Fekir tendría en sus botas el 0-1 en una acción en la que el talentoso mediapunta llegó a esquivar a Asenjo antes de que su disparo se encontrase con Bonera. Tanto tiraron de la cuerda unos y otros que finalmente Jaume Costa no lograría controlar la tensión y acabaría siendo expulsado antes de tiempo al recibir dos cartulinas amarillas, la segunda por protestar. Con un hombre menos y la obligación de anotar un gol para meterle el miedo en el cuerpo al Lyon, Bertrand Traoré rompería el molde al destapar las costuras de la zaga amarilla culminando con acierto una transición rápida. Su tanto liquidó por completo la eliminatoria. El gol vale dinero, y el Villarreal, que no pudo impedir el desembolso de la cláusula de rescisión de Bakambu en enero, ahora lo tiene en el banco y no en el césped. Un lujo demasiado caro.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

No estoy de acuerdo Carlos, en 180 minutos es lógico que alguna vez te van a llegar a portería y en este caso Lopes ha hecho bien su trabajo, de eso no hay duda, pero creo sinceramente que aunque hubiera jugado el portero suplente, el Lyon habría pasado igualmente porque en el cómputo global de la eliminatoria ha sido muuuuuuuuy superior al Villareal.
Con Bakambu tal vez hubiese sido otra cosa, no lo sé, pero tampoco nos pensemos ahora que Bakambu era Romario, que el congoleño también era muy de fallar ocasiones clarísimas.

En mi opinión, con o sin Bakambu, el Villarreal ha llegado al tramo clave de la temporada muy por debajo de su mejor nivel. Tiene serios problemas a la hora de crear fútbol ante un rival replegado y ha perdido la fiabilidad defensiva que arrastraba de la época de Marcelino. Más que falta de gol, lo que falta es generar ocasiones, generar fútbol. Ayer, en un partido en el que tienes que remontar y marcar como mínimo 2 goles, el Villarreal disparó a puerta tan sólo en 3 ocasiones, y salvo la de Trigueros, que sí nace de una jugada trenzada, las otras dos vienen de jugadas embarulladas y con uno o varios rechaces. Y eso, creo yo, no se debe a la no presencia de un único jugador.
Lopes fue clave en Lyon, donde sí realizó 3-4 paradas de gran mérito, pero en La Cerámica, el Lyon sufrió mucho menos de lo que ellos mismos se esperaban para llegar a octavos.

Concuerdo, ayer el entrenador del Villarreal regaló los primeros 45 minutos del partido y es algo cada vez más común, los entrenadores actuales, salvo Klopp y Pep, son entrenadores que especulan con el resultado hasta los últimos 20 minutos del partido…

Deja un comentario

*