La Champions asiática repite la final de 2017

Razvan Lucescu Manager of PAOK during the Greek Cup Final at Olympic Stadium, Athens
Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019
11/05/2019

No es muy habitual ver a grandes dinastías en el fútbol asiático de clubes. O no, al menos, a nivel continental, donde la Champions suele deparar cruces fratricidas entre equipos del mismo país que se conocen al dedillo y aguarda trampas en todas las esquinas, con fases de grupos normalmente muy equilibradas y eliminatorias no demasiado decantadas. Quizás lo más parecido a un claro dominador lo encontramos hace cerca de un lustro, cuando Guanzhou Evergrande conquistó las Champions de 2013 y 2015 después de realizar una gran inversión para asaltar el título continental. Desde 2004 y 2005, cuando Al Ittihad enlazó dos títulos seguidos, nadie logra ni siquiera encadenar dos finales. Por este motivo, la final de esta edición resulta llamativa porque, por primera vez en la historia del torneo dos equipos se reencuentran en la gran final. Se reencuentran Al Hilal y Urawa Red Diamonds, además, apenas dos años después de haber disputado en 2017 una final a doble partido que se llevó el cuadro japonés.

Ha pasado poco tiempo, pero mucho han cambiado las cosas para ambos conjuntos. Sobre todo para Al Hilal, que vive obsesionado con alzar un título continental que se le ha escapado en demasiadas ocasiones en los últimos años. El equipo saudí ha perdido dos finales en los últimos cinco años y es el equipo que más veces ha vuelto a casa con la medalla de plata, pues en 1986 y 1987 también fue subcampeón. Sus títulos, de 1991 y 2000, ya quedan lejos en su afán por igualar a Pohang Steelers, de la República de Corea, que actualmente es el único club con tres entorchados. Gane Al Hilal o gane Urawa Red Diamonds, ya no será el único al término del mes de noviembre, cuando se disputará el choque de vuelta en tierras japonesas. Para arrasar en la Champions, Al Hilal ha apostado por futbolistas extranjeros contrastadísimos en el fútbol europeo y también con recorrido en selecciones que han participado en grandes citas. El francés Bafétimbi Gomis es su delantero centro estrella; Sebastian Giovinco, la apuesta para crear juego entre líneas; y el peruano André Carrillo, una alternativa para desequilibrar or las bandas junto a Al-Dawsari, el extremo saudí que pasó unos meses cedido en el Villarreal. La apuesta por estos futbolistas ha dejado en un segundo plano a dos estrellas del subcampeonato de 2017 como el delantero sirio Omar Khrbin o el centrocampista brasileño Carlos Eduardo, que siguen en la plantilla porque pueden jugar en la liga saudí pero no figuran entre los extranjeros inscritos para disputar la Champions en el equipo dirigido por el rumano Razvan Lucescu.

Sebastian Giovinco pictured during Italy training at Coverciano, Florence Picture by Stefano Gnech/Focus Images Ltd +39 333 1641678 01/09/2014
El internacional italiano Sebastian Giovinco es una de las grandes estrellas de Al Hilal. Foto: Focus Images Ltd.

La dinamita ofensiva de Al Hilal le ha permitido pasar rondas con autoridad pese a los problemas defensivos que pueda arrastrar. Marcó cuatro goles en los estadios de Al Ahli o Al Sadd, demostrando que se siente cómodo cuando se adelanta en el marcador y puede aniquilar a un rival que se vuelca en busca de una diana. El cuadro saudí también sacó a pasear su pegada en el duelo ante Al Ittihad de cuartos de final, cuando estuvo contra las cuerdas durante un buen rato. Empezó perdiendo en casa en la vuelta tras el 0-0 de la ida, pero acabó remontando. Esta ha sido la tónica habitual de Al Hilal en esta Champions: ha empezado perdiendo en las tres eliminatorias, pero siempre ha acabado imponiendo su superior calidad.

Urawa Red Diamonds, en cambio, refleja una tendencia opuesta. El campeón japonés, el mejor equipo del este de Asia en esta Champions, se ha adelantado en todas sus eliminatorias. Terminó remontando en octavos después de perder ante Ulsan (que le levantó un 1-0 en los últimos minutos de la ida), pero obligó a Shanghai SIPG y a Guangzhou Evergrande a remar a contracorriente. Este curso se le ha dado mejor la Champions que la liga, donde aún no tiene asegurada la permanencia. Ha disputado un partido más que sus rivales y apenas tiene cinco puntos más que el primer equipo que marca el descenso. Solo le faltan dos encuentros, que no deberá afrontar hasta que termine la final de la Champions.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Si en Al Hilal la plantilla ha cambiado de forma sensible, en Urawa Red Diamonds sigue uno de los grandes estandartes del triunfo de 2017: Shinzo Koroki. El delantero japonés es el tercer máximo artillero de Urawa en esta Champions, con ocho dianas, y aún puede alcanzar los 10 goles que ha marcado Gomis en dicha competición. Koroki ha aparecido en casi todos los momentos decisivos del torneo: inició la remontada en el partido de vuelta de octavos ante Ulsan, marcó el segundo gol de Urawa en la ida de cuartos en Shanghai, adelantó a Urawa en la vuelta ante el mismo conjunto chino y marcó el 0-1 definitivo en la vuelta ante Guangzhou Evergrande, que sirvió para disipar cualquier signo de esperanza en el combinado de Cannavaro tras imponerse en la ida por 2-0. El acierto de Koroki, sin embargo, no está acompañado por una figura que le descargue de responsabilidad en la anotación. El delantero japonés ha marcado 12 goles en la liga japonesa, mientras el segundo anotador del equipo es Nagasawa con tres dianas. En la Champions, un puñado de futbolistas han narcado dos goles pero nadie se acerca a los ocho de Koroki.

Bafetimbi Gomis of Swansea City during the Barclays Premier League match at the Liberty Stadium, Swansea, UK. Picture by Mike Griffiths/Focus Images Ltd +44 7766 223933 01/05/2016
Bafetimbi Gomis es el máximo artillero de la Champions asiática con 10 goles. Foto: Focus Images Ltd.

Para abastecer a su estrella, Urawa Reds sí cuenta con una plantilla curtida. Nagasawa es el centrocampista más creativo a la hora de asistir en el último tercio -llegó a jugar con el Colonia en la Bundesliga- y Aoki es un mediocentro que dota de equilibrio a la medular. El veteranísimo Yuki Abe, habitual en las segundas partes a sus 38 años, puede convertirse también en el primer futbolista que gana la Champions asiática tres veces con el mismo club. Atrás, Makino es un central contrastado en el continenta asiático y Nishikawa llegó a jugar un buen puñado de partidos con la selección nipona en el proceso de clasificación para el último Mundial. El nivel de sus extranjeros es sensiblemente inferior al de Al Hilal (¿quién no saldría perdiendo en esa comparación?) pero los brasileños Ewerton y Fabricio han encajado bien para reforzar el centro del campo y el frente de ataque ofensivamente. Los extranjeros del cuadro japonés no son equiparables a los de Al Hilal, aunque el nivel de base de los futbolistas nacionales sí se antoja superior en el campeón de 2007 y 2017, más disciplinado en el aspecto táctico y menos tendente a la dispersión. Urawa Red Diamonds puede convertirse en el noveno representante del sector oriental del continente que alza la Champions asiática de forma consecutiva.

Horarios:

Al Hilal-Urawa Red Diamonds, sábado 9 de octubre, 17:30h
Urawa Red Diamonds-Al Hilal, domingo 24 de octubre, 11:00h

Al Hilal vs Urawa Reds - Football tactics and formations
Alineaciones tipo de Urawa Reds y Al Hilal en las semifinales de Champions (ida/vuelta).
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*