Patson Daka: maduración a fuego lento y explosión repentina

El RB Salzburg busca su séptima Bundesliga consecutiva. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd

El reinado del RB Salzburgo en Austria -ha ganado los últimos seis títulos de Liga- amenazaba con llegar a su fin tras los traspasos en el mercado invernal de Erling Haaland y Takumi Minamino. El buen rendimiento del LASK Linz, que lideraba la tabla clasificatoria antes del parón, y la pérdida de capacidad goleadora que le intuíamos al campeón tras la marcha de sus dos delanteros titulares daban argumentos de peso a aquellos que sostenían que había llegado el momento del cambio de régimen. Sin embargo, hoy ya no queda nadie que siga defendiendo esta teoría. Una sanción administrativa al LASK por romper la normativa del confinamiento y entrenar en grupo cuando aún no estaba permitido le quitó la primera posición de la tabla. Golpeado anímicamente por esa cuestión, ya ha perdido otros cinco puntos en las dos jornadas disputadas desde la reanudación. Ahora el Salzburgo encabeza la clasificación con siete unidades de ventaja y se podría decir que ni echa de menos a sus antiguas figuras. Especialmente por el rendimiento que está dando el hombre al que encomendaron la misión de llenar el vacío dejado por el ariete noruego que se marchó a Dortmund: el zambiano Patson Daka.

Daka no es un nuevo fichaje realizado para sustituir a Haaland: estaba en el club, de hecho, desde mucho antes que el nórdico, y en esta misma web se le citó en un artículo de 2017 como uno de los integrantes del contingente africano de la escuadra de las bebidas energéticas y en la clásica recopilación de jugadores a seguir antes del Mundial Sub-20 de ese mismo año. Se ha proclamado campeón de África sub-20 y ganador de la Youth League con el conjunto austríaco, por lo que a estas alturas no es un desconocido para los seguidores del fútbol internacional ni una aparición fulgurante que haya podido sorprender a los ojeadores. Red Bull lo reclutó directamente del fútbol zambiano y ha cuidado su progresión a fuego lento, con mucha más paciencia que con Haaland y midiendo muy bien los pasos que había que dar en todo momento, considerando siempre la mayor dificultad de adaptación por la diferencia cultural. Y ahora, con huecos libres en la delantera, ha explotado de manera definitiva.

Virgil van Dijk of Liverpool and Patson Daka of Red Bull Salzburg in action during the UEFA Champions League match at Anfield, Liverpool. Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072 02/10/2019
Daka le disputa un balón aéreo a Virgil van Dijk en el Liverpool-Salzburgo de la presente edición de la Champions League. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images.

Su hat-trick el pasado domingo en el campo del Hartberg catapultó sus números hasta una cifra que justificaba un bombardeo mediático: calcó virtualmente los goles por minutos de Haaland en la presente temporada de la liga austriaca. Cierto es que el boom del noruego se dio especialmente en la Champions y que luego trasladó sus números a una competición doméstica más potente como la Bundesliga, pero el hecho de que Daka esté replicando su estadística en el torneo nacional ha llamado la atención por el valor extraordinariamente productivo de estos registros. Veámoslo: Haaland promedió 1,40 goles por cada 90 minutos que jugó este curso en liga con el Salzburgo. Daka está ahora mismo en 1,37. El máximo anotador del campeonato, el israelí del Wolfsberger Shon Weissman, está en 0,99. En Alemania, Haaland lleva un promedio de 1,13 con el Dortmund.

El Red Bull Salzburgo estuvo a punto de eliminar al Liverpool y clasificarse para octavos de Champions. Foto:  EXPA Pictures/Focus Images Ltd
Haaland promedió con la camiseta del Salzburgo 1,40 goles por cada 90 minutos en la liga austríaca 19-20. Foto: EXPA Pictures/Focus Images Ltd

Daka y Haaland comparten potencia, exactitud ante portería contraria, oportunismo rematador y una apreciable calidad en las acciones rápidas que requieren una decisión inmdiata: en los controles, en devoluciones de paredes, en asistencias al primer toque… El zambiano es seguramente más rápido en cuanto a punta de velocidad y menos fuerte en las disputas cuerpo a cuerpo. Pero, siguiendo con los datos de esta temporada en la liga austríaca -que nos sirven para compararlos en el mismo contexto-, llama la atención la mayor precisión de Daka en sus disparos a portería. El zambiano ha dirigido el 63,16% de sus tiros entre los tres palos, mientras que Haaland lo hizo en el 48,08%. Haaland necesitó 52 tiros para marcar 16 goles. Daka, 57 disparos para anotar 21. Esto significa que Haaland convirtió en gol uno de cada 3,25 tiros, mientras que Daka tuvo una tasa de conversión más exacta: acabó en la red uno de cada 2,71. No nos tienen que llevar estos datos a pensar que el zambiano, que hoy tiene 21 años, vaya a ser mejor, pero sí ayudan a reforzar la idea de que se trata de un jugador con grandes posibilidades y que sin duda ha encontrado con el éxodo de talento en su club la oportunidad definitiva para explotar en un fútbol europeo en el que ya se ha asentado.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

 

 

Related posts

1 comments

Un problema que puede tener Patson Daka es que se le intente comparar con Haaland, algo que no le habría pasado si tuviera las mismas cifras en otra Liga o, al menos, en otro equipo. Habrá que seguir su evolución

Deja un comentario

*