Los resultados y las formas

kompany Anderlecht www.rsca.be

“Es difícil ser seguidor del Anderlecht estos años, porque nuestros aficionados esperan dos cosas: los resultados y las formas. Y, por ahora, este año sólo tenemos las formas.Pär Zetterberg, leyenda y excapitán del Anderlecht y actual miembro del cuerpo técnico, resume en un par de frases la situación actual del equipo. Los números son tan fríos y claros como sus palabras: tras ocho jornadas de liga, el club más laureado de Bélgica es cuarto por la cola y afronta su primera temporada sin disputar competición europea en 56 años. No es precisamente el escenario ideal para pedir paciencia, implicación e ilusión con una idea revolucionaria, con un proyecto que pretenda cambiarlo todo. Pero eso es justo lo que está haciendo el Anderlecht. Vincent Kompany, la cabeza visible de esta andadura, no se cansa de repetirlo: hay que confiar en el proceso.

Hace tan solo tres años, el Anderlecht se proclamaba campeón de liga por 35ª vez en su historia, contando en sus vitrinas con más del doble de entorchados que sus inmediatos perseguidores. El equipo se clasificó para la fase de grupos de la Champions, y el club seguía formando grandes talentos que vender a las ligas más poderosas. Pero las cosas ya habían empezado a torcerse. A finales de 2017, la familia Vanden Stock, propietaria del club desde 1971 y cuyo apellido daba nombre al estadio, trapasa el Anderlecht al multimillonario belga Marc Coucke. Las turbulencias se empezaban a notar pero no habían hecho más que empezar.

Kompany Anderlecht www.rsca.be
Vincent Kompany llegó este verano al Anderlecht para ser jugador-entrenador. Foto: www.rsca.be

David Lamproye, fundador de anderlecht-online.be, una de las webs de referencia en la cobertura de la actualidad del Anderlecht, advierte que los problemas iniciaron con la anterior gestión: “En los últimos años con los antiguos dueños, las cosas empezaron a ir cuesta abajo: falta de scouting, mal rendimiento de los fichajes, falta de un proyecto ambicioso… También es incierto adónde fueron los beneficios por ciertos traspasos como el de Tielemans. Y el nuevo propietario, queriendo cambiar bruscamente todo esto, empezó con mal pie.” La falta de estabilidad deportiva en los últimos años es cristalina: en las últimas cinco temporadas ha habido ocho cambios de entrenador. Los ocho técnicos anteriores a ellos duraron un total de 24 años.

La llegada a la presidencia de Marc Coucke y su voluntad de establecer con presteza una nueva manera de hacer las cosas tampoco parece haber ayudado. El año pasado se dan tres cambios de técnico que se traducen en la primera temporada sin jugar en Europa desde 1963. Buscando la renovación, se cerró una enorme cantidad de traspasos que dieron lugar a una plantilla amplísima aunque muy baja de nivel, con muchas de las incorporaciones teniendo que abandonar el club este mismo verano. La inestabilidad se extendió también a los puestos internos del club, con constantes cambios que dificultaron la planificación.

Yari Verschaeren www.rsca.be
Yari Verschaeren (18) es una de las jóvenes perlas que está brillando en el Anderlecht. Foto: www.rsca.be

Como colofón, una investigación policial. Las fuerzas de seguridad belgas entraron en la sede del club a finales de la pasada temporada como parte de un escándalo de blanqueo de dinero. El caso, vinculado a una trama de amaños, le costó el descenso administrativo a otros clubes belgas, pero, por fortuna para los malvas, no acabó en una sanción similar para el Anderlecht. Lo que sí precipitó es un cambio en la planificación deportiva del club, en la que intervenían de manera directa y preponderante agentes de futbolistas que se vieron directamente involucrados en el escándalo.

Había que darle la vuelta a todo para que el Anderlecht volviera a ser el Anderlecht. Y en esas llegó Vincent Kompany. ¿Por qué abandonaría su club el central capitán de uno de los proyectos más ambiciosos del fútbol europeo para tomar las riendas de un equipo en clara deriva institucional asumiendo un rol tan voluble como el de jugador-entrenador? Hace falta algo más que una firme creencia, y Kompany lo resume en una palabra: visión.

Simon Davies www.rsca.be
Simon Davies ha ejercido como entrenador junto a Kompany. Foto: www.rsca.be

Kompany tenía bien claro qué era lo que quería de su Anderlecht desde el inicio. Es por ello que se rodea de un elenco de figuras afines y respetadas en el seno del club entre las que destaca, por diferente, una: Simon Davies. Su elección para repartirse las tareas de entrenador con Kompany ya habla a las claras del objetivo del defensa belga y de la nueva directiva. En vez de escoger un hombre que cubra sus lagunas como jugador-entrenador, buscando un perfil con experiencia como jugador de élite o en los banquillos profesionales (Davies no tiene prácticamente ninguna de ambas), Kompany escogió al responsable de formación de las categorías inferiores del Manchester City. De esta manera, Vincent redoblaba su apuesta: la visión, el proceso, iba a pasar por los más jóvenes.

La palaba “Ajax” no tarda en aparecer en los análisis del nuevo proyecto bruselense. Está claro que el éxito del conjunto ajacied la pasada temporada ha llevado a muchos clubes a mirarse en su espejo. El Anderlecht cuenta con una de las canteras más prolíficas de Europa, pero en una economía boyante para los clubs vendedores, los traspasos apenas han tenido repercusión a nivel de ingresos en las arcas del club en los últimos años. La revolución también afecta a esta parcela de la administración, con la llegada de Michael Verschueren y Frank Arnesen, exjugador de los malvas, para dirigir un renovado sistema de captación de talento que llevaba fuera de funcionamiento más tiempo del que el Anderlecht se podía permitir.

Samir Nasri www.rsca.be
Samir Nasri es uno de los veteranos que ha fichado el Anderlecht. Foto: www.rsca.be

Todos estos ideales y cambios suenan muy bien, pero necesitan tiempo. Y el tiempo, en el fútbol actual, lo dan los resultados. Como se mencionaba al inicio de este texto, el Anderlecht está sólo dos puntos por encima de los colistas en liga y las cosas no acaban de funcionar. La confección de la plantilla ha dado lugar a un vestuario que conjuga veteranía encandilada por el mensaje de Kompany (Samir Nasri, Nacer Chadli) con jóvenes promesas formadas en el club que están dando un paso adelante tanto por la apuesta del cuerpo técnico como por las numerosas bajas. Pero el tiempo sigue pasando y los resultados no llegan.

Hace unas semanas, Kompany se vio obligado a renunciar a aún más competencias de su cargo de entrenador y cedérselas a Davies, al tiempo que una lesión le ha obligado a dar un paso atrás también en los terrenos de juego. Sin embargo, la apuesta del binomio Davies-Kompany sigue siendo decidida: la pasada jornada, ante el Antwerp, alinearon el segundo once más joven de la historia del club, con una media de edad de 21,9 años. Y la realidad es que el crecimiento de los jóvenes les está dando la razón. Sardella (17) está deslumbrando desde el lateral, Saelemaekers (20) anotó el gol de la victoria en el Clásico ante el Standard y Verschaeren (18) debutó y marcó su primer tanto con la selección absoluta belga en el último parón. Y esto son sólo algunos ejemplos. Sólo falta que las victorias empiecen a llegar, que no es poco. Como dice Davies, “ahora mismo estamos muy lejos, pero no estamos tan lejos”.

Killian Sardella www.rsca.be
Killian Sardella (17) es uno de los jóvenes que más está destacando. Foto: www.rsca.be

Por suerte para el club, la masa social aún parece respaldar esta apuesta. Según David Lamproye, “la mayoría de los aficionados todavía ‘confian en el proceso’. Y esto tiene mucho que ver con la popularidad de Kompany. Saben que está muy unido al Anderlecht, por lo que cuenta con respeto y crédito. Además, comparado con otras temporadas, los fans ven el tipo de fútbol que quieren: dominante y ofensivo. Pero si los resultados siguen sin llegar, las cosas no tardarán en agitarse”.

En un ejemplo poco común para los tiempos que corren, el Anderlecht está teniendo paciencia. Y lo que es más curioso, se permite incluso ser optimista. Pär Zetterberg recuerda el arranque de la temporada 97-98, de la que fue partícipe, en la que los resultados eran aún peores a estas alturas: “al final del año acabamos a dos puntos del líder, y porque entonces no había playoff. Si lo hubiera habido habríamos ganado la liga. Este año sí que tenemos playoff”. Simon Davies redobla el mensaje sin quitarle hierro a los problemas: “Esto va sobre ganar partidos, no nos escondemos, no creemos que sea suficiente con tener la posesión. Creemos mucho en lo que hacemos y en nuestros futbolistas más jóvenes. De esto depende el futuro del Anderlecht. Y creemos que estamos a punto de llegar. Y vamos a ser uno de los mejores equipos de la liga”. El Anderlecht este año ha trabajado muy duro en las formas. Les queda esperar a que lleguen los resultados. O a que éstos no se los lleven por delante.

Foto de portada: www.rsca.be

Related posts

Deja un comentario

*