El faro del Flamengo

Lucas Paquetá - Brasil Sub 20 - Agencia de noticias Andes

Sucede muchas veces que la primera vez que ves jugar a un futbolista no te entusiasma e incluso creas una imagen de él en tu mente que con el paso de tiempo tendrás que ir modificando rápidamente. Algo así me ha ocurrido a mi con Lucas Paquetá, al que vi por primera vez en el Sudamericano Sub-20 en enero de 2017, un torneo que analizamos detalladamente en ‘MarcadorInt’ y en el que Richarlison fue el mejor de Brasil. Me parecía un mediapunta elegante, bueno técnicamente, pero con muy poca participación en el juego, escasa determinación y con algunos rasgos que me recordaban a su compatriota Lucas Piazón.

Paquetá empezó su carrera como mediapunta e incluso tuvo que jugar varias veces la temporada pasada como extremo y como falso ‘9’. Demarcaciones en las que no tuvo un impacto semejante al que ha tenido en este 2018 desde que Mauricio Barbieri, el joven entrenador de 36 años del Flamengo, afianzó a Paquetá como interior en el 4-1-4-1 (o 4-3-3) del equipo de Río de Janeiro.

En ese nuevo rol, algo más alejado de la portería rival y con más presencia en la gestación del juego, Paquetá se está convirtiendo semana tras semana en un centrocampista mucho más completo. Él es el principal encargado de bajar a organizar el juego cerca del mediocentro, a menudo pide la pelota cerca de los centrales y la traslada hasta las posiciones de ataque. Lo positivo es que esta reconversión que está haciendo de Lucas un todocampista no impide que siga teniendo buenos registros goleadores. 5 goles llevan su firma en estas 16 primeras jornadas del Brasileirao. Buenas cifras para un centrocampista que todavía tiene margen de mejora en su finalización de cara a portería y que sigue aprendiendo nuevos conceptos en su faceta como interior. Su inteligencia a la hora de distribuir el balón y la calidad que tiene en el golpeo con su zurda son las principales armas que utiliza para imponerse en la línea de mediocampistas.

Es uno de los tres mejores futbolistas que hay actualmente en la liga brasileña (junto a Rodrygo Goes y Luan), por lo que el siguiente paso natural en su trayectoria deportiva sería elegir destino en Europa. Por el momento, su actual equipo ya se ha preocupado de ponerle una cláusula de rescisión de 50 millones de euros y no descarta mejorarle un contrato que expira en diciembre de 2020. Antes o después, el ’11’ del Fla estará en Europa y también en la selección. Ese estreno con la selección absoluta brasileña no tardará en llegar. Esta semana Tite, seleccionador brasileño, presenció en el palco el duelo de la Copa do Brasil entre Gremio y Flamengo en el que Paquetá movió los hilos de la medular y derrochó calidad.

El Flamengo es líder del Brasileirao cuando está a punto de cumplirse el ecuador de la competición. Si la marcha de Vinicius Junior y la de Felipe Vizeu generan algunas dudas sobre si la plantilla del Flamengo será capaz de soportar la exigencia necesaria para alcanzar el título, lo cierto es que la continuidad de Lucas Paquetá (que no estará plenamente garantizada hasta que se cierre el mercado de verano en las grandes ligas europeas) tranquiliza a la afición del club más popular de Brasil. El conjunto rubro-negro no gana la liga nacional desde 2009 -y tan solo ha vencido una en los últimos 25 años-.

La progresión de Paquetá en los últimos meses es notable y la oportunidad que tiene el Flamengo de volver a ganar una liga es real. El peso del internacional brasileño Sub-20 en el juego del Flamengo es superior al de jugadores veteranos como Diego Ribas o Éverton Ribeiro.

Hoy, con 20 años de edad, Lucas Paquetá es el faro en el juego de un club histórico que quiere volver a reinar.

Foto de portada: Agencia de noticias ANDES

Related posts

5 comments

Paquetá le queda un año en Brasil, es muy bueno. Aparte, Santomé deja de escribir y vete de vacas, q te lo mereces!

Pues en la misma demarcación en la que juega en el Flamengo. El Milan usa el 4-3-3 y él encajaría como interior en la línea de tres centrocampistas.

Pues confirmada la salida de Lucas. Tras Vizeu y Vinicius, y con lo poco que andan aportando Vitinho y otros muchos, creo que va a ser un 2019 complicado para Flamengo. Ahora a asegurar Libertadores y luchar (lo que se pueda) por la liga.

Deja un comentario

*