Gabigol tres años después

Brasília - A seleção Brasileira enfrenta a seleção do Iraque pela primeira fase do futebol olímpico, no estádio Mané Garrincha, em Brasília (Marcelo Camargo/Agência Brasil)

Desde que el Inter pagó cerca de 30 millones por hacerse con sus servicios en el verano de 2016, Gabigol parecía haberse convertido en un meme a ojos del espectador europeo. Un fichaje caro, ambicioso, de un club inestable deportivamente en los años anteriores. Una apuesta por un reciente campeón de los Juegos Olímpicos que ese mismo verano también había participado en la Copa América de Brasil. Una apuesta firme por un chico de 20 años al que se le insinuaba potencial. No obstante, una apuesta que parecía fallida a todas luces. Gabriel Barbosa nunca cuajó en el fútbol europeo. Ni siquiera se ganó la oportunidad de jugar. Cayó en el Inter de Frank de Boer, que solo lo usó en 16 minutos de un partido de Serie A bajo las órdenes del neerlandés. Acabó participando en apenas 10 encuentros y recaló el curso siguiente en el Benfica, donde solo entró en un partido de liga para jugar unos minutitos y fue titular en otro choque de la Copa de la Liga. En enero se marchó.

Gabriel Barbosa se consumía en Europa, en ocasiones en Portugal incluso sin sentarse en el banquillo del curso encarnado, hasta que regresó a su país en calidad de cedido y rindió como jamás había rendido antes de fichar por el Inter. La temporada pasada fue el máximo goleador del Brasileirao con 18 goles mientras defendía la camiseta del Santos, donde volvió para recuperar la confianza, y este curso ya ha anotado 17 dianas con el Flamengo en apenas 20 jornadas de liga. Gabigol ha participado en 16 jornadas. Desde que terminó la Copa América, solo se ha quedado sin marcar en dos encuentros. Sus registros y efectividad han provocado que Tite lo convocara para jugar con Brasil para el próximo parón de selecciones del mes de octubre.

Manager Jorge Jesus of Benfica during the UEFA Europa League match at White Hart Lane, London Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117 13/03/2014
Jorge Jesus está sacando la mejor versión de Gabigol en Flamengo. Foto: Focus Images Ltd.

Aunque todavía pertenece al Inter, con quien firmó hasta 2022, ahora el conjunto nerazzurro quizás puede soñar con hacer caja y al menos recuperar una inversión que hasta hace dos años parecía ruinosa. Gabigol ha cambiado bastante futbolísticamente en los últimos años. Si antes prefería partir desde la banda derecha para buscar la diagonal hacia el centro para disparar, o al menos participar en tres cuartos, ahora ya actúa de forma más fija como delantero centro. Antes podía desempeñar ese rol, pero ahora se está convirtiendo en un especialista. Aunque prefiere dejarse caer por el sector derecho, mantiene la exquisita técnica en el golpeo para exhibir un amplio abanico de opciones en la definición y ha desarrollado su olfato para aparecer donde caen los rebotes con movimientos más agresivos. No solo ha mejorado en el remate, sino sobre todo en el juego de espaldas. La eliminatoria reciente de los cuartos de final de la Copa Libertadores ante Internacional de Porto Alegre es un buen ejemplo: Gabriel Barbosa se exhibió a la hora de proteger la pelota ante los centrales, esperar a sus compañeros para que se desplegaran y devolverle el cuero a quien aparecía de cara. Ha evolucionado en su compresión del juego para tomar mejores decisiones y también contribuye a sus cifras el buen plantel que ha armado Flamengo para que Jorge Jesus intente asaltar el título de liga por primera vez desde 2009.

En octubre a Gabriel Barbosa se le presentará una oportunidad magnífica para demostrar que su pasado de niño prodigio rebelde que proyectaba en el Inter y el Benfica ha quedado atrás. Puede contribuir a devolver a Flamengo a una final de la Copa Libertadores tras el título conquistado por la entidad rubronegra en 1981 y además acudirá a una concentración de la selección brasileña tres años después, pues la Canarinha dejó de contar con él pocas semanas después de los Juegos Olímpicos de Río. Su buen papel en el certamen le valió el crédito de una convocatoria, pero su ostracismo en el Inter y el impacto de la irrupción goleadora de Gabriel Jesus, que con 19 años selló un debate que parecía eterno entorno a la figura del 9 de la selección, le cerraron la puerta. Este fin de semana Gabigol se encargó de demostrarle que no le pesaba la presión del anuncio de Tite: marcó un buen gol de cabeza a los siete minutos y participó en la jugada del 1-2 en la visita a Cruzeiro dejando pasar el balón para que De Arrascaeta anotara el tanto de la victoria. Una asistencia sin tocar la pelota para afianzar a Flamengo en la primera posición del Brasileirao.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Gabriel Barbosa
Edad: 23 años
Equipo: Flamengo
País de nacimiento: Brasil
Posición: Delantero centro

Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23.

LOS PERFILES SUB-23 DE LA TEMPORADA 2018-19

– 16 de septiembre: Nikola Milenkovic
– 9 de septiembre: Donyell Malen
– 2 de septiembre: Kevin Denkey
– 26 de agosto: George Stanger
– 19 de agosto: Mason Mount

Foto de portada: Marcelo Camargo/Agência Brasil.

Related posts

5 comments

Aunque el protagonista del post es Gabigol, yo tengo otra pregunta, no creéis que Jorge Jesús es un entrenador que podría estar en cualquier proyecto ganador en un equipo de la Liga española?… A mi me parece un señor entrenador y me resulta extraño que ningún equipo de España se haya fijado en el. Equipo que coje…. Equipo que hace competitivo al máximo.
Sobre Gabigol, nada que no sepamos… Jugador que si lo quitas de su Brasil natal… Sabes que no te va a rendir (y sabéis… Mujeres, playas, sol, calor, fiestas, etc etc etc). Un saludo

A mí lo que me sorprende, sobre todo, es su evolución futbolística a nivel de rol. Antes era un jugador muy disperso, de participar poco, de jugar en banda y no defender. Y ahora se está hinchando a marcar goles. Se podía esperar, más o menos, que en Brasil recuperara una buena versión. Pero quizás no esta versión. Aunque evidentemente está el asterisco de si puede hacerlo en Europa, que tengo mis dudas aunque si rinde así con la selección quizás las pueda despejar.

En el caso de Jorge Jesus, es un muy buen entrenador que yo creo que tiene nivel para lo que quiera. A veces es un poco incendiario, en parte por su personalidad, y entiendo que eso puede generar dudas a alguna que otra directiva. Pero a mí siempre me ha gustado. Y en Flamengo cuenta con un proyecto muy ambicioso, con dinero y muy buenos jugadores (Filipe Luis, Rafinha, Gerson, Gabigol, una buena cantera…). Es una muy buena plantilla tanto por los primeros espadas como luego en nombres menos mediáticos como Marí, Arao, Bruno Henrique…

Muy buen perfil de Gabriel. No te olvides de que ya marcó el famoso Reiner hace unas jornadas (!)

A ver, que somos Flamengo y tenemos una capacidad de autodestruccion que nos pone al nivel de Inter y Benfica. Pero es cierto que JJ nos ha dado algo que ningún técnico brasileño(sacando a Tite de la ecuación) puede darnos hoy en día: solidez. De todas formas, a ver cuánto nos desgasta la Libertadores en la lucha por el Brasileirão con el otro equipo súper sólido del país: Palmeiras de Scolari. Lo que es sorprendente es la caída en picado de Santos en las últimas jornadas, con la fuerza colectiva y de talento que había mostrado el equipo de Sampaoli ultimamente. Un vendaval ofensivo pese a que no tienen un 9 de garantías que resuelva todo lo que crean. Estarán disgustados por no tener a Gabriel.

Muchas ilusiones en Flamengo (con cifras de asistencias y ventas de entradas que corresponden a otras épocas) , pero mucha – muchisíma – presión también.

Sisisi, lo de Reinier lo tengo presente. Pero como supongo que irá al Mundial U17, o al menos debería, de momento me lo guardo. ^^

Es cierto el tema de Flamengo. No lo conozco tan de cerca, pero tiene una buena fama en ese aspecto y la liga es muy larga. Del mismo modo que se ha caído Santos se puede caer Fla en cualquier momento, que no sería la primera vez que se ve algo parecido en el Brasileirao. Palmeiras tiene un muy buen equipo, aunque hace poco despidieron al bueno de Scolari y a ver cómo lo asimilan. Y esa presión a ver cómo la gestiona Fla. También he estado leyendo que la gente está encantada con Gabriel, que ya es un icono etc, pero a ver el día que haya un tropiezo inesperado cómo se repone el club. El proyecto es sólido y supongo que con tanto veterano deberían llevarlo mejor…

En realidad lo de Gabriel es una “re-reconversión”, pues en las inferiores del Santos jugaba de delantero centro y se hinchaba de meter goles, de allí viene el apodo Gabigol. Si no me equivoco es el jugador que más goles ha marcado en la historia de las inferiores del club. Incluso juega el mundial sub-17 de 2013 (en la que por cierto falla un penal en Cuartos) en esa posición.
Luego cuando sube al equipo principal se dan dos cosas. Primero, que se había quedado un poco bajito para jugar de delantero centro, problema que no tenía cuando era adolescente. Y principalmente, cuando empieza a aparecer más a menudo en el equipo principal en 2015, coincide con Ricardo Oliveira que es un ídolo en el club, además de tener muchísima jerarquía y estar, a sus 35 años, dando un nivel altísimo por aquel entonces. Le adaptan entonces a jugar en banda para que pueda tener un hueco en el equipo.
Un saludo

Deja un comentario

*