Matheus Nascimento, la joya del Botafogo

Aficionados del Botafogo en las gradas. Foto: Martins, Tito bajo licencia Creative Commons 3.0

Matheus Nascimento recibió el balón por la izquierda, cerca de la frontal del área; Gabriel, central del Nova Iguaçu, se tiró al suelo y le impidió seguir con el esférico, que continuó, sin embargo, con el Botafogo. Matheus entonces corrió lentamente, trazando la secuencia de la acción. Cuando Luiz Fernando recibió cerca de la media luna, él hizo un gesto con la mano, indicando por dónde le debía pasar el balón. Pero Luiz se lo dio a Daniel Borges, el lateral derecho que avanzaba a toda velocidad. Matheus, que observaba la jugada, se orientó para recibir el centro, que no tardó en llegar. La definición fue magistral: una sutil rabona. Era el gol de la victoria por 2-0 del Botafogo sobre el Nova Iguaçu en un partido válido por la cuarta jornada del Campeonato Carioca. El primero también lo había marcado Matheus.

Con la cara repleta de granos y el pelo desordenado, el chico podía estar metiendo goles en el patio del colegio; tiene 17 años. La realidad, sin embargo, es otra: es el delantero centro titular del Botafogo, uno de los grandes del fútbol brasileño. Y en Brasil hay pocas dudas: Matheus Nascimento es realmente especial. Pero hasta el lunes aún no había tenido una actuación brillante, en la que fuera el gran nombre del partido. Lo hizo contra el Nova Iguaçu. En 77 minutos contra el modesto conjunto de las afueras de Río de Janeiro marcó más goles que en los 28 partidos que había jugado hasta entonces. Matheus debutó en el primer equipo en 2020, contra el Corinthians, cuando tenía 16 años, seis meses y tres días, convirtiéndose en el jugador más joven de la historia en jugar con el Botafogo. O Glorioso acabaría bajando a Segunda esa temporada y el joven jugaría algunos partidos al final de la liga, cuando el descenso del Botafogo ya estaba consumado.

“Como entrenador, es difícil ver a un chico tan joven y con tanto talento”, dijo Renato Gaúcho cuando aún era el técnico del Gremio. “Se puede ver que, a pesar de su corta edad, ya está por encima de la media. Esperamos que esté surgiendo un nuevo craque para el fútbol brasileño. Enhorabuena al Botafogo. Tenemos que cuidar bien a este chico, pulirlo, tiene mucho que crecer”. Pero en 2021 Matheus no tuvo tantas oportunidades en el primer equipo; otro jugador formado en el club, Rafael Navarro, que hace poco fichó por el Palmeiras, fue el dueño del puesto y acabó brillando: fue el máximo goleador de la Série B en el título del Botafogo. Matheus jugó sobre todo en la categoría sub-20, lo que ya era notable, pues aún tenía edad para estar en la sub-17. Pero eso era algo normal para él: a los 15 años ya jugaba en la sub-17. Siempre estuvo por encima del resto. En 2019 fue el máximo goleador de la Seleção en la conquista del Campeonato Sudamericano Sub-15 en Paraguay.

https://twitter.com/Botafogo/status/1490859123730178050?s=20&t=PA8xAPKXueoiTuZCLWfOdw

“Matheus es extremadamente objetivo. Siempre ha sido el máximo goleador en todo lo que ha disputado en la vida”, observó en una entrevista Vanessa Tristão, propietaria de la Escuela de Fútbol de Trops. “Es un excelente definidor. Es muy competitivo, talentoso, voluntarioso y rápido. Tiene todas las características físicas y técnicas de un gran jugador. Tiene muy buena cabeza y también es de muy buena familia”. Los grandes clubes de Río de Janeiro suelen tener escolinhas (escuelas de fútbol para niños) repartidas por todo el estado, donde se paga para jugar. Los jugadores más destacados acaban teniendo la oportunidad de hacer pruebas para llegar a las categorías inferiores de los clubes. Eso fue lo que le ocurrió a Matheus, que empezó a jugar al fútbol en el Trops, una escolinha de Niterói, ciudad vecina de Río de Janeiro, que colabora con el Botafogo. Cuando tenía 11 años, en 2015, realizó una prueba en el club, que no tardó en captarlo. Cuando cumplió 16, firmó un contrato profesional con el Glorioso hasta junio de 2023, con una cláusula de 50 millones de euros.

El año pasado, el Botafogo, que atravesaba una situación económica muy complicada y estaba en Segunda, llegó a rechazar una oferta de 23 millones de euros por el joven, por considerar que podría ingresar más en el futuro. Y tiene sentido, ya que últimamente jóvenes promesas del país se marcharon por valores muy altos como Rodrygo y Vinícius Júnior (45 millones de euros), Lucas Paquetá (35) y Reinier (30). A su edad y como especialista en hacer lo que es más valioso en el fútbol, el precio de Matheus podría dispararse. Los goles se pueden comprar, pero son caros. El Botafogo, sin embargo, debería preocuparse por su contrato, que termina en menos de 18 meses. El sector del fútbol del club está en el proceso de convertirse en una Sociedade Anônima de Futebol (SAF). El inversor estadounidense John Textor, que también tiene acciones en el Crystal Palace, pagará 400 millones de reales por el 90% de las acciones de la SAF. El lunes John publicó una foto en su Twitter viendo el partido del Botafogo desde su casa en Florida. Tras el doblete del joven, tuiteó: “Ridiculous Matheus! Golaço!!!”.

“Siempre es bueno en un inicio conseguir los goles”, dijo Matheus tras el encuentro. “Te da tranquilidad. Por supuesto que estoy muy contento. Pero no me voy a engañar con esos dos goles, tengo que seguir trabajando duro para seguir haciendo más.” Y para seguir trabajando, el joven se inspira en el espíritu charrúa “Mis ídolos en el fútbol actual son Cavani y Suárez, son delanteros centros completos”, confesó en una entrevista. El gran modelo a seguir, sin embargo, es el delantero del Manchester United. “Me inspira mucho el fútbol de Cavani. Es un jugador muy centrado y su estilo de juego es siempre vertical, hacia la portería.” Matheus, de hecho, ya ha sido comparado con el delantero uruguayo. “Matheus Nascimento, el pequeño Cavani que el Botafogo trata como una joya”, anunció Transfermarkt. Pero lo cierto es que la semejanza es más física (el pelo largo, el 1,84m de Cavani y el 1,83m del brasileño, el aspecto esbelto) que futbolística: el brasileño es un jugador aún más fino técnicamente que el uruguayo. Es bastante habitual verle fuera del área, combinando con sus compañeros, buscando pases largos y exhibiendo su privilegiada técnica. “Me gusta jugar tanto dentro como fuera del área, utilizando muchos movimientos para crear espacios y conseguir ocasiones de gol”, comentó sobre su estilo de juego. “También ayudo mucho en la presión en el momento de la salida de balón del rival”.

Las características de Matheus se asemejan a las de otro gran joven delantero brasileño. Pedro Guilherme, de 24 años, es quizás el delantero centro brasileño con más calidad en la actualidad. Técnicamente es soberbio y tiene un olfato de gol especial. En 2018, de hecho, estuvo a punto de irse al Real Madrid por 25 millones de euros. Una lesión en la rodilla, sin embargo, impidió su fichaje y retrasó su debut con la Seleção, que no llegó hasta 2020. Pero las decisiones de Pedro podrían servir de lección para Matheus. El jugador formado en el Fluminense acabó yéndose a la Fiorentina en 2019, donde tuvo pocas oportunidades, quedando por detrás de Frank Ribéry, Kevin-Prince Boateng, Dušan Vlahovic y Federico Chiesa en el 3-5-2 de Vincenzo Montella. Optó entonces por volver a Brasil, al Flamengo. Pero no pudo consolidarse en el XI en un equipo que contaba con Gabriel Barbosa y Bruno Henrique como delanteros titulares. Recientemente fue convocado por Tite y podría tranquilamente formar parte de la Seleção, que ha sufrido últimamente en busca de un “9”. Pero tomó decisiones que le perjudicaron.

Y si Matheus empieza a marcar muchos goles con el Botafogo, naturalmente esta será una presión que se impondrá sobre él. Brasil ha estado en una búsqueda incesante de un 9. Desde la salida de Fred, que fue titular en la Copa Confederaciones 2013 y el Mundial 2014, Diego Tardelli, Gabriel Jesus y Roberto Firmino han sido los delanteros centro de Brasil. Ninguno terminó de convencer. Actualmente el titular es Matheus Cunha. Pero con dos promesas como Endrick y Matheus Nascimento las cosas parecen bastante esperanzadoras.

https://twitter.com/Botafogo/status/1490851287667470336?s=20&t=PA8xAPKXueoiTuZCLWfOdw

Por ahora Matheus, sin embargo, debe pensar sólo en Botafogo. Y el entrenador del equipo, Enderson Moreira, tiene su confianza depositada en el chico. “Le hablé mucho de que iba a empezar este año, que podía concentrarse aquí y no tener más ese vínculo con la cantera”, comentó el técnico. “Ya había demostrado toda su calidad en el sub-20 y en el sub-17”. Con la salida de Navarro al Palmeiras, el puesto quedó libre para Matheus: empezó la temporada 2022 como titular. Y el inicio ha sido positivo hasta ahora. “Está teniendo un protagonismo, una secuencia de partidos”, analizó Enderson. “Cada partido está madurando más, buscando su espacio. No muestra ansiedad por marcar, ni siquiera en el campo. Siempre hace la lectura correcta de la acción, no se precipita”.

Con las jóvenes promesas que abandonan el país cada vez más temprano, está claro que Matheus no durará mucho en los terrenos de juego de Brasil. A los brasileños sólo nos queda disfrutar de su fútbol mientras lo tengamos por aquí. Como en ese partido contra el Nova Iguaçu.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto: Martins, Tito bajo licencia Creative Commons 3.0.

Related posts

Deja un comentario

*