10 alicientes de la jornada intersemanal en el fútbol europeo

El Leeds United de Marcelo Bielsa vuelve a la Premier League. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd.

No más tiros en el pie

Arsenal – Liverpool (miércoles, 21:15)

Es notorio que el Arsenal de Mikel Arteta está en una fase embrionaria -y a la vez de supervivencia- cuando tienen lugar dinámicas como las que se vienen produciendo últimamente: antes de la pasada semana, los gunners llevaban tres victorias seguidas en Premier -incluyendo una ante el Wolverhampton, rival directo por Europa-, con 9 goles a favor y ninguno en contra. El dato destacable era especialmente este último, pues antes de esa racha positiva, los del Norte de Londres habían sufrido dos derrotas dolorosas ante Manchester City y Brighton dando sensación de ser realmente endebles atrás. Los de Arteta vienen ahora de empatar en casa ante el Leicester y de perder en el derbi ante el Tottenham, en otra tarde para olvidar de David Luiz, si bien las actuaciones de Kolasinac y Mustafi no fueron en absoluto mejores. En este momento en que las dudas vuelven a aflorar, el Arsenal recibe al Liverpool, que ya ha ganado la Premier y quizá por ello no está siendo tan infalible como antes, pero los de Klopp aún están en disposición de mejorar el récord de 100 puntos del Manchester City si ganan los tres partidos que les quedan por jugar. En medio de esta situación, el alemán tampoco olvida que es un momento propicio para darle la oportunidad a los jóvenes valores, y en el último partido alineó a Neco Williams -lateral derecho- y a Curtis Jones -centrocampista-, cuyas actuaciones invitan a pensar que la próxima temporada pueden contar para el primer equipo. Tras un partido en que el Burnley fue salvado por una actuación portentosa de Nick Pope, la cual dio lugar al primer tropiezo del Liverpool en Anfield en este curso, los reds quieren conseguir una victoria de prestigio ante un Arsenal que ve la sexta plaza a cinco puntos con solo nueve por jugarse. Mal negocio cuando le queda este partido y otros dos contra Watford y Aston Villa, que se juegan la permanencia. Tampoco el registro reciente da muchas esperanzas al Arsenal, que no gana al Liverpool desde abril de 2015, ni en el Emirates ni en Anfield. El Arsenal tiene la presumible baja de Özil, mientras que Leno, Pablo Marí y Gabriel Martinelli están lesionados y no jugarán en lo que resta de curso. Nketiah cumple el segundo de tres partidos de sanción. Por su lado, el Liverpool no debería alinear ni a Shaqiri ni a Lallana, de acuerdo a las informaciones que llegan desde Inglaterra, que hablan de que ambos jugadores están siendo reservados de cara al mercado de verano, con tal de preservar su estado físico y no complicar su salida a otros clubes. J.N.

Las matemáticas siguen dando la razón

Burnley – Wolves (miércoles, 19:00)

El Wolverhampton de Nuno Espírito Santo suma y sigue. La goleada de este último fin de semana ante el Everton ha asentado a los Wolves en los puestos europeos e incluso tiene opciones de acabar la temporada entre los seis primeros. La victoria ante los de Carlo Ancelotti, además de por la forma (3-0), fue importante por el fondo, porque el Wolverhampton venía de dos derrotas consecutivas ante Arsenal y Sheffield, los dos equipos con los que se jugará su billete a la UEFA Europa League 2020/21. Nuno rotó bastantes piezas para este último partido, dando entrada a Dendocker, por ejemplo, en lugar de Moutinho, y jugando con Podence y Neto en vez de Jota y Adama Traoré. Y lo cierto es que los tres hicieron un partidazo. Esta jornada los Wolves viajarán fuera de casa para medirse al Burnley, que es otro que aún mantiene con vida sus opciones de jugar el curso que viene en Europa, y que llega de empatar su último partido nada más y nada menos que en Anfield. Dada la trascendencia del encuentro se espera que el técnico portugués rota pocas cosas de su once más habitual. Los Wolves querrán aferrarse a sus buenos números lejos del Molineux, siendo el cuarto mejor visitante de esta temporada en la Premier (7 victorias, 6 empates y 4 derrotas: 27 puntos en 17 partidos), puesto que son muy conscientes de que ganando en Burnley darán un paso muy importante para el objetivo final. Sean Dyche, el técnico del Burnley, ya consiguió sacarle un punto al Wolverhampton en su enfrentamiento en la primera vuelta (en un partido que Raúl Jiménez acabó empatando en el descuento, de penalti), aunque si quiere llegar finalmente a la 7º plaza esta vez solo le valdrá ganar. A.B.

El Burnley de Sean Dyche aún sueña con colarse en puestos europeos. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.
El Burnley de Sean Dyche aún sueña con colarse en puestos europeos. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.

Prohibido volver a fallar

Chelsea – Norwich (martes, 21:15)

El Chelsea debe andarse con cuidado en las últimas tres jornadas. El cuadro de Frank Lampard no tiene aún asegurada su presencia en la próxima Champions, y un nuevo despiste, como el del pasado sábado ante el Leicester, podría dejarle definitivamente fuera de las cuatro primeras posiciones de la Premier League. El proyecto 2020/21 del Chelsea es muy ambicioso, con los fichajes de Hakim Ziyech y Timo Werner cerrados y ya anunciados, y más que quiere serlo: diferentes informaciones apuntan que Roman Abramovich podría fichar también a Kai Havertz este verano, siempre y cuando, eso sí, el Chelsea se clasifique para la Champions League. Este martes tienen una buena oportunidad para volver a conseguir los tres puntos en casa ante el Norwich, un rival que consumó el pasado fin de semana su descenso matemático a la Championship. Leicester y Manchester United no se lo van a poner fácil a los de Lampard en la pelea por la cuarta y última plaza que da acceso a la Liga de Campeones, y lo cierto es que el calendario ‘blue’ no es el más sencillo: después de medirse al Norwich visitará Old Trafford, para jugar las semifinales de la FA Cup ante el Manchester United, y después viajará a Anfield y recibirá al Wolverthampton en su estadio. Un Wolverthampton que también apurará sus opciones de entrar en Europa. Cuatro partidos, contando este ante el Norwich, muy exigentes para el Chelsea. Cualquier tropiezo en estas dos semanas, toda vez que la clasificación para cuartos parece realmente imposible (tras el 0-3 del Bayern Múnich), podría lastrar el multimillonario proyecto del próximo curso. A.B.

El Leeds de Bielsa puede sellar el ascenso a Premier

Leeds United – Barnsley  (jueves, 18:00)

Dieciséis años de infortunio pueden acabar este jueves. El Leeds United está a un paso de sellar su ansiado regreso a la Premier League. Los chicos de Bielsa se quedaron con la miel en los labios el año pasado, cuando cayeron en el playoff ante el Derby County, pero este año, en principio, no necesitarán pasar por el playoff. El Leeds es líder de la Championship con seis puntos de margen sobre el tercero restando tres jornadas, por lo que el ascenso directo podría ser matemático esta misma jornada. Para ello, necesitarían que el Brentford, que está tercero, no ganara en su partido del miércoles frente al Preston y que el Leeds venciera su encuentro ante el colista Barnsley. Este domingo, durante el partido ante el Swansea, parecía que las cosas se le complicaban a los de Bielsa, cuando el marcador seguía marcando el 0-0 inicial a un minuto del final. Pero apareció Pablo Hernández, exjugador de Valencia y Rayo entre otros, para anotar el gol salvador que acercaba al equipo al ascenso. El Barnsley venderá cara su piel, pues aun siendo el farolillo rojo tienen serias opciones de salvarse en esta apretada Championship: están a tan solo tres puntos de la salvación, o incluso a dos si se confirma la sanción administrativa al Wigan por entrar en concurso de acreedores. Sea como sea, al Leeds le quedan aún tres balas y depende de sí mismo, pero pocas aficiones tendrán más ganas de cortar el sufrimiento por la vía rápida y volver a la élite del fútbol que la del Leeds United, acostumbrada a codearse con los más grandes y aún soñando dieciséis años después con poder volver a hacerlo. E.M.

Contenido relacionado: Auge y caída del Leeds en los 90

El Chelsea tiene que apretar para asegurar un puesto Champions. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd.
El Chelsea tiene que apretar para asegurar un puesto Champions. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd.

Hay algo más en juego que la segunda plaza

Atalanta – Brescia (martes, 21:45) + Udinese – Lazio (miércoles, 21:45)

La Atalanta de Gian Piero Gasperini es peor que un dolor de muelas. El cuadro bergamasco no ganará esta Serie A pero la gesta ya es histórica. Clasificada para los cuartos de final de la Champions (donde se medirá a un solo partido al PSG), la Atalanta peleará por ser el segundo equipo de Italia. Este martes recibe en casa la visita del Brescia, 19º clasificado, con un pie y medio en la Serie B, y por tanto la oportunidad es de oro para los de Gian Piero Gasperini. Lazio e Inter, sus rivales más cercanos, viajarán fuera de Roma y Milán para medirse a Udinese y Spal, dos partidos que en principio no tendrían por qué atragantárseles, pero la dinámica de ambos equipos no es tan positiva como en el caso de la Dea. La Lazio ha perdido mucho fuelle desde que volviese el fútbol en Italia. Dos victorias y cuatro derrotas (una de ellas precisamente ante Atalanta) es un bagaje realmente pobre para un equipo que se encontraba a un solo punto de la Juventus justo antes del parón. Las tres derrotas consecutivas del equipo han escocido especialmente en la zona azul de Roma. El equipo se está cayendo con demasiada facilidad cuando las cosas se complican y esa debilidad, que tiene que ver más con lo mental que con el físico, se está tragando todas sus aspiraciones en esta recta final de curso. La Atalanta afronta esta nueva jornada intersemanal tras empatar en el Allianz, pese a que mereciese mucho más. Para este encuentro se espera que Palomino siga siendo el eje central de la defensa, mientras que arriba el tridente Papu, Ilicic y Zapata parece seguro. No obstante, hay dos futbolistas en esta Atalanta que llevan toda la temporada haciendo méritos para ganarse un puesto en el once titular del equipo: Luis Muriel (18 goles en 35 partidos; siendo titular en tan solo 13 encuentros) y Ruslan Malinovskyi (7 goles y 2 asistencias). El encuentro, además, será una buena oportunidad para calibrar a Sandro Tonali, el ‘regista’ que todos quieren en su equipo el próximo curso, ante una de las presiones más agresivas, pegajosas e incómodas del Calcio y del fútbol europeo. A.B.

Otro equipo rebelde se cruza en el camino de la Juve

Sassuolo – Juventus (miércoles, 21:45)

Después de sufrir contra la Atalanta de Gasperini, la Juve de Sarri sigue en ruta hacía el scudetto visitando un Sassuolo siempre incómodo. La Juve sabe que tiene la liga muy cerca, vistos los pinchazos de Lazio e Inter. El rival más en forma, la Atalanta, le pegó un baile a la Juve en la primera parte del empate 2-2 de este sábado, aunque dos penaltis transformados por Ronaldo salvaron a los turineses, que mejoraron el juego en la segunda parte. Después de evitar una dolorosa derrota contra la Dea, la Juve necesita ganar pues si falla, ya serían tres partidos sin sumar los tres puntos. Ahora le toca visitar a un Sassuolo que en pocas semanas, pasó de luchar en la parte baja a mirar hacía Europa. El equipo neroverde aún aspira a poder jugar la Europa League después de encadenar cuatro victorias consecutivas, la última en el campo del segundo clasificado, la Lazio. El equipo de la Mapei, club modesto con un empresario local que pone el dinero para fichar con gusto, ya ha jugado antes en Europa. Y cada temporada consigue encontrar jugadores interesantes para salir a jugar ofreciendo un juego atractivo capaz de derrotar a los históricos de la Serie A. Aunque con la Juve, es otra historia. La Juve ha derrotado casi siempre al Sassuolo, con 10 victorias bianconeras y un empate. De todos los clubes de la Serie A, la Juve es ese que más goles le ha metido a un Sassuolo que csiempre ha recibido como mínimo dos goles de una Juve que sigue con las bajas de Demiral, Khedira y De Sciglio. Sarri debería repetir arriba con Dybala y Bernardeschi al lado de Cristiano, en un duelo donde el Sassuolo toene las bajas de Defrel, Obiang y Romagna. Con Caputo en modo goleador (dos goles en tres partidos), el Sassuolo controla los partidos con el doble pivote Locatelli-Bourabia. Berardi, siempre activo, ha recuperado una buena versión de juego justo antes de jugar contra una Juve que no se puede permitir otro partido sin ganar. O la presión sobre Sarri, pese al liderato, puede ser negativa cuando vuelva la Champions.  T.P.

La Juventus parece encaminada a sumar otro Scudetto. Foto: Antonio Polia/Focus Images Ltd
La Juventus parece encaminada a sumar otro Scudetto. Foto: Antonio Polia/Focus Images Ltd

Alirón o milagro

Barcelona – Osasuna + Real Madrid – Villarreal (jueves, 21:00) 

El Real Madrid necesita sumar dos puntos para ser campeón de liga. La primera bala para cantar el alirón la tendrá este jueves, ante el Villarreal, en el Estadio Alfredo Di Stéfano. El equipo de Zidane se ha mostrado capaz de mantener el chip competitivo al máximo desde la reanudación del campeonato, ganando los nueve partidos que ha disputado desde el parón, y ahora sólo les queda un último paso. Para alzar su 34ª liga este jueves, les bastaría con igualar el resultado que obtenga el Barcelona ante Osasuna, e incluso podrían permitirse perder si el Barça empatara. Para evitar o postergar el milagro, los blaugrana confiarán en el Villarreal, uno de los equipos más en forma después del confinamiento que, no obstante, viene de quedarse sin opciones matemáticas de clasificarse para la Champions este mismo lunes. Los de Javi Calleja pelearán por mantener el quinto puesto y por certificar su clasificación para la Europa League, de la que sólo se quedarían fuera en caso de hecatombe. El Barcelona tratará de mantener viva la Liga venciendo a Osasuna que, si bien no se juega nada, ha ganado cuatro de sus últimos seis partidos estando, más o menos, en esa misma situación. Con cuatro puntos de diferencia y el golaveraje perdido, los de Setién están obligados a ganar los dos partidos que les restan. Si bien el técnico cántabro parece haber dado con la tecla que ha mejorado algo el juego de los culés, el encaje de las piezas parece haber llegado demasiado tarde para competir la liga y la lesión de Griezmann, que será baja ante Osasuna, impide que se siga dando continuidad a la idea en los dos partidos que restan. De lograr la victoria, el Real Madrid sumaría a su palmarés un trofeo que se le viene resistiendo en los últimos años: los blancos sólo han ganado dos de las últimas once ligas, lo que convierte al trofeo de la regularidad en un título aún más esperado en las filas madridistas. E.M.

Y a pesar de todo, siguen vivos

RCD Mallorca – Granada + Athletic Club – Leganés  (jueves, 21:00)

El Mallorca se plantó en Primera División la noche del 23 de junio de 2019, sorprendiendo a propios y extraños con una brutal remontada ante el Dépor en la final del playoff y con un mes menos para planificar el regreso a Primera División, con lo que ello supone a nivel de confección de plantilla. El balear, manteniendo buena parte de los jugadores que estaban en Segunda B y habiendo sido la mayoría de incorporaciones una decepción, es el elenco con menos nivel de Primera División. Si nos fijamos en el Leganés, ha estado todo el año muy abajo y ni la receta Pellegrino -que tan bien venía funcionando las temporadas anteriores- ni la energía de Javier Aguirre han podido sacarles nunca de la zona roja, con el remate de perder a Braithwaite y En-Nesyri en invierno. Y a pesar de todo, Mallorca y Leganés siguen vivos. Quedan dos jornadas y están a cuatro puntos de la salvación, peleando ante un Alavés y un Celta muy poco fiables y a quienes les pueden temblar las piernas si bermellones o pepineros mantienen opciones de cara a la última jornada. Los de Vicente Moreno reciben al Granada, que hace algo más de un año celebraba su ascenso a Primera en Son Moix y ahora lucha por Europa, aunque la derrota ante el Real Madrid les ha dejado algo lejos del 7º puesto. No será fácil para el técnico de Massanassa dar con la tecla con el once, porque Fran Gámez se pierde el partido por sanción y deberá elegir entre Sedlar para ocupar el lateral izquierdo -Lumor y Koutris están lesionados- o retrasar a Lago Júnior para jugar de carrilero, llevando al Mallorca a jugar con defensa de tres. Aunque en el centro de la zaga tampoco va sobrado Vicente, porque Martin Valjent está tocado y debería hacer un esfuerzo para poder jugar. En lo que se refiere al Athletic-Leganés, cabe destacar que el reto es titánico para los madrileños, cuya lucha está siendo increíblemente meritoria a pesar de todos los problemas acaecidos durante el curso. Prueba de ello es su victoria ante el Valencia de la última fecha, volviendo a hacer que todo el mundo se sacase el sombrero ante ellos. Pero el rosario interminable de bajas que sufren es un obstáculo demasiado grande para un partido con tanto en juego: Óscar Rodríguez, Bustinza, Carrillo, Omeruo y Kévin Rodrigues -lesionado ante el Valencia- se pierden el encuentro por problemas físicos, mientras que Jonathan Silva -expulsado en el último partido-, Recio y Awaziem están sancionados. Demasiadas piedras en el camino para enfrentarse a un Athletic que quiere llegar a Europa. Los de Gaizka Garitano ganaron al Levante, pero también venció la Real por primera vez tras el confinamiento y ahora los rojiblancos necesitan que los donostiarras regresen al bache en el que estaban metidos. El Athletic tiene el average ganado ante el cuadro txuri urdin, lo cual es un buen punto de partida, pero también tiene bajas importantes atrás, como las de Yuri, Capa y Yeray, además de la de Íñigo Martinez por acumulación de amarillas, lo que obligará al Athletic a jugar con una zaga absolutamente atípica. Por suerte para Garitano, Dani García regresa de sanción y le permitirá recuperar una pieza clave en medio campo. J.N.

El Mallorca quiere aferrarse a la permanencia. Foto: Marcadorint/Tomàs Martínez (todos los derechos reservados)
El Mallorca quiere aferrarse a la permanencia. Foto: Marcadorint/Tomàs Martínez (todos los derechos reservados)

Una semana histórica para el Oporto y para Conceiçao

Oporto – Sporting CP (miércoles, 22:30)

Oporto puede ser campeón de liga esta misma semana. Puede serlo este miércoles en casa, si gana el clásico ante el Sporting, e incluso podría llegar ya a este partido siéndolo, siempre y cuando el Benfica no gane en Lisboa al Vitoria Guimaraes. Con esta, restan tres jornadas para acabar la Liga NOS en Portugal y la diferencia entre Oporto y Benfica es de 8 puntos a favor de los primeros. Sérgio Conceiçao, el técnico portista, tiene además un bonito reto por delante: igualar a José Mourinho como el único técnico en la historia del club que ha ganado los cuatro enfrentamientos ante Benfica y Sporting CP en una misma temporada. En la primera vuelta, el Oporto venció en el José Alvarade de Lisboa gracias a los tantos de Marega y Tiquinho Soares. Y esta misma temporada ha derrotado a Benfica en casa, por 3-2, y fuera, 0-2. Desde la temporada 2002/03, aquella en la que el Oporto acabó ganando la UEFA ante el Celtic en La Cartuja de Sevilla, con José Mourinho al mando del equipo, nadie más en el banquillo del Oporto ha conseguido derrotar a los dos equipos de Lisboa en un mismo curso. Si nada extraño sucede de aquí al final, esta será la quinta Liga de Sérgio Conceiçao al frente del Oporto, la tercera en esta segunda etapa en el banquillo de Do Dragao, y su séptimo título en total como entrenador del equipo portugués. Para el Oporto será su Liga número 29, la cual recupera desde la temporada 2018/19, y su 27º trofeo nacional (entre Liga, Copa y Supercopa de Portugal) en lo que va de siglo XXI. A.B.

Jaque al Dinamo

Dinamo Kiev – Zorya Luhansk (miércoles, 18:00)

El Dinamo de Kiev puso fin a una llamativa sequía el miércoles pasado. El equipo capitalino ganó la Final de Copa al Vorskla Poltava, sumando su primer título en cuatro años, algo sorprendente tratándose del equipo más grande de Ucrania. Sin embargo, esta Copa no es un indicio seguro de que el Dinamo esté recuperando el esplendor de sus mejores años: en la liga, no han estado ni cerca de competir con el Shakhtar por el título y ahora andan envueltos en una de las luchas más apretadas de Europa. El segundo puesto da acceso a la Champions League del próximo curso y hay tres equipos peleando por él en sólo dos puntos: Zorya Luhansk (2º), Dinamo de Kiev (3º, a un punto) y Desna Chernihiv (4º, a un punto del Dinamo). Esta jornada, la penúltima del playoff por el campeonato, Zorya y Dinamo se enfrentan en un pulso que puede ser definitivo. El equipo de Kiev viene, además, cayendo en picado, sumando dos derrotas y un empate en sus últimos tres partidos. Una mala racha que puede provocar algo histórico: desde que se creó la competición, el Dinamo sólo ha quedado dos veces fuera de los dos primeros puestos. Para el Zorya, por su parte, lograr el subcampeonato implicaría la mejor clasificación de su historia en la liga ucraniana y volver a disputar la Copa de Europa por primera vez desde 1973. El conjunto de Lugansk es el mejor situado para hacerse con el puesto Champions, pero en la última jornada recibirá también al Desna Chernihiv, el tercer implicado en la pelea, mientras que el Dinamo visita al rival más débil del grupo, el Kolos Kovalivka. E.M.

Textos escritos por: Adrián Blanco (A.B.), Enrique Montesano (E.M.), Jaume Naveira (J.N.), Toni Padilla (T.P.). Foto de Portada: Russell Hart/Focus Images Ltd

 

Related posts

4 comments

Un cambio de campeón en el Scudetto es lo que mejor le podía venir al fútbol. Hundida la Lazio, ojalá el Inter siga con fuelle las últimas jornada.
Gran artículo.

Parece difícil que ya llegue nadie, y eso que la Juve no está respondiendo como se esperaba. Lástima ese penalti en el 89 ante Atalanta, en ellos sí que creía para pelear hasta el final. Gracias Víctor Manuel!

Deja un comentario

*