Alejandro Pozo, la centella de Nervión

Alejandro Pozo.

Su cara de travieso no engaña. Alejandro Pozo siempre está pensando cuál va a ser la siguiente jugada, cómo va ser su próximo regate. El extremo andaluz es uno de los productos más prometedores de la cantera del Sevilla y ya empieza a asomar la cabeza en la élite. Con 17 años ha destacado en varios partidos de la Youth League, ha ido convocado con la sub-19 española siendo más joven que la mayoría de sus compañeros y ha empezado a disfrutar de minutos en Segunda con el Sevilla Atlético. Incluso ya ha sido titular en varias ocasiones con el filial y se ha estrenado como goleador. Merece la pena detenerse en él.

La primera comparación de Pozo siempre es la misma. Y el paralelismo invita al optimismo, pero también a ser cautelosos con este adolescente. Sin embargo, el lenguaje corporal y sus características no engañan. Alejandro Pozo es uno de los futbolistas más parecidos a Jesús Navas que ha emergido en las categorías inferiores del fútbol español recientemente. Sobre todo cuando juega en la derecha, como hacía en su etapa como cadete o como ha sucedido en alguna ocasión en el filial. El futbolista originario de Huévar del Aljarafe es un extremo muy rápido, con un cambio de ritmo demoledor. Es capaz de sacar una ventaja importante respecto al marcador cuando lo encara en estático, simplemente por su aceleración y zancada en los primeros metros de carrera. Asimismo, también aguanta bien en distancias largas. Así pues, cuando Pozo juega en la banda derecha intenta casi siempre la misma jugada. Recibe, fija al lateral y lo desborda, a menudo regateando hacia la derecha, pegado a la línea de banda para centrar. Todos quienes le han estudiado saben qué jugada hará, pero casi siempre se sale con la suya.

Pozo. Foto: MarcadorInt.
Alejandro Pozo recuerda a Jesús Navas. Foto: MarcadorInt.

Sin embargo, Pozo no se ha limitado a su acción favorita en la banda derecha. En los últimos tiempos, en especial en su etapa como juvenil, también ha actuado en el perfil opuesto. Los entrenadores lo han situado en el extremo izquierdo, donde necesita exhibir recursos distintos. Y Pozo está medrando. Por ejemplo, se le vio en esa demarcación en el último MIC, pero también este curso en la Youth League e incluso partió desde el flanco izquierdo con la selección española sub-19 en un amistoso reciente contra Georgia. En el filial ha alternado ambos extremos según la necesidad del equipo.

En la izquierda el extremo hispalense aumenta sus opciones de incidir en el marcador. Desde esa posición Pozo puede sorprender con desmarques de ruptura a la espalda de la defensa rival para plantarse solo ante el portero, remata mejor los centros desde el lado opuesto y conduce en diagonal para terminar la jugada individual en disparo o asistencia. En cierta medida, desde la izquierda se ve obligado a desbordar por ambos perfiles: el regate natural le envía al interior, carril a menudo demasiado poblado, y para no ser previsible ha mejorado su desequilibrio hacia la izquierda. Así de vez en cuando sorprende al marcador y busca la línea de fondo, aunque sus centros con la zurda no son tan precisos. Aún debe mejorar en su manejo con la pierna menos hábil.

Aunque nunca ha destacado por ver portería con excesiva facilidad, Pozo ha mejorado sus registros goleadores recientemente, pues tuvo un notable impacto en este ámbito en la pretemporada con el Sevilla Atlético. Además, Alejandro Pozo se ha convertido en el segundo futbolista más joven en jugar en Segunda con el filial hispalense y si sigue su progresión tarde o temprano llamará la atención del primer equipo. Tiene personalidad para ejercer de líder y ahora debe demostrar que está listo para seguir marcando diferencias en el fútbol profesional.

Pozo.
Pozo es el jugador más joven del Sevilla Atlético.
Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*