El Benfica sin Krovinovic

Da Luz Benfica Naveira 4

De un día para otro, Filip Krovinovic se convirtió en un futbolista indispensable para Rui Vitória. El centrocampista croata aterrizó en el Benfica el pasado verano y casi llegó por la puerta de atrás, procedente del Rio Ave en un traspaso de perfil bajo. Krovinovic había completado una campaña notable en el fútbol luso y con 23 años era una alternativa interesante para la medular, un futbolista con proyección en el mercado portugués. Aun así, su consolidación en las alineaciones del vigente campeón se antojaba difícil en una parcela en la que el doble pivote Fejsa-Pizzi parecía inamovible.

Sin embargo, el mal arranque de temporada en el Benfica obligó a Rui Vitória a alterar el 4-4-2 hasta entonces indiscutible. Dado el bajón en el rendimiento de Haris Seferovic y a la poca eficacia goleadora de Raúl Jiménez, el técnico portugués sacrificó a un delantero e introdujo a Krovinovic, que en noviembre se estrenó como titular con el Benfica en un partido de liga. El futbolista croata se lesionó al poco tiempo de fichar por el Benfica y eso lo apartó de la lista de inscritos de la Champions League, pero no desaprovechó su oportunidad para marcar la diferencia. En el nuevo 4-3-3, con Fejsa ejerciendo de mediocentro escoltado por Pizzi y Krovinovic, el centrocampista balcánico se hizo con las riendas del juego encarnado. Solo una grave lesión de rodilla lo iba a apartar de los onces del vigente campeón.

Filip Krovinovic se rompió la rodilla en el cuarto partido del año 2018, en la visita del Chaves al Estádio Da Luz. Pronto se confirmaron los peores pronósticos: el croata se perderá lo que resta de temporada y no aspirará a viajar al Mundial de Rusia con la selección croata, una posibilidad que se le abría en el horizonte tras su explosión en el Benfica. El cuadro encarnado echará de menos a un futbolista asociativo, que combina bien en espacios cortos y que atesora cierta calidad técnica para rajar las líneas rivales con conducciones potentes. No es el futbolista más fino y elegante en el toque, pero es un interior eficaz, que abarca muchos metros, que alterna el pase con el regate y que repite esfuerzos a lo largo de los 90 minutos para recuperar el balón cuanto antes.

“Tengo a Joao Carvalho, un jugador que piensa más rápido que la mayoría de los jugadores en esta posición, tiene una óptima llegada al gol, capacidad para girar rápidamente el sentido del juego tanto con pases cortos como con pases largos y que descubre caminos cuando está presionado. Tiene que ganar capacidad de resistencia y agresividad, pero el Krovinovic de hace dos meses tampoco tenía esas cualidades y las adquirió. Zivkovic también juega muy bien en los terrenos interiores, combina a la perfección con los hombres en las bandas y puede jugar allí perfectamente. También están Keaton Parks y Gedson, que están trabajando desde hace algún tiempo con nosotros”. Rui Vitória.

Joao Carvalho.
Joao Carvalho es uno de los posibles sustitutos de Krovinovic. Foto: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

En el primer encuentro oficial sin el centrocampista croata, Rui Vitória mantuvo el 4-3-3 y apostó por el canterano Joao Carvalho en la posición de interior izquierdo. Sin embargo, pese a la calidad técnica del canterano encarnado de 20 años, que por primera vez figuró en un once inicial lisboeta en un partido de liga esta temporada, el Benfica echó en falta el dinamismo de Krovinovic. Joao Carvalho es un jugador que maneja muy bien las dos piernas, con visión de juego y lectura para filtrar el último pase, pero todavía inconstante en sus intervenciones, intermitente en sus apariciones a lo largo de los 90 minutos. Seguramente se trate de uno de los productos de la cantera con más números para triunfar a medio plazo, aunque también reconoció Rui Vitória que debe mejorar en la faceta defensiva, siguiendo el mismo camino que Krovinovic. Su actuación ante Os Belenenses no fue particularmente destacada y de hecho terminó antes de tiempo cuando le remplazó Zivkovic. El serbio, futbolista de banda, entró sobre el minuto 60 para actuar como interior izquierdo para intentar aportar mayor dinamismo. Menos paciente en la circulación y más eléctrico en el cambio de ritmo para superar adversarios mediante la conducción, Zivkovic se presenta como otra alternativa en esa parcela. No obstante, el primer encuentro oficial después de Krovinovic dejó un mal sabor de boca en el elenco encarnado: el Benfica pinchó en su visita a Os Belenenses y solo pudo rescatar un punto con un gol de falta de Jonas en el minuto 97.

La liga es el único título que le queda al Benfica, campeón en las últimas cuatro ediciones. Le costará seguir el ritmo de Sporting y Oporto.

Foto de portada: Jaume Naveira.

Related posts

Deja un comentario

*