Bruno Fernandes coge las riendas de los leones

Sporting Clube de Portugal fans before the UEFA Champions League match at Stamford Bridge, London
Picture by David Horn/Focus Images Ltd +44 7545 970036
10/12/2014

El Sporting CP ha sido una de las revelaciones del inicio de curso en Europa. El equipo de Jorge Jesus ha arrancado la temporada con fuerza, ganando los primeros seis partidos de la liga portuguesa. En la última jornada tropezó en el campo del Moreirense (1-1), quizás distraído con la cercanía del choque de Champions contra el FC Barcelona, pero no por eso los primeros compases de la nueva temporada dejan de ser positivos. Los leones siguen a la caza de un Oporto que cuenta todos sus compromisos oficiales por victorias en la liga nacional y esperan asestar un golpe sobre la mesa el próximo domingo, cuando el Sporting recibirá a los blanquiazules en el José Alvalade.

Una de las claves del buen hacer del conjunto capitalino en los primeros meses de competición es la rápida adaptación de Bruno Fernandes, uno de los fichajes de este verano. El Sporting pagó 8,5 millones de euros a la Sampdoria por hacerse con los servicios del internacional sub-21 luso, que ha estado a la altura del precio abonado y ha marcado las diferencias desde el primer día. Sea actuando como mediapunta o partiendo desde el doble pivote, Bruno Fernandes ha asumido el liderazgo que le corresponde. Se ha beneficiado de la salida de Adrien Silva y la ausencia de William Carvalho -que se quedó cerca de marcharse al West Ham- para erigirse como una figura fundamental en los esquemas de Jorge Jesús. Fernandes pide el balón en la base de la jugada, participa en la construcción de las acciones de ataque y aparece en zona de remate para convertir las ocasiones de gol. En apenas diez partidos ha marcado seis dianas, en lo que ya son los mejores guarismos de cara a portería en toda su carrera. Su poderoso golpeo desde la media distancia -atención a sus lanzamientos de falta- y su lectura de los tiempos para aparecer por sorpresa en el área han castigado a la mayoría de adversarios a los que se ha medido el Sporting y ha dado puntos importantes a los leones. Los leones le necesitan para no depender tanto del acierto realizador de Bas Dost, pues la temporada pasada el segundo máximo anotador de los lisboetas en liga fue Alan Ruiz, con seis dianas. Una menos de las que ha transformado Bruno Fernandes en las siete primeras jornadas.

Foto: Jaume Naveira.
Bruno Fernandes se ha ganado el cariño del José Alvalade. Foto: Jaume Naveira.

Lo más sorprendente del curso de Bruno Fernandes es que, a los 23 años, está jugando por primera vez en la élite del fútbol luso. Con 18 años, el futbolista de Maia abandonó el equipo en el que se formó, Boavista, para probar fortuna en el fútbol italiano. Lo captó el Novara, un club que militaba en 2012 en la Serie B, cuando ni siquiera era un clásico en las categorías inferiores de las selecciones inferiores de Portugal. Bruno Fernandes acabó asentándose como una pieza relevante de un equipo que aspiraba a subir a la élite del fútbol transalpino, aunque luego el Novara cayó en el play-off de ascenso contra el Empoli de Sarri, Hysaj y Saponara. Sin embargo, sus primeros meses en Italia valieron para llamar la atención del Udinese, que lo reclutó para jugar en la Serie A. Fue ya en el club del Friuli cuando entró en el radar de la selección de forma definitiva y se ganó varias convocatorias con la selección sub-21 o el elenco olímpico de Portugal. Tras una temporada en la Sampdoria que acabó con Bruno Fernandes jugando de titular en el Europeo sub-21 de Polonia, el Sporting CP apostó por el jugador formado en el Boavista para reforzar su centro del campo. Sin Adrien Silva, traspasado al Leicester, Bruno Fernandes es el centrocampista de mejor trato de balón en la plantilla lisboeta. Jorge Jesús lo puede acercar al área, situándole como mediapunta para escoltar a Bas Dost, cuando quiera reforzar la medular con un doble pivote más rocoso (William Carvalho-Battaglia) o puede alinearlo en la base de la jugada junto a William Carvalho si opta por una versión más propositiva. En ambos roles es decisivo. Bruno Fernandes ha tardado muy poco tiempo en convertirse en una pieza indispensable para el Sporting Clube de Portugal.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

5 comments

Lo que no entiendo es como de estar en una liga mas competitiva como la italiana se regresa a la casi amateur liga portuguesa

Juega Champions en su país, en un club con una masa social inmensa y con la ambición de ganar la liga tras más de 15 años sin alzar el título. No me parece un mal trampolín para luego fichar por un equipo aún mayor en Europa si sigue brillando de esta forma.

Muy buen artículo Tomàs, acerca de un jugador que siempre me ha gustado pero que ahora esta explotando de verdad. En Italia, siempre ha demonstrado condiciones pero la verdad es que era muy irregular, tanto dentro de cada partido como a lo largo de una temporada, y eso ha hecho con que nunca haya tenido una temporada redonda en el Calcio. Hasta Di Natale, cuando Bruno estaba en la Udinese, ha dicho que le parecia que Fernandes era el jugador, de largo, de más talento de la plantilla pero que su poca capacidade competitiva y su caracter algo vago le quitaban mucho protagonismo.

En la sub 21 portuguesa, por lo contrario, si que ha tenido un peso muy grande en el processo de 2015 hasta la ultima eurocopa, en 2017. Fue capitán y cogió el liderazgo del equipo, si demonstrando la continuidad que le faltaba en Serie A. Su fichaje para el Sporting fue visto con buenos ojos por todos, apesar de suponer un investimento grande para el club. Y su rendimento esta siendo magnífico, como dices.

Bruno Fernandes es un tipo de centrocampista que el Sporting en particular y Portugal en general no ha tenido mucho ultimamente. Ese hombre que añade a la creatividad, tecnica y passe una grand capacidad de llegada a golo y disparo no se suelo ver mucho por aqui. Y la verdad es que esta resultando determinante en un Sporting ilusionante para todos. Aparte parece ya tener peso en el equipo, se lo ve dando instrucciones a los compañeros y pediendo la pelota todo el rato, y eso es muy bueno. Eso que hablada antes, de la irregularidad de Italia, pues nada de eso se esta viendo por aqui en los leones.

Esta semana es muy importante para el Sporting. El partido de Miercoles contra el Barcelona puede ser un test muy bueno a la capacidad del equipo. Los verde y blancos son claramente outsiders pero terminar el partido con la sensación que se ha competido ante todo un Barcelona puede ser muy bueno para lo que se viene, que es un classico por el primer puesto de la tabla contra el Porto. Es probable que Jesus refuerza la medular, juntando a William con Battaglia, y así Bruno debe jugar más en la mediapunta, detrás de Bas Dost. Ojalá pueda seguir mostrando todo su talento.

Saludos a todos

Eso es. En Udinese no le seguí tanto, pero en la Sampdoria y con la sub-21 me gustó bastante en los últimos meses. Coincido con el perfil de jugador, porque no abunda en el fútbol luso. En ese aspecto, salvando las distancias, ejerce un rol un poco a lo Deco en su día, que bien valía como mediapunta o bien servía para participar un poco más abajo y acabar las jugadas cerca del área.

Deja un comentario

*