El escudero de Krychowiak

Barinov Rusia Holanda sub-19 - MarcadorInt

El parón futbolístico en las grandes ligas europeas ha permitido que este fin de semana el foco se centre en campeonatos de menor atención mediática. Por unos pocos días, países que a menudo viven en un segundo, tercer o incluso cuarto peldaño en grado de relevancia informativa han emergido como alternativa para los futboleros más necesitados de partidos en directo para sustituir los encuentros elegidos regularmente para amenizar los fines de semana. La liga rusa se ha postulado en estos momentos como una las alternativas de mayor prestigio a pesar de que todos sus clubes ya quedaran apeados de los torneos internacionales antes del parón invernal, por lo que parecía el instante idóneo para ponerse al día con una figura sobria, a menudo infravalorada, pero que siempre ha rendido a buen nivel cuando se le ha brindado la oportunidad. Este año, Dmitri Barinov se ha afianzado como una pieza clave en el Lokomotiv de Moscú para que otro compañero pueda brillar con luz propia en una faceta en la que jamás había destacado.

Grzegorz Krychowiak es el máximo artillero del Lokomotiv de Moscú esta temporada. El centrocampista polaco, sí, el mismo que acaparó elogios en el Sevilla de Unai Emery, se ha destapado esta campaña en un rol hasta ahora inédito en su carrera: un notable goleador. Krychowiak no siempre había desempeñado el papel de centrocampista posicional en el que tanto gustó en la liga española, pero otra cosa era imaginarse que podía convertirse en un futbolista que rozara las dobles cifras de goles en una misma campaña. Con nueve dianas en la liga y otro en la Champions League, Krychowiak ha asumido la responsabilidad de desplegarse en ataque, pisar la frontal del área, sorprender con irrupciones desde la segunda línea y hasta se ha animado de forma recurrente a terminar las jugadas con disparos lejanos. En la victoria de este mismo domingo contra el Rostov, participó en los tres tantos del elenco ferroviario: contribuyó al 0-1 con un zapatazo que pegó en la madera antes de rebotar en el portero rival, asistió a Zhemaletdinov en el 0-2 y anotó el 0-3 culminando en el área una jugada que él mismo inició con un robo adelantado. Además de cambiar de look y dejarse una frondosa barba, un detalle a menudo asociado con cambios en el estilo de vida, Krychowiak también ha mostrado unos registros muy distintos a los que lució en Reims, Sevilla o París.

Grzegorz Krychowiak of Poland during the UEFA Euro 2016 match at Stade de Nice, Nice Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 12/06/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-FEI-160613-5055.jpg
Grzegorz Krychowiak ya ha marcado nueve goles en la liga rusa 2019-20, las mejores cifras de su carrera. Foto: Focus Images Ltd.

Ese vuelo ofensivo, altura en la presión y libertad para incorporarse en ataque de Krychowiak no serían posibles sin un trabajador estajanovista como Dmitri Barinov a su lado. Barinov es a Krychowiak lo que Krychowiak era para sus compañeros en sus mejores momentos de 2015 o 2016: la pieza posicional que ejerce de guardaespaldas para que los demás compañeros ataquen sin preocuparse por lo que ocurrirá en el momento en el que se pierda el balón. Sobrio en sus intervenciones, Barinov no se complica más de la cuenta con la pelota, opta por pases sencillos pero seguros y sobre todo es muy inteligente en la toma de decisiones. Es perfectamente consciente de sus virtudes y limitaciones, entre las cuales se incluyen los regates en zonas de riesgo. En cambio, el canterano del Lokomotiv lee el juego de maravilla. Sabe posicionarse sobre el césped, recupera la posesión por su buena colocación y capacidad de anticiparse al peligro y luego es agresivo en los duelos sin el cuero, a veces demasiado. En ocasiones le han alineado como interior, con otro centrocampista posicional por detrás (Murilo en algunos partidos de Champions, por ejemplo, a pesar de que el brasileño es un central) para apuntalar la medular o trabajar en la presión. Con el balón es austero, pero sin la posesión se convierte en un soldado disciplinado que cumple con lo que le exigen sus entrenadores.

La concentración y calidad de Barinov en las acciones defensivas le han convertido en un recurso cada vez más recurrente en los planes de Yuri Semin en el Lokomotiv. Barinov fue un habitual en todas las categorías inferiores de Rusia en una de las generaciones más prometedoras del país en los últimos años, la camada de chicos nacidos en 1996 que ganó el Europeo sub-17 en 2013 y disputó la final del Europeo sub-19 en 2015, y poco a poco ha asomado la cabeza en el primer equipo tras varias temporadas esperando su oportunidad en el banquillo. En una liga en ocasiones reticente a dar oportunidades a los más jóvenes, Barinov ha necesitado del impulso posterior al Mundial 2018 a nivel de regeneración de talento para abrirse paso y ahora forma una pareja más que complementaria con Krychowiak, que se siente muy seguro con un perfil como el del canterano ferroviario guardándole las espaldas. Los goles del centrocampista polaco seguramente no se explicarían sin el sigiloso trabajo de Dmitri Barinov.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Asensio y Barinov pelean por un balón
Asensio y Barinov pelean por un balón en la final del Europeo sub-19. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Dmitri Barinov
Edad: 23 años
Equipo: Lokomotiv Moscú
País de nacimiento: Rusia
Posición: Mediocentro

Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23.

LOS PERFILES SUB-23 DE LA TEMPORADA 2018-19

– 9 de marzo: Christopher Nkunku
– 2 de marzo: Boubacar Kamara
– 24 de febrero: Reece James
– 17 de febrero: Ferran Torres
– 10 de febrero: Alphonso Davies
– 3 de febrero: Francisco Trincao
– 27 de enero: Calvin Stengs
– 20 de enero: Rayan Cherki
– 13 de enero: Alessandro Bastoni
– 6 de enero: Adam Idah
– 30 de diciembre: Max Kilman
– 23 de diciembre: Joshua Zirkzee
– 16 de diciembre: Dejan Kulusevski
– 9 de diciembre: Donny van de Beek
– 2 de diciembre: Stefano Turati
– 25 de noviembre: Achraf Hakimi
– 18 de noviembre: Lázaro Vinícius
– 11 de noviembre: Javi López
– 4 de noviembre: Sontje Hansen
– 28 de octubre: Erling Haaland
– 21 de octubre: Jonathan Ikoné
– 14 de octubre: Çaglar Söyüncü
– 7 de octubre: Aaron Connolly
– 30 de septiembre: Sandro Tonali
– 23 de septiembre: Gabriel Barbosa
– 16 de septiembre: Nikola Milenkovic
– 9 de septiembre: Donyell Malen
– 2 de septiembre: Kevin Denkey
– 26 de agosto: George Stanger
– 19 de agosto: Mason Mount

Foto de portada: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados)

Related posts

2 comments

Krychowiak ya tenía en Sevilla buen disparo lejano y peligro por alto, además de mucho recorrido. Otro que, como Nzonzi, se vino abajo al dejar el regazo de Emery.

Cuando se asomaba al campo contrario, en ataques muy largos o después de acciones a balón parado, dejaba algún otro zapatazo. Pero ni mucho menos lo usaban como ahora, como llegador puro, sino que al fin y al cabo su recorrido era más horizontal, para cubrir la espalda que para atacar. Está claro que no ha aprendido a chutar en un año, pero es curioso ver cómo ha cambiado su rol en el equipo.

Deja un comentario

*