Besiktas da un puñetazo encima de la mesa

Besiktas J.K. fans before the UEFA Champions League match at the Emirates Stadium, London
Picture by David Horn/Focus Images Ltd +44 7545 970036
27/08/2014

Quizá Besiktas había descuidado algo el campeonato local mientras centraba sus energías en su apasionante aventura por la Copa de Europa. El vencedor de las dos últimas Superligas de Turquía se convirtió hace unas semanas, con una jornada de antelación, en el primer conjunto otomano de la historia en proclamarse vencedor de su grupo de Champions League, pero por el camino se había dejado demasiados puntos durante los fines de semana. Hasta el punto de que la visita de Galatasaray del sábado al Estadio BJK Inönü había adquirido una importancia capital. Más allá de la rivalidad habitual entre los dos principales clubes de la parte europea de Estambul, una derrota ante el líder no solo significaba decir prácticamente adiós a las opciones de repetir título e igualar su mejor marca histórica de campeonatos locales consecutivos, sino que ya hasta su participación europea de la próxima temporada empezaría a correr serio peligro. Por eso, una vez hechos los deberes en UCL, tocaba ponerse las pilas. Y vaya si lo hicieron. El conjunto entrenado por el inmortal mito del fútbol turco Şenol Güneş goleó a Galatasaray con una autoridad de campeón que hizo temblar al resto del país. Besiktas está más vivo que nunca.

Besiktas 3 (Tosun 46′ Tosic 70′, Negredo 90′)
Galatasaray 0

Besiktas vs Away team - Football tactics and formations
Formaciones iniciales. Foto:sharemytactics

El partido tuvo dos fases muy diferenciadas. Un primer periodo en el que Besiktas embotelló a su rival y bombardeó a centros laterales el área de Muslera, que acabó cuando Tosun cazó un error del meta uruguayo dentro del área pequeña y lo transformó en gol, y otra parte en la que Galatasaray tuvo que exponerse en busca del empate y el conjunto local encontró espacios para masacrarle a transiciones. Ambas tuvieron un marcado dominio blanquinegro. La mezcla entre músculo y determinación que ofrece Besiktas, aderezada con la selecta finura que aportan sobre todo sus futbolistas de origen nacional, es una receta que le permite dominar escenarios muy diferentes.

El encuentro arrancó marcado por el pasional caos (o la caótica pasión) que uno espera de este tipo de partidos de liga turca. Ambos conjuntos saltaron muy encendidos al césped, con visuales ganas de comerse a su rival. Si Besiktas logró imponerse y empujar a Galatasaray contra su propia meta fue, sobre todo, por la exuberante labor en la presión que realizaron Hutchinson, Pepe y Tosic. El descomunal esfuerzo a la hora de morder de esas tres bestias permitieron al bicampeón ganar muchos metros y situar de partida su bloque en campo contrario.

Quaresma se hartó de servir centros Foto: Focus Images Ltd.
Quaresma se hartó de servir centros Foto: Focus Images Ltd.

Es verdad que su plan ofensivo, de inicio, no fue el más sofisticado del mundo. Básicamente consistió en llevar el balón a los costados y pedir a Quaresma y a Babel que desborden a su par y centren balones al área pequeña en busca de la cabeza de Cenk Tosun. Besiktas convirtió el encuentro en un aéreo asedio al área de un Galatasaray que buscaba salir a través del juego directo hacia Gomis, pero que vio como unos brutales Pepe y Tosic se le imponían la mayor parte de las veces. Tan cierto es que también los centrales visitantes parecían cómodos achicando balones laterales como que uno de ellos acabó forzando el error que dio origen al 1-0. Fue obra, el envío, de un Gökhan Gönul que firmó un partido apoteósico, tanto a la hora de incorporarse por la banda derecha como de intervenir defensivamente en situaciones al límite. Quizá el futbolista más destacado de la noche.

El tanto obligó a Galatasaray a irse con ímpetu a buscar el gol, a que cada vez sus atacantes tuvieran menor retorno defensivo, y aquello fue la sentencia para el conjunto de Igor Tudor. Porque a partir de ese momento creció la figura de un fabuloso Özyakup entre líneas para dirigir las transiciones blanquinegras, y porque con metros por delante Cenk Tosun es un nueve que se mueve de maravilla. La sinérgica conexión entre ambos se convirtió en una sangría de ocasiones. Besiktas perdonó varias de no creer, hasta que Tosic acabó viendo meta gracias a un fenomenal disparo ajustado que recompensó simbólicamente su monumental actuación.

Aunque es cierto que Galatasaray encontró cierto orden a partir de la entrada de Selçuk Inan, con los riesgos que corría parecía cuestión de tiempo que Besiktas liquidara el encuentro. Y, efectivamente, así fue. Negredo, que acababa de entrar, aprovechó con algo de habilidad y algo de egoísmo un buen balón de Medel y cerró un partido que mete a Besiktas de lleno en la pelea por el título, y que coloca a Basaksehir como momentáneo líder de la Superliga turca.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*