Árbitros, boicot y violencia en los palcos del fútbol albanés

Estadio Qemal Stafa Tirana Edu Ferrer

Hará ya unos cuantos días desde que el vídeo de la agresión a un árbitro al finalizar un partido de la liga albanesa se extendió de forma viral por las redes. El colegiado en cuestión era Eldorian Hamiti, quien concedió un penalti en el último minuto del tiempo añadido al equipo visitante, el KF Laçi, para empatar el choque. Aquel 1-1 condenaba al FK Kamza prácticamente de forma definitiva al descenso, por lo que se produjo un gran alboroto, parte de la hinchada invadió el terreno de juego y el trencilla tuvo que ser hospitalizado a causa de los fuertes golpes que le propinaron.

Esta imagen dantesca esconde una problemática mucho más arraigada que viene de lejos y que estos días ha copado la atención de la opinión pública en Albania. Como decimos, el problema no es nuevo, ni tampoco exclusivo del país de las águilas: la poca seguridad en los estadios de fútbol. Después de este acto de violencia sufrido por Eldorian Hamiti, la Asociación de Árbitros decidió boicotear el campeonato ya que el estamento arbitral se siente amenazado. Esta decisión encontró el apoyo de la Federación, que solicitó la intervención del gobierno. No es la primera vez que los árbitros se encuentran en esta situación. En el pasado hubo escenas más serias que estas, pero nunca se llegó a amenazar con detener el campeonato. ¿Cuál es, pues, la diferencia que llevó a la Federación a dejar la liga al borde del colapso? El periodista albanés Jeton Selimi lo explica a MarcadorInt: A principio de temporada el cuerpo de Policía anunció que no entraría en los estadios y que se limitaría a garantizar el orden público en los alrededores. Lo que pasa dentro es responsabilidad de empresas de seguridad privada que han demostrado estar desbordadas.

Según la nueva reforma, cualquier persona ajena al juego que pise el césped se enfrenta a un condena de tres años de cárcel.

Cárcel para quien cruce la línea

Este episodio acabó con el descenso administrativo del FK Kamza. Además, todos los clubes de Primera, el presidente de la Federación Albanesa de Fútbol, el ministro del Interior y el de Deportes mantuvieron una reunión in extremis para desconvocar el parón arbitral y solucionar el embrollo. De las medidas acordadas, la más significativa es la aprobación de una reforma del Código Penal que sancionará con tres años de cárcel a toda aquella persona ajena que pise el césped durante la disputa de un partido de fútbol. Más allá de esta contundente medida, Jeton Selimi apunta el foco del problema en otra dirección: La federación de alguna manera ha sido cómplice de estos actos de violencia porque nunca tomó decisiones severas contra aquellos que los causan en los estadios. Y si no lo han hecho es porque la mayoría de las veces, la violencia no viene por parte del aficionado raso sino de posiciones VIP, los presidentes-directores y, a veces también, los alcaldes, porque muchos clubes son gestionados por los municipios”. Sin ir más lejos, la agresión destacada al principio fue perpetrada por el presidente del FK Kamza, Naim Qarri, que ahora mismo se encuentra bajo arresto domiciliario por dicho acto.

Campo del Kukës, Axel Torres.
El campeonato albanés se ha visto amenazado en las últimas semanas por el intento de boicot arbitral. Foto: Axel Torres.

Por lo que cuenta Selimi, la relación entre árbitros y presidentes/directores deportivos/alcaldes es harto tensa: “Los presidentes acusan a los árbitros de ser injustos en sus decisiones. Luego, la federación designa al mismo árbitro dos semanas más tarde para un partido del equipo que lo había acusado y, claro, esto hace que los prejuicios aumenten la irritación entre el palco”. No parece una buena época para ser colegiado en Albania. Y es que el descrédito que sufren los trencillas está llegando a una situación límite. De hecho, esta misma semana surgía otra polémica: el KF Tirana emitió un comunicado oficial tras su derrota 1-0 en el campo del Kastrioti. En dicho comunicado denunciaba la actuación del colegiado Olsi Sokoli quien, según el club, de forma deliberada tomó decisiones perniciosas para el Tirana incluso en contra de lo que le habían señalado sus asistentes. No sólo eso, en la nota también se asegura que Sokoli profirió insultos racistas al delantero inglés Michael Ngoo. Según Selimi: “En una entrevista de hoy (por el miércoles), el árbitro dice que nunca insultó al jugador. Personalmente creo que el problema del racismo en Albania no existe. Jugadores de diferentes países del mundo han venido a jugar aquí y nunca han encontrado un ambiente hostil. Respecto al arbitraje, Tirana tiene motivos para quejarse porque el árbitro cometió errores en ese partido. Los clubes, presidentes y simpatizantes no confían en el Comité de árbitros porque casi nunca toma medidas contra los árbitros que cometen errores e incluso errores graves”.

Amenazas a periodistas

No sólo por este motivo trajo cola el Kastrioti-Tirana del fin de semana pasado. Y es que, como hemos comentado, los presidentes de los clubes albaneses son personajes de armas tomar.El editor jefe de Panorama Sport, Jetmir Halili, fue amenazado por el presidente del Kastrioti, Alban Vogli, porque no le parecía correcta la crónica del Kastrioti-Tirana. Esta no es la primera vez que esto sucede. En el pasado, los periodistas han sido intimidados por estos presidentes con distintos tipos de coacciones e incluso amenazas de muerte.” El señor Vogli, por cierto, ya fue arrestado en 2016 por propinarle una paliza al periodista Eduard Ilnica. Pese a los incidentes y los escándalos vividos en los últimos días, Jeton Selimi se muestra optimista respecto al fútbol en Albania, un país que ya demostró en la pasada Eurocopa estar cada vez más cerca de la élite: “Hay que decir que en los últimos años las cosas están cambiando. Esperamos que estas escenas nunca vuelvan a suceder esta temporada porque el fútbol albanés sigue siendo frágil y no puede permitirse repetir mucho más estos episodios. Se han logrado grandes avances en los últimos años, pero debemos continuar en esta línea y limpiar nuestro fútbol”.

Imagen de Portada: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Related posts

3 comments

Muy buena crónica, Víctor. Tengo una resaca tremenda tremenda de anoche y leer la situación del fútbol albanés me ha venido de cine para afrontar el sábado. ¡Aguante MI!

Deja un comentario

*