Nulo y sin efecto

OLYMPUS DIGITAL CAMERA jersey

Seguir el fútbol de Non-League también provoca frustraciones. En los meses de invierno, que son ocho o nueve en Inglaterra, es tremendamente fácil acostarse un viernes con el plan hecho para el día siguiente, y que la lluvia, la nieve, o lo que sea que caiga del cielo no permita que el sábado ruede la pelota y se suspenda el partido. La opción de ir al pub a ver los partidos de la Premier League de las tres de la tarde es inviable porque en los pubs no hay partido de la Premier League a las tres de la tarde. Por ley. Una medida para animar a quienes disfrutan del fútbol a hacerlo en directo.

Aquel sábado 14 de marzo ni siquiera hubo jornada en la máxima categoría. Tras el anuncio del gobierno británico de pasar a la fase de “retraso” con respecto al COVID-19, los organismos del fútbol profesional interrumpieron la temporada, pero no ocurrió lo mismo con el fútbol semi-profesional y de aficionados. La decisión quedaba, en última instancia, en manos de los propios clubes. La ausencia de Premier League y Football League garantizaba mayor afluencia de público. Una recaudación mayor a la esperada. Un Non-League Day totalmente improvisado pese a la recomendación de evitar asistencias de más de 500 personas.

En vistas de una más que probable suspensión, la mayoría de clubes decidió seguir adelante. Solo dejó de jugarse un partido en la North West Counties First Division South, ya entrando en materia. Cuesta tanto pronunciar el nombre de la liga como encontrarla en la pirámide del fútbol inglés, donde se sitúa en el décimo escalón.

En uno de estos encuentros, el Vauxhall Motors visitó al West Didsbury & Chorlton. Los visitantes llegaban al sur de Manchester con un bagaje de 19 victorias seguidas fuera de casa. Si sumaban la vigésima, ascendían directamente a falta de siete jornadas habiendo ganado 27 partidos de 32 disputados. Hacía tiempo que habían iniciado la escapada, solo faltaba la confirmación.

    La suspensión del non-league football se ha cebado especialmente con dos clubes que ya habían sellado el ascenso. Foto: Víctor Cervantes/Marcadorint.
La suspensión del non-league football se ha cebado especialmente con dos clubes que ya habían sellado el ascenso. Foto: Víctor Cervantes/Marcadorint.

464 personas vieron como, sobre una superficie mal llamada césped, Danny Cross marcó el único gol del partido en una jugada individual al borde del descanso. Tres puntos que perdieron su valor dos días más tarde. El lunes 16 de marzo, la FA suspendió todo el fútbol inglés, declarando “nula y sin efecto” la temporada 2019/20 para todas las categorías inferiores a la séptima división.

“Han destrozado nuestro sueño”. Tony Woodley, presidente del Vauxhall Motors, lamentó la decisión en los micrófonos de BBC Radio Mersey. “Nuestro club, como el resto, trabaja ocho o nueve meses al año. Lo han echado todo por la borda”.“Esta decisión probablemente haga que perdamos una parte importante del equipo, ya que no deberían jugar a este nivel”. No ascender es “un lujo” que Woodley asegura no se pueden permitir. Perderían dinero y jugadores. El entrenador, Mike McGraa, no se explica tampoco la rapidez con la que se tomó la decisión: “¿Para qué tanta prisa? ¡Si nadie se va a ir a ninguna parte!”. Literal.

Esperando la normalidad

Se augura un regreso complicado a lo anteriormente conocido como vida normal, pero para algunas aficiones y clubes la espera lleva ya varios meses en marcha. Este no solo es un borrón y cuenta nueva. La temporada 2020/21 debía arrancar con un lavado de cara. Nuevos clubes y nuevas ligas, una reestructuración del fútbol de aficionados que deberá esperar. Como todo, como todos.

En el noroeste de Inglaterra, el Isle of Man FC ya había sido admitido en la North West Counties First Division. También el club que nacerá de las cenizas del extinto Bury FC. Sus aficionados deberán vivir otra temporada sin fútbol. Pasan de esperar a la normalidad, a esperar lo que se viene denominando “nueva normalidad”. Un concepto complejo, más de entender o asimilar que de explicar, probablemente.

Es por ello que varios de los clubes afectados por la decisión de dar por suspendida la temporada proponen tres alternativas a la federación:

  • Jugar los partidos que quedan cuando se pueda.
  • Finalizar la temporada con un índice de rendimiento, como se ha hecho en la Ligue 1 francesa, para decidir ascensos y descensos.
  • Otorgar el ascenso a aquellos equipos que ya lo habían logrado matemáticamente, mantener al resto y añadir un equipo extra en la liga si es necesario.

Solo dos equipos habían confirmado su ascenso en toda Inglaterra cuando se detuvo la pelota. El Vauxhall Motors se verá forzado a repetir, como mínimo, lo hecho esta temporada cuando arranque la próxima. Pese a que los de Ellesmere Port solo perdieron tres veces, hay otro equipo al que la misión de repetir campaña se le antoja más complicada.

Adiós a un estreno de ensueño

La isla de Jersey ha estrenado club de fútbol durante esta temporada, aunque no a un módico precio. £275.000 para cubrir todos los gastos del curso. Debido a su localización, junto a la costa de Normandía, para ser admitidos en la Combined Counties League División One (también en la décima categoría) los Jersey Bulls se comprometieron a pagar, no solo sus vuelos para cruzar el canal de la Mancha, sino también los de sus rivales. Tres grandes patrocinadores aportaron el montante necesario para que el proyecto echase a rodar.

Y qué manera de hacerlo. Ganaron los 27 partidos de liga que habían disputado. Ni un solo empate, ni una sola derrota. También marcaron 99 goles, encajando solo siete. Con 20 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado. Un primer año de vida que rayaba en lo histórico y que finalmente ha sido tachado.

“Es un mal trago”, dijo el capitán James Querée a ITV. “Nuestro objetivo al inicio de la temporada era ascender, y lo logramos. Hemos demostrado que somos capaces de jugar a un nivel más alto”. “Ahora conocemos mejor al resto de equipos, y ellos a nosotros, por lo que la próxima temporada presentará nuevos retos, cuando sea que se juegue”, apuntó James. Como muchos pequeños comercios, organizaciones y colectivos, los clubes de fútbol de aficionados buscan que el impacto de la crisis sea el menor posible. Protegerse. De momento, con pocas garantías.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA jersey
El ambicioso proyecto de los Jersey Bulls se ha visto frenado de golpe. Foto: Víctor Cervantes/Marcadorint.
Foto de portada: Víctor Cervantes/Marcadorint.

Related posts

3 comments

Parece que con la marcha de Mosquera los seguidores del infrafútbol inglés podremos seguir deleitandonos con buenos artículos.

No conozco a Xavi Heras, pero me ha gustado el estreno!

Me parece tan injusto esto… Sigo pensando que debería terminarse la temporada cuando fuese, aunque hubiera que plantearse otras formas de competición para la 20-21.

Deja un comentario

*