Cuando Fekir frota la lámpara

Lyon acogerá la final de la Europa League 2017-18. Foto: Focus Images Ltd.

A falta de pocos segundos para que el árbitro Benoït Bastien decretara el final del duelo entre Olympique de Lyon y Mónaco, Nabil Fekir recogió un despeje de la zaga visitante. El conjunto lionés había colgado al área una falta lejana y Fekir no se encontraba en la zona en la que debía caer la pelota. Ni siquiera en la frontal. Esperó más lejos, como si hubiese intuido que la retaguardia monegasca iba a rechazar el esférico a la espera del pitido definitivo. El caso es que, a unos 30 metros del arco de Subasic, Fekir agarró el balón cuando más quemaba, aguantó una tarascada y luego se zafó de otro adversario, que no tuvo más remedio que derribar al talentoso atacante internacional con Francia. En el 94′, Fekir provocó una falta en la frontal. Fekir plantó el balón y se sacó de la chistera un zurdazo al palo del portero, duro, fuerte, dirigido a la esquina inferior de la meta defendida por Subasic. En definitiva, un golazo de falta que sirvió para derrotar al vigente campeón y romper una racha de cinco encuentros seguidos sin conocer la victoria.

O. Lyon 3 (Mariano Díaz 11′, Fekir 23′, 94′)
Mónaco 2 (Rony Lopes 17′, Adama Traoré 34′)

Olympique de Lyon vs Monaco - Football tactics and formations

En los tres goles del equipo lionés apareció Nabil Fekir, que ha empezado la temporada en un estado de forma excepcional. Bruno Génésio confió el brazalete de capitán en su futbolista más talentoso y el brillante atacante zurdo está respondiendo a los galones otorgados por el técnico lionés. Fekir se mueve entre líneas con absoluta libertad, por detrás de un delantero agresivo como Mariano que desgasta al adversario con una presión incesante y ofrece al capitán movimientos al espacio. De la conexión entre los hombres más adelantados nació el primer tanto, en el que el delantero dominicano solo tuvo que empujar un preciso envío de Fekir desde el perfil zurdo. El segundo gol lo anotaría el propio Fekir, que apareció en el área para culminar una buena jugada colectiva que desarboló la retaguardia del Mónaco.

La falta del descuento fue la guinda a un partido que corona a Fekir como el segundo futbolista que más goles ha fabricado en el arranque de temporada en la Ligue 1. El capitán del equipo del Ródano ha participado en once de las veinte dianas que ha anotado el Olympique de Lyon. Siete de ellas llevan la firma de Fekir, mientras en las otras cuatro intervino con el pase decisivo. La precisión del golpeo de Fekir con la zurda es su virtud más determinante. Por un lado, atesora técnica para controlar cualquier balón y luego colocarlo donde le apetece, sea tanto en forma de disparo como de centro tocado para el compañero que entra en zona de remate. Pero, además, esta temporada también ha demostrado que maneja de maravilla la pierna derecha, como atestigua el golazo que le marcó al Girondins de Burdeos desde el centro del campo con la que supuestamente es su pierna menos hábil. La libertad que le ha brindado Génésio le permite ofrecerse en las zonas en las que más le necesitan sus compañeros y luego organiza los ataques en el último tercio. Porque, más allá de su golpeo, Fekir es un futbolista determinante en el regate corto, pues marca diferencias con su arrancada y los primeros metros de carrera, y además ha mejorado la toma de decisiones. Elige bien cuándo debe combinar y cuándo le toca jugársela mediante la acción individual.

El trabajo de Tousart y Ndombélé libera a Fekir. Foto: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).
El trabajo de Tousart y Ndombélé libera a Fekir. Foto: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

El rendimiento de Fekir es una de las mejores noticias del inicio de curso en el Olympique de Lyon. El equipo del Ródano se ha mostrado demasiado endeble en defensa, sobre todo en el eje de la retaguardia, pero arriba el club lionés acumula motivos para el optimismo. Mariano Díaz ha entrado con buen pie, Houssem Aouar está asumiendo la responsabilidad y los laterales aportan en fase ofensiva. Y, sobre todo, Fekir se siente inspirado tras una temporada irregular. Absolutamente recuperado de la lesión de cruzados que lo dejó casi en blanco en el curso 2015-16 y le impidió aspirar a jugar la Eurocopa de Francia, Fekir ha tardado en recuperar su mejor versión. El nuevo capitán del Olympique de Lyon ha asumido el rol de líder que quedó huérfano tras las salidas de Lacazette y Tolisso y sus compañeros lo agradecen. Cuando Fekir frota la lámpara, el OL se cree capaz de derrotar a cualquiera.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*