La eclosión de Cherki

General view of the stadium before the UEFA Europa League Final match at Stade de Lyons, Lyons
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
16/05/2018

Si concreta todo lo que insinúa su potencial, dentro de unos años habrá quien pueda presumir, con orgullo, de que vio en directo su partido en el estadio del Nantes. “Yo estuve allí”, esa frase tan característica de quien disfruta de primera mano de la irrupción de un joven genio. Si ese joven genio se queda por el camino y acaba jugando en equipos de menor entidad, como el clásico talento rebelde que no se amoldó a lo que exigían sus entrenadores, esa misma frase seguirá gozando de validez. E incluso se percibirá como la alusión a un encuentro de culto, una cinta de coleccionista. Aunque en ese caso se formulará con más pena que orgullo, como quien lamenta los efectos de la pubertad en el estudiante brillante que se desvía del camino que anhelaban sus profesores.

Porque suceda lo que suceda, lo que logró Rayan Cherki esta semana resulta llamativo. Muy llamativo. Memorable. Digno de registrar en algunos de los libros de récords. Pronto se vio que se trataba de uno de esos días en los que todo te sale bien, en los que sorteas el coche de la basura cuando conduces de noche por las calles estrechas de una gran ciudad y además no te detienes en ningún semáforo en rojo. El primer contacto con el balón, en el primer minuto, terminó en el fondo de la red. A los diez minutos, había marcado dos goles. En un partido oficial, de Coupe de France, en su segunda titularidad. En el estadio de un rival de Primera, uno de los cuatro equipos que menos goles encajan en la Ligue 1. Con apenas 16 años. Nació el mismo mes que la versión beta de Skype, agosto de 2003.

El Olympique de Marsella de Rudi Garcia visitará al recién ascendido Nîmes este fin de semana. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).
Rudi Garcia está dosificando las apariciones de Rayan Cherki. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Rudi Garcia está administrando la calidad de Rayan Cherki con cuentagotas. Consciente de su potencial, dosifica sus apariciones para que entre paulatinamente en la dinámica del primer equipo. Ha aprovechado los trofeos coperos para rodarle y le ha dado entrada en algunas segundas partes en la Ligue 1, donde ya cuajó una actuación reseñable en la visita al Olympique de Marsella. Cherki es un mediapunta descarado al que le importa un pepino la presión. Salta al campo a disfrutar, a deslumbrar con detalles técnicos y a trascender en cada contacto con la pelota. Le falta tomar mejor decisiones -como no podía ser de otra manera en un chico de su edad- y sobre todo peca de individualista, pero ese desparpajo no se ha diluido ni siquiera con el salto al fútbol de élite.

Su habilidad en espacios reducidos es una de las marcas de agua de su fútbol, así como el dominio de las dos piernas. Puede regatear tanto con la derecha como con la izquierda, lo que dificulta aún más la labor del defensa. No saben si ofrecerle una salida hacia dentro o hacia fuera, pues Cherki opta por cualquiera de las dos con absoluta normalidad. Ese manejo indistinto de zurda y diestra añade una dosis de imprevisibilidad a su fútbol callejero y también se traslada al arte del remate, pues puede resolver la jugada en cualquier instante. En el fútbol formativo se ha convertido en un dolor de muelas para los adversarios, como pueden atestiguar casi todos sus rivales en el último año y medio en la Youth League. Le falta mayor continuidad en su participación en un mismo partido, pero su capacidad desequilibrio puede marcar las diferencias incluso cuando parece que se ausenta.

Cherki destacó el año pasado en la Youth League. Foto: Ester Roig Luque (Todos los derechos reservados).
Cherki destacó el año pasado en la Youth League. Foto: Ester Roig Luque (Todos los derechos reservados).

Está por ver si finalmente Cherki elige representar a Francia o Argelia, el país de sus raíces familiares, pero sus primeros impactos con la camiseta del Olympique de Lyon están a la altura de la expectativa generada por un chico que lleva tiempo sonando entre los amantes de las categorías inferiores. El primero que lo sufrió en su piel fue el Nantes, que no solo encajó dos goles firmados por este adolescente nacido en 2003, sino que también quedó prendado por su visión de juego para entregar el pase decisivo. Cherki asistió a Terrier en el tercer gol del OL y a Moussa Dembélé en el cuarto después de que el delantero lionés errara un penalty provocado por el propio canterano. Una influencia mayúscula como para no quede inmortalizada en el texto de este lunes. Por si acaso.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Rayan Cherki
Edad: 16 años
Equipo: Olympique de Lyon
País de nacimiento: Francia
Posición: Mediapunta

Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23.

LOS PERFILES SUB-23 DE LA TEMPORADA 2018-19

– 13 de enero: Alessandro Bastoni
– 6 de enero: Adam Idah
– 30 de diciembre: Max Kilman
– 23 de diciembre: Joshua Zirkzee
– 16 de diciembre: Dejan Kulusevski
– 9 de diciembre: Donny van de Beek
– 2 de diciembre: Stefano Turati
– 25 de noviembre: Achraf Hakimi
– 18 de noviembre: Lázaro Vinícius
– 11 de noviembre: Javi López
– 4 de noviembre: Sontje Hansen
– 28 de octubre: Erling Haaland
– 21 de octubre: Jonathan Ikoné
– 14 de octubre: Çaglar Söyüncü
– 7 de octubre: Aaron Connolly
– 30 de septiembre: Sandro Tonali
– 23 de septiembre: Gabriel Barbosa
– 16 de septiembre: Nikola Milenkovic
– 9 de septiembre: Donyell Malen
– 2 de septiembre: Kevin Denkey
– 26 de agosto: George Stanger
– 19 de agosto: Mason Mount

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

No tenía el gusto de conocer a este chaval, tiene buena pinta, en espacios reducidos parece que va técnicamente sobradísimo. Me parece que regatea mucho mejor en estático que en carrera, ahí lo veo con bastante picardía para forzar faltas en cuanto el balón se le aleja un poco.
Me gustaría que vosotros, expertos, lo conparaseis con Ansu Fati. Por edad y posición. A mí me parece mejor Ansu, más hecho por así decirlo. No tan vistoso pero sí más potente, veloz e incisivo, con un muy buen golpeo.

Deja un comentario

*