Una navaja a la sombra de las estrellas anotadoras

Ikone Francia sub-17 - Edu Ferrer Alcover

Jonathan Ikoné se ha acostumbrado a que los elogios se los lleven otros en el Lille. El extremo izquierdo galo fue una de las figuras del subcampeón de la Ligue 1 la temporada pasada, aunque copó menos titulares que la gran figura de Les Dogues, Nicolas Pépé. El futbolista costamarfileño se salió, anotó 22 goles en la liga francesa y se acabó marchando rumbo al Arsenal previo pago de 72 millones de libras. El olfato goleador se paga y el conjunto gunner no dudó a la hora de invertir. La historia puede repetirse esta campaña con un goleador de características muy distintas: Victor Osimhen. El delantero nigeriano aterrizó este verano procedente del Charleroi belga para ocupar el puesto de Rafael Leao, traspasado al Milan, y su impacto nada más arrancar el curso ha sido indiscutible. El futbolista africano, máximo artillero del Mundial sub-17 de 2015, ha celebrado siete dianas en los primeros diez encuentros de liga y otro tanto en la Champions League y se ha convertido en un recurso muy útil tanto para jugar de espaldas como para atacar los espacios gracias a su zancada.

Sin embargo, es difícil explicar el rendimiento ofensivo del Lille en el último año y medio sin reparar en la figura de Jonathan Ikoné. Extremo de formación, demarcación en la que destacó en las categorías inferiores del PSG y de la selección francesa, Ikoné se ha abierto paso en el fútbol profesional en la mediapunta del conjunto norteño. El curso pasado le tocó convivir con Pépé, un futbolista zurdo que se movía preferentemente por el sector derecho, que pisaba las mismas zonas que Ikoné, y ambos supieron entenderse bien porque el canterano del PSG demostró una sensibilidad fantástica para jugar entre líneas. El actual ’10’ del Lille es un futbolista móvil, que cae a las dos bandas para generar superioridades y que sobre todo se gira muy rápido cuando recibe a la espalda de los centrocampistas rivales. Es en esas zonas, cuando hay poco espacio, donde Ikoné exhibe una de sus principales virtudes: sus toques son muy precisos. El balón no se suele escapar, lo lleva pegado a la bota izquierda, y es inteligente para atraer a los defensas contrarios para asistir a sus compañeros. El curso pasado solo marcó tres goles, pero a cambio repartió diez asistencias en la Ligue 1.

Nicolas Pepe of Arsenal during to the Premier League match at the Emirates Stadium, London Picture by Martyn Haworth/Focus Images Ltd 07463250714 06/10/2019
Jonathan Ikoné vivió a la sombra de Nicolas Pépé la pasada temporada. El costamarfileño ahora juega en el Arsenal. Foto: Focus Images Ltd.

Cuando recibe entre líneas, Jonathan Ikoné saca a relucir el desequilibrio que le convirtió en un futbolista a tener en cuenta en el fútbol formativo. Es muy rápido en carrera, una bala en acciones de contragolpe, una de las especialidades del Lille de Galtier en el último año. Pero también desborda en duelos de uno contra uno. Por este motivo, su presencia en el carril central supone un filón, pues atesora el potencial de convertirse en una navaja que raje el sistema defensivo del contrincante con facilidad. Aunque alterne esa demarcación con la banda derecha. Sin embargo, para alcanzar el prestigio de Pépé o la notoriedad de Osimhen, a Ikoné le falta desarrollar más colmillo en el remate. Es un futbolista peligroso en el remate desde media distancia, que dispara con tensión y mucha fuerza, que incluso puede servir acciones de estrategia, pero al que a veces le falta un punto más de precisión o temple en la definición. Si explota en esa faceta, se convertirá en un caramelo apetecible para clubes de mucho mayor potencial.

Las actuaciones de Ikoné en los últimos meses, en cualquier caso, le han valido dos convocatorias con la vigente campeona del mundo. Más allá de las bajas que se puedan haber producido en algunas demarcaciones, Didier Deschamps ha contado con el atacante del Lille y le ha dado minutos en los últimos cuatro partidos oficiales de la selección francesa pese a que todavía se encuentra en edad de acudir con la sub-21. Poco a poco ha ido cumpliendo con las expectativas que generó en su primera irrupción en el panorama internacional, aunque le ha tocado recorrer un camino algo más largo de lo previsto como ha acontecido con otros productos de la cantera del PSG que se han buscado la vida fuera de la capital, sin perspectivas de asentarse en el primer equipo parisino. La presencia del Lille en la Champions League, totalmente merecida a tenor de lo visto el curso pasado en la Ligue 1, supone todo un escaparate para valorar el nivel al que se encuentra un futbolista que puede lucir con orgullo la etiqueta de internacional absoluto con Francia.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Stade Pierre-Mauroy, Lille. Foto: EXPA Pictures/Focus Images Ltd.
El Stade Pierre-Mauroy ha disfrutado con las presetaciones de Ikoné en el último año y medio. Foto: Focus Images Ltd.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Jonathan Ikoné
Edad: 21 años
Equipo: Lille
País de nacimiento: Francia
Posición: Mediapunta o extremo

Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23.

LOS PERFILES SUB-23 DE LA TEMPORADA 2018-19

– 14 de octubre: Çaglar Söyüncü
– 7 de octubre: Aaron Connolly
– 30 de septiembre: Sandro Tonali
– 23 de septiembre: Gabriel Barbosa
– 16 de septiembre: Nikola Milenkovic
– 9 de septiembre: Donyell Malen
– 2 de septiembre: Kevin Denkey
– 26 de agosto: George Stanger
– 19 de agosto: Mason Mount

Foto de portada: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*