Thauvin contra el mundo

Rudi Garcia Roma - MarcadorINt

El segundo partido de Rudi Garcia al frente del Olympique de Marsella terminó igual que el primero, con empate a cero. Esta vez los marselleses jugaron en casa, pero el guion global se pareció bastante al del fin de semana anterior frente al PSG. Sin embargo, hoy el OM asumió un rol distinto: los de Rudi Garcia llevaron la iniciativa e intentaron por activa y por pasiva abrir la lata frente a un contrincante muy compacto en defensa. El Girondins quiso hacer daño con la velocidad de sus atacantes al contragolpe, pero se desplegó poco y mal. Así pues, las intenciones de los visitantes propiciaron un escenario tedioso, demasiado espeso, y el OM nunca supo cómo generar peligro con regularidad. Abusó de las jugadas individuales, los disparos lejanos y solo Leya Iseka dispuso de una oportunidad de gol realmente clara en el segundo tiempo. Aunque por lo menos el Olympique de Marsella se lleva otra portería a cero y dos protagonistas sobre los que edificar el ataque en el futuro.

O. Marsella 0

G. Burdeos 0

O. Marsella vs Girondins - Football tactics and formations

Todo el flujo ofensivo del Olympique de Marsella dependió única y exclusivamente de la inspiración de Florian Thauvin. Partiendo desde la derecha, el futbolista cedido por el Newcastle fue el hombre más peligroso de los locales. Thauvin incrementaba las revoluciones de cada ataque marsellés, que tarde o temprano pasaba por sus botas. Pidió la pelota, encaró, desequilibró y buscó socios con los que combinar. Por momentos, el encuentro derivó en una pelea de Thauvin frente a todo el Girondins de Burdeos, en un duelo desigual para casi cualquier futbolista de la liga. Esto lo desesperó, pues a menudo intentó buscar el gol mediante una jugada maradoniana en la que debía zafarse de demasiados rivales antes de encontrar una buena posición para el disparo.

Thauvin solo encontró un socio en el Olympique de Marsella. No fue Bafe Gomis, que se marchó antes de tiempo por culpa de unas molestias físicas, ni tampoco Lass Diarra. Thauvin encontró un buen compañero en el jovencísimo Maxime Lopez, un chico de 19 años que jugó contra el Girondins su primer partido liguero como titular con la casaca marsellesa. Lopez exhibió unas prestaciones cuanto menos estimulantes para pensar que puede asentarse en las alineaciones de Rudi Garcia en el futuro. Este menudo futbolista fue el único futbolista capaz de bajar a la base de la jugada y ofrecerse para recibir el primer pase en los tramos de mayor presión del Girondins. Pero, sobre todo, destacó su personalidad para eliminar rivales en conducción y moverse todo el rato entre líneas para habilitar vías de pase para el compañero que controlaba el balón. Lopez se convirtió en el amigo de todos sus compañeros, mientras Thauvin opositó para convertirse en el brazo ejecutor del peligro marsellés. Junto a las garantías ofrecidas recientemente por Rolando y Doria en defensa, Rudi Garcia poco a poco va encontrando los mimbres sobre los que construir su equipo. Aunque de momento le falta pegada.

Foto de portada: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*