Un delantero italiano en busca de socios

Gabriele Marrale Sampdoria cadete delantero MIC  / Marcadorint

Una de las novedades más llamativas de esta edición del MIC es la presencia de la Sampdoria en la categoría cadete. No es habitual ver a clubes italianos de primer nivel, equipos de categorías inferiores de algún representante de la Serie A, por lo que la participación de la Samp ya resultaba exótica. Sin embargo, sus primeros pasos en el torneo no han sido satisfactorios. O no han estado a la altura de lo que se podría esperar del club genovés: empató en la primera jornada contra el Vic Riuprimer (2-2), solo pudo ganar al USA Soccer Starts por la mínima gracias a un tanto de penalti y luego goleó al Atlètic Bisbalenc por 4-0 en un choque que encarriló con dos goles en los primeros cinco minutos.

Sampdoria.
La Sampdoria no ha acabado de convencer en la primera fase del MIC.

Sin embargo, hay un futbolista que ha captado la atención en la Sampdoria desde la primera jornada. Desde la primera jugada del primer partido, prácticamente. Aunque no pudo ganar al Vic Riuprimer, en la primera acción de ataque del debut, el delantero centro de la Sampdoria protagonizó una acción técnica de enorme dificultad. Controló un balón difícil, se orientó con el primer toque y clavó la pelota en una esquina de la portería. Dos contactos con el esférico, dos gestos, y un golazo nada más arrancar el torneo.

El detalle resultó lo suficientemente interesante como para centrar la atención en el 9 italiano, Gabriele Marrale, que no ha vuelto a marcar desde entonces. No obstante, sí ha dejado muestras de que es un ariete de nivel, superior a la media del equipo. Marrale entiende bien el juego y destaca cuando baja recibir de espaldas. Se aleja del área, atrae a los centrales y descarga de primeras para uno de sus compañeros, sea el centrocampista que llega o el extremo que busca el desmarque de ruptura a la espalda del futbolista que ha abandonado su posición. Marrale no retiene la pelota más de la cuenta, sino que siempre combina de primeras con sus compañeros. Retrocede unos metros, toca y se vuelve a marchar tras atraer a la marca.

Marrale.
Marrale ha empezado bien el MIC.

El buen rendimiento de Marrale no siempre ha ido acompañado por el resto del equipo, con dificultades para mantener el tempo de los encuentros y someter a los rivales, de menor nombre pero igual de competitivos que la Sampdoria. Como el centro del campo no acaba de funcionar, Marrale recibe a menudo lejos del área y pocas veces lo han habilitado en zonas de peligro, como en la primera jugada del partido contra el Vic Riuprimer. Y cuando se aleja de la zona de remate, nadie compensa sus movimientos para intimidar al portero contrario. Por eso la Sampdoria no ha mostrado todo el potencial que su prestigio insinúa. Aún está a tiempo de hacerlo en los partidos más exigentes del torneo, cuando no tenga que llevar el peso de la posesión de principio a fin ante rivales que se encierran.

Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*