Una derrota histórica

Klinsmann - Bobby Melok

Estados Unidos ha firmado el peor arranque de su historia en el Hexagonal Final. Después de los dos primeros partidos, sigue sin sumar ningún punto. Aunque el formato permite a los gigantes de la CONCACAF más errores que en otras confederaciones -pasan los tres primeros, el cuarto juega una repesca y sigue fresco el precedente de México antes del Mundial de 2014, cuando se clasificó a pesar de sumar 11 puntos de 30 posibles-, la selección de Klinsmann no solo preocupa porque todavía no ha estrenado su casillero. Las sensaciones que transmite el equipo son preocupantes. En casa perdió contra el gran rival, México, y se vio totalmente superada a lo largo del primer tiempo. Pudo caer goleada de haber estado más acertado el Tri en los primeros 45 minutos. En Costa Rica la selección tica barrió del campo a la favorita, cuya actitud sobre el césped dejó muchísimo que desear.

La histórica derrota en San José (4-0) debilita aún más la posición de Jürgen Klinsmann, a quien la prensa estadounidense apunta como el principal responsable del mal arranque del Hexagonal. Ante Costa Rica el técnico alemán se olvidó de la línea de tres zagueros que planteó ante México y repitió la misma disposición táctica que dio buenos frutos en el segundo tiempo ante el Tri. Solo hubo un cambio obligado en el once, pues entró Guzan por el lesionado Tim Howard bajo palos. El arquero del Middlesborough fue el mejor de EEUU.

Costa Rica 4 (Venegas 44′, Bolaños 68′, Joel Campbell 74′, 78′)
Estados Unidos 0

Costa Rica vs Estados Unidos - Football tactics and formations

Costa Rica arrasó durante los 90 minutos porque a su buen orden táctico, heredado del fantástico trabajo del ciclo de Jorge Luis Pinto al frente de los ticos, se sumó un rival enormemente desordenado. Estados Unidos fue un bloque cuyas piezas siempre estaban muy separadas, donde nunca hubo ningún tipo de asociación. Pulisic entró poco en juego en la banda izquierda y nadie fue capaz de abrir líneas de pase en la medular. Bradley y Jones se desentendieron de la creación y los dos delanteros, siendo Altidore un buen recurso para jugar en largo cuando el equipo no funciona, fueron neutralizados por los tres zagueros centrales locales. Así, la pésima ocupación de los espacios de Estados Unidos hizo el resto. Cuando los de Klinsmann tenían el balón, nunca había un pase cómodo. Se abrían dos opciones. Primero, el futbolista que recibía el esférico intentaba la jugada individual, sin nadie cerca para el apoyo, con todas las de perder. Si no, uno de los zagueros arriesgaba más de la cuenta con un pase raso y terminaba entregando la posesión a Costa Rica, que con el paso de los minutos empezó a imponer su discurso. En este aspecto, el partido de Brooks se convirtió en una recopilación infinita de errores en la entrega en campo propio.

Los tres atacantes de Costa Rica se pusieron las botas ante tal escenario. A los quince minutos Guzan ya había detenido dos ocasiones clarísima de gol, a Bryan Ruiz y Venegas. El delantero de Montreal Impact, autor de un único gol esta temporada, sustituyó a Joel Campbell en la punta de lanza costarricense y se convirtió en una pesadilla para la zaga visitante. Johan Venegas presionó siempre, persiguió sin cesar a los centrales y peleó todos los balones largos. Su potencia en carrera le permitió aprovechar las facilidades que Estados Unidos concedía atrás, y antes del descanso obtuvo un premio más que merecido. Azofeifa habilitó a Bolaños, que puso un centro fantástico al área en el que Venegas se anticipó a John Brooks para abrir la lata.

Bryan Ruiz of Costa Rica during the 2014 FIFA World Cup match at Mineirão, Belo Horizonte, Brazil. Picture by Andrew Tobin/Focus Images Ltd +44 7710 761829 24/06/2014
Bryan Ruiz puso la asistencia del 2-0. Foto: Focus Images Ltd.

En la segunda parte se acentuaron los problemas de Estados Unidos, ante una selección que sometió a los hombres de Klinsmann a través de la posesión del balón. EEUU entró en una fase de absoluta impotencia y sufrió aún más cuando Joel Campbell saltó al terreno de juego tras retirarse Venegas lesionado antes de tiempo. La velocidad del delantero todavía propiedad del Arsenal causó estragos en un equipo que debía abrirse en busca del empate. Y, en un momento determinado, Estados Unidos se derrumbó. En los once minutos posteriores a la entrada de Campbell, Costa Rica anotó tres goles. Uno detrás de otro y cada cual más fácil que el anterior. Primero Bryan Ruiz centró con elegancia para que Bolaños se anticipara al defensa rival en el segundo poste y luego Joel Campbell castigó a Estados Unidos con dos desmarques de ruptura a la espalda de la zaga estadounidense en los que no perdonó frente a Brad Guzan. En el tercer gol, además, falló estrepitosamente -otra vez- Brooks, que quiso controlar un despeje de la zaga de Estados Unidos y falló, regalando el gol en bandeja a Joel Campbell.

Aunque el formato permite que Estados Unidos levante la situación, pues ha jugado ante los dos rivales de mayor entidad del continente y debería encauzar el rumbo pronto, la contundente derrota en Costa Rica deja en el alambre a Jürgen Klinsmann. Solo Trinidad y Tobago y Canadá habían empezado el Hexagonal con dos derrotas en los dos primeros partidos.

Foto de portada: Bobby Melok.

Related posts

1 comments

2 cosas que hacen notar que sabes muy poco del futbol de Concacaf. Primero, USA no era favorita en San Jose. Mira las estadísticas, las últimas Eliminatorias y el presente de ambos equipos. Segundo, Pinto dejó muy poco legado a Costa Rica. Todo lo conseguido fue gracias a los jugadores y a pesar del tecnico colombiano. Basta con ver la trayectoria de uno y otros después de Brasil 2014. Sigue estudiando Concacaf a ver si conoces un poco más para la próxima o mejor aún contraten a alguien que sepa para que escriba con más tino.

Deja un comentario

*