Bélgica ya está en el Mundial

Romelu Lukaku of Belgium in action during the UEFA Euro 2016 match at Stade de Lyons, Lyons
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
13/06/2016

Dos zarpazos de Vertonghen y Lukaku doblegaron a Grecia en un partido memorable que convierte a Bélgica en el primer equipo europeo clasificado para el Mundial de Rusia. El conjunto heleno puso contra las cuerdas al elenco de Roberto Martínez, pero no logró noquear a los belgas y lo acabó pagando caro. Con un ejercicio defensivo extraordinario, Grecia maniató al talento de la favorita de grupo durante 70 minutos e incluso se desplegó con peligro, pues protagonizó las mejores ocasiones de gol. Pero no pudo resistir el último arreón de los diablos rojos. Bélgica decantó la balanza gracias a su superior calidad individual, que se impuso en las áreas: Courtois abortó las mejores jugadas de los griegos y los belgas aprovecharon sus mejores oportunidades con una precisión clínica en el remate.

Grecia 1 (Zeca 73′)
Bélgica 2 (Vertonghen 70′, Lukaku 74′)

Grecia vs Belgica - Football tactics and formations

La exhibición helena volvió a evidenciar los síntomas que el campeón de Europa en 2004 ya ha ido insinuando a lo largo del proceso clasificatorio. Primero, después de un ciclo desastroso camino a la Eurocopa de Francia, lo más importante es que Grecia ha recuperado la identidad que la convertía en un oponente rocoso, incómodo, casi desagradable para el adversario. Segundo, Grecia ha sido el rival que ha puesto en más dificultades a Bélgica. Los de Roberto Martínez ya salvaron un punto con un gol sobre la bocina en Bruselas y volvieron a sufrir ante un rival que esperó replegado, pero que también mostró un abanico llamativo de recursos ofensivos para desplegarse en campo rival. Grecia invitó a Bélgica a llevar la iniciativa, pero siempre controló dónde se movía el balón. Skibbe desactivó a los carrileros de Roberto Martínez con el trabajo defensivo de Zeca y Stafylidis en los flancos, dos jugadores de carácter defensivo, y luego enjauló a los futbolistas más talentosos con lo que eran prácticamente cuatro centrales y un doble pivote. Como el peligro belga en el juego exterior sólo llegaba a través de los carrileros, los laterales helenos cerraban mucho su posición para poblar el carril central y contrarrestar la presencia de Lukaku, Mertens y De Bruyne, con muy poco espacio para maniobrar ante tal densidad de futbolistas. Por otra parte, tanto Fortounis como Donis, los dos puntas griegos, ensuciaban la salida impidiendo que Fellaini y Dembélé pudieran participar en la circulación con facilidad. Entre ambas líneas, Samaris y Tziolis se encargaban de tapar líneas de pase y apagar fuegos cuando un jugador visitante regateaba a uno local. A cambio, Grecia asumía el riesgo de dejar tocar a los centrales. Como nadie les salía al paso, Alderweireld y Vertonghen ganaban metros sin excesiva oposición.

Una vez Grecia ajustó su sistema defensivo, tras unos primeros minutos de cierta inseguridad en los que Bélgica remató un par de jugadas a balón parado, la selección de Roberto Martínez se atascó. Y también se sintió vulnerable cuando comprobó que se enfrentaba a un delantero particularmente rápido como Anastasios Donis. El atacante del Stuttgart estiró a su selección con desmarques de ruptura que obligaban a los centrales belgas a correr hacia atrás, y también dejó varias conducciones prometedoras que desembocaron en ocasiones que pusieron a prueba a Courtois. Fue un dolor de cabeza para la zaga belga, pues cada intervención del “11” heleno resultaba productiva. Con Fortounis y Donis moviéndose bien e intentando castigar los espacios entre los centrales más exteriores y los carrileros, Grecia logró generar peligro sin necesitar incorporar a muchos futbolistas gracias a la precisión de sus centrocampistas en los desplazamientos largos. En uno de ellos nació la ocasión más clara del primer tiempo: Samaris habilitó a Staylidis con un cambio de orientación y el del Augsburgo soltó un latigazo que Courtois desvió a la madera.

Thibaut Courtois of Belgium looks on during the 2014 FIFA World Cup match at Maracana Stadium, Rio de Janeiro, Brazil. Picture by Andrew Tobin/Focus Images Ltd +44 7710 761829 22/06/2014
Thibaut Courtois firmó varias paradas de mérito. Foto: Focus Images Ltd.

El susto que dejó el temblor del poste aturdió a la selección belga, cada vez más espesa en su circulación. Grecia, obligada a ganar para mantener alguna opción de clasificarse como primera de grupo, se fue estirando en el segundo tiempo. Enlazó posesiones más largas y se desplegó en ataque con más efectivos. Tras el descanso, creció la influencia de Zeca. El jugador de Copenhague, nacido en Lisboa pero internacional heleno tras pasar varias temporadas en Panathinaikos, firmó un segundo tiempo colosal. Además de frenar a Carrasco con un trabajo defensivo tremendamente generoso, Zeca exhibió una capacidad atlética bestial que le permitía llegar al área rival en casi todas las jugadas. Mientras a Stafylidis se le acabó el combustible, Zeca se sumó a Fortounis y Donis y generó bastantes problemas con desmarques profundos que sorprendieron a la zaga visitante.

Sin embargo, cuando mejor estaba el equipo local, llegó el primer gol de Bélgica. Vertonghen dinamitó el partido en una acción aislada, una jugada en la que el central del Tottenham se asomó en el balcón del área y fusiló la portería de Karnezis con un disparo desde la frontal. El belga se aprovechó de un desajuste en la zaga helena para marcar una diana que clasificaba a Bélgica para el Mundial. El 0-1 hizo estallar el encuentro, que se convirtió en un correcalles con oportunidades para ambos equipos. No obstante, la reacción de Grecia fue inmediata, pues Zeca remató un centro de Tzavellas un par de minutos después. Nada que no pudiera solucionar Bélgica juntando aún más talento sobre el césped. Con el 1-1, Roberto Martínez quitó a Dembélé y dio entrada a Eden Hazard. Antes de que el jugador del Chelsea pudiera entrar en contacto con el balón, Meunier puso un centro medido para que Lukaku anotara de cabeza el 1-2 definitivo.

Roberto Martínez
Roberto Martínez, seleccionador de Bélgica. Foto: Focus Images Ltd.

La clasificación de Bélgica para el Mundial no debe ocultar que la selección de Roberto Martínez todavía tiene mucho margen de mejora. El cuadro belga sufrió cuando Grecia atacó la espalda de su adelantada retaguardia con delanteros rápidos y profundo, le costó ajustar la defensa sobre los futbolistas de banda del elenco heleno y se mostró excesivamente lento en la circulación de balón. Este último es un problema crónico en Bélgica en el último lustro: acumula a muy buenos futbolistas pero todavía es incapaz de activar a sus genios ofensivos con la frecuencia que desearía. Dispone de casi un año de margen para ajustar estos detalles antes de presentarse en Rusia el próximo verano.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

6 comments

Que partizado este y espn tranmitiendo el Hungria-Portugal en latinoamerica, aff, por suerte existen los streaming, La verdad espero a Grecia mínimo en el repechaje, vuelven a ser aquel equipo digno de convicción fuerte, defendiendo asi da gusto verlo, Donis y Zeca que partido de ambos, todavia cuesta creer que no lograran hacerle un gol a Estonia.

¿Nadie en MI vió el partido de Francia contra Luxenburgo? Dejó en evidencia clara a la falta de imaginación por parte del ataque galo en mi opinión. Aunque generaron muchísimas ocasiones, fueron de más a menos claras a lo largo del partido, y mientras al principio hubo tres o cuatro combinaciones dentro del área rival para acabar en remate, a partir del minuto 30 ya solo se les ocurrían jugadas individuales (cada uno intentando irse de toda la defensa luxemburguesa sabiendo infinitamente superiores tecnicamente) que no acababan con remates tan fáciles o centros laterales. Estuvo fatal Deschamps con los cambios, los hizo puesto por puesto y el que entraba casi siempre era peor que el que salía. Bob, contra un rival de bastante más entidad y jugando como visitante hizo un cambio más ofensivo con el Hazard por Dembele. Mucha falta de creatividad colectiva tiene Francia aún, aparte de haber sido vulnerable atrás en alguna llegada de un rival tan inferior.

Pilló un poco por sorpresa para escribir un texto en un tiempo decente, pero aun así yo lo pude ver hoy y me gustó mucho Luxemburgo dentro de sus posibilidades. Por un lado, la primera media hora de Francia fue notable, generó muchísimas oportunidades y perdonó varias clarísimas (un par de remates de Griezmann con la derecha), aunque coincido que luego se le apagó la luz. Creo que en cierta medida Luxemburgo se creyó que era posible sobrevivir, en parte porque cuando recuperaba el balón no lo rifaba de inmediato, sino que enlazaba varios pases y gozaba de un zurdito de muchísima clase como Vincent Thill (17 años!) que le daba aire con buenos envíos al espacio. Y al mismo tiempo, Francia se desesperó y empezó a hacer la guerra por su cuenta. Que es algo que a veces le sucede a Francia cuando se encuentra con situaciones adversas. Luxemburgo le invitó a bombardear el área con centros laterales y Francia acabó cayendo en la trampa. También te compro lo de los cambios de Deschamps, sobre todo con el tercero (manteniendo a Pogba-Kanté en el doble pivote). De Luxemburgo debo reconocer que me fascinó el partido de Phillips, heroico en el área.

Al acaban el Holanda-Bulgaria los comentarista de epsn decían Francia se ira a 19… Pasé todo el rato mirando a ver si se quedaba en cero mientra veía el juego de Grecia. No se imaginan las ganas que tengo de que Bulgaria les gane, difícil, quizá un milagro pero que bonito se pondría todo..

Es sorprendente lo poco que entra Bélgica, en relación a la pasada Eurocopa, en la terna de candidatos al título en Rusia´18.

En comentarios de otro artículo se habla de candidatos y ni se les menciona siquiera. Es entendible en el sentido de que se les lleva años esperando y no terminan de cuajar como conjunto, pero como se pongan a jugar en el Mundial, con un entrenador como Bob, y como varias de sus piezas este a tope, para mi no bajar del TOP-4 de favoritas

Ojalá, en el ultimo mundial en el juego contra estados unidos se les vio algo de lo que pueden ser capaces, pero de allí en adelante poco mas, quizá el 4-0 contra Hungría en la euro, la verdad hace falta un candidato como ellos para que la fiesta este completa.

Deja un comentario

*