Hervé Renard tiene un plan

Hervé Renard, campeón de África con Zambia (2012) y Costa de Marfil (2015). Foto:  Ben Sutherland.

Hervé Renard es una leyenda del fútbol africano. El técnico francés atesora dos Copas de África en su palmarés a pesar de no haber alcanzado todavía los 50 años. Los dos títulos, con Zambia (2012) y Costa de Marfil (2015), han supuesto hitos importantes para ambos países. Su nuevo reto es mejorar los resultados de una selección anárquica, díscola e irregular en los últimos tiempos como Marruecos. Un país de un potencial enorme que no supera la fase de grupos de la Copa de África desde que fuese subcampeona en 2004.

La clasificación para el Mundial es bastante complicada, pues Marruecos debe imponerse en un grupo en el que compite con Gabón, Mali y la vigente campeona continental, Costa de Marfil. De momento es precisamente el exequipo de Renard quien lidera el grupo, aunque el técnico francés ha logrado que su selección sea más fiable que en cursos anteriores. En sus dos primeros partidos ha mantenido la portería a cero, si bien es cierto que Marruecos también ha sido incapaz de anotar ante Gabón y Costa de Marfil. Aun así, Renard confía que la fortaleza defensiva termine dando sus frutos, pues Marruecos acumula una pléyade de talentosos atacantes para marcar las diferencias. En sus primeros nueve partidos como seleccionador, Marruecos solo ha encajado un gol (contra Libia).

Marruecos - Football tactics and formations
Alineación de Marruecos contra Costa de Marfil en su último partido de clasificación para el Mundial.

Sin embargo, algunas de sus decisiones resultan cuanto menos llamativas. Con Renard, hemos visto a Amrabat jugar de lateral derecho en una línea de cuatro zagueros. El actual futbolista del Watford ha actuado como carrilero largo en Inglaterra, pero nunca ha estado tan expuesto como con la selección si se mantiene este nuevo rol. Por otro lado, también es atrevida la apuesta por Boussoufa como acompañante de Saïss en el doble pivote, para garantizar mayor fluidez en la circulación de balón. El jugador de Al Jazira también filtra buenos envíos desde esa posición para suministrar a la línea de tres cuartos, la más talentosa del equipo. Ante Costa de Marfil, tanto Amrabat como Boussoufa firmaron notables actuaciones.

Nordin Amrabat. Foto: Focus Images Ltd.
Nordin Amrabat. Foto: Focus Images Ltd.

En tres cuartos Marruecos cuenta con sus mejores futbolistas. Belhanda, Tannane, Boufal, Ziyech o Belhanda pueden actuar por detrás de los puntas y protagonizar acciones decisivas. Irregulares en la participación en la mayoría de casos, Marruecos acumula calidad suficiente como para mirar directamente a los ojos a cualquier rival continental. Para que no se escondan los mediapuntas, Renard necesita construir un sistema de juego que permita a su equipo asentar la posesión en campo rival y activar a los futbolistas de tres cuartos para que la superior calidad técnica de sus chicos se imponga y marque diferencias. Con un modelo que potencie a sus mejores activos y someta a los contrincantes a partir de la pelota, Marruecos puede ganar partidos. Las dudas residen en si Youssef En-Nesyri está capacitado para asumir la responsabilidad goleadora con 19 años, pues es el favorito de Renard en los últimos partidos, y en si la defensa, liderada por el juventino Mehdi Benatia, mantendrá la fiabilidad mostrada hasta ahora. Después de domar a los egos de los elefantes costamarfileños, el siguiente objetivo del técnico francés es amansar a los Leones del Atlas para optimizar su rendimiento.

La primera prueba será la Copa de África de 2017. Marruecos compartirá grupo con Togo, RD Congo y, otra vez, Costa de Marfil.

Foto de portada: Ben Sutherland.

Related posts

3 comments

Creo que al equipo le falta un poco de trabajo en el centro del campo. No se aguanta la pelota, no hay calma. Le queda trabajo, pero tengo esperanzas…

Sí. Falta que la posesión sea algo más estable para que el equipo viva más tiempo en campo rival. De momento parece haber solucionado los problemas defensivos y las lagunas de concentración, un mal casi endémico en la selección, pero queda trabajo. Sobre todo parece que va a armar un equipo muy difícil de derrotar. Otra cosa es que luego pueda sumar de tres en tres.

A la CAF le gusta emparejar a Marruecos y Costa de Marfil: Clasificatorias para los mundiales 2014 y 2018 + CAN 2016 y 2017. Y los Leones del Atlas que no ganan un partido a los elefantes desde 1973 (fase de clasificación para el Mundial del 74).

Deja un comentario

*