Irán se actualiza respecto 2014

Irán 1 -  Nasya Bahfen

A Carlos Queiroz solo le falta ponerse gorra y apostar por un lateral que cuelgue los saques de banda al punto de penalti para que su selección iraní me recuerde a un calco del primer Stoke City de Tony Pulis que causó un tremendo impacto en la Premier League. A pesar de que a menudo se trata de un equipo estigmatizado por su relativo conservadurismo, por tratarse de un bloque eminentemente defensivo y con unos guarismos tan perfectos en la retaguardia que a veces da hasta rabia, me gusta ver a Irán. He disfrutado con los partidos de clasificación mundialista del mejor equipo de Asia en estos instantes, un conjunto que no pierde un duelo oficial desde enero de 2015, en un encuentro de la Copa Asia contra Irak que se le escapó en la tanda de penaltis después de jugar más de 75 minutos con diez hombres. Sin contar amistosos, nadie derrota a Irán al término de los noventa minutos desde el pasado Mundial de Brasil. No es para menos: los de Queiroz han enlazado 12 choques sin encajar en la fase de clasificación para la cita de Rusia 2018. Solo la necesidad de Siria en la última fecha perforó la red iraní para manchar unas cifras inmaculadas.

Irán fue el segundo país que se clasificó para el Mundial 2018, solo por detrás de la selección brasileña de Tite. El conjunto de Carlos Queiroz mantiene la fortaleza defensiva que causó tantos problemas a Nigeria y Argentina hace tres años en Brasil, lo que todavía supone un reto mayúsculo para la mayoría de contendientes en el rival asiático. Países como Corea del Sur y Uzbekistán cuentan con buenos futbolistas para mover la pelota, pero carecen de suficientes piezas con el atrevimiento suficiente para superar varios rivales con pases verticales y tampoco cuentan con tantos elementos desequilibrantes como para regatear constantemente a los zagueros iraníes. Irán mantiene el orden táctico, es generosa en las ayudas defensivas, los volantes nunca se despistan a la hora de echar una mano a los laterales y, en general, los persas se sienten cómodos cediendo la iniciativa mientras el contrincante se desespera en su intento por derribar un muro imperturbable. Sobre todo por la seguridad de la contundente pareja de centrales que forman Hosseini y Pouralingaji.

Esto no supone una gran novedad respecto a lo que mostró Irán en el último Mundial. O incluso en la Copa Asia. Sin embargo, en paralelo, los de Carlos Queiroz han mejorado sus prestaciones ofensivas. Irán no destaca por unas cifras particularmente prolíficas, pues sale a una media de un gol por encuentro en la última ronda preliminar, pero en cualquier caso ahora cuenta con un abanico de herramientas más variado. Y de mayor calidad. En los dos últimos años han crecido bastante en el fútbol europeo dos nombres que apuntan a convertirse en pilares de la selección iraní en el próximo lustro: el delantero Sardar Azmoun, esculpido bajo las órdenes de Kurban Berdyev, y el extremo Alireza Jahanbakhsh, uno de los jugadores a seguir este curso en el AZ Alkmaar. Con Azmoun, Queiroz cuenta con un delantero autosuficiente, capaz de ganar balones largos, proteger la pelota y ganar metros con cierta facilidad que mejora a Ghoochannejhad, más voluntarioso en el esfuerzo que venenoso en la definición. Por su parte, Jahanbakhsh es un extremo rapidísimo, casi supersónico, que permite a sus equipos desplegarse con espacios por delante incluso cuando el robo se produce muy lejos de la portería contraria. Regatea más por la potencia de su carrera que por su habilidad técnica, pero también es un jugador con cierto desborde y un poderoso disparo. Jugando casi siempre desde la banda, el curso pasado anotó 11 goles en la Eredivisie. Irán los necesitará para que la selección más competitiva de la confederación asiática sume a sus mejores virtudes la capacidad de inocular veneno a aquellos que se desprotejan en su intento por derribar el muro de Carlos Queiroz.

Alireza Jahanbakhsh of AZ Alkmaar (L), Milot Rashica of Vitesse (R) during the Dutch Eredivisie match at GelreDome, Arnhem Picture by Joep Joseph Leenen/Focus Images Ltd +316 5261929 26/08/2017 ***NETHERLANDS OUT***
Alireza Jahanbakhsh se antoja como una pieza clave de cara a las opciones de Irán en el Mundial. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de porada: Nasya Bahfen.

Related posts

3 comments

¿Ha bajado o ha subido el nivel de las selecciones asiáticas? Para mi es difícil determinarlo, yo diría que la tendencia en todo el globo es de mejorar, muchas selecciones, clubes, han aprendido de sus errores y ahora son mas competitivos, pero el ultimo mundial para Asia no ha sido muy bueno, Australia siempre es combativa pero no volvió a lograr lo de Alemania 2006 y se fue con tres derrotas quizá en uno de los grupos mas difíciles claro está. Japón fue para mi la decepción total de los asiáticos en Brasil, Irán hizo poner nervioso a Nigeria y Argentina y la verdad es que casi le ganan (que hubiese sido bastante merecido), y Korea pues la que peor se vió (junto con Japón que también) y me parece que en este caso Korea si ha bajado bastante su nivel y no han conseguido el recambio a la generación 2002-2010, y ninguna logro al final pasar a los octavos de final.

Esta vez el plus es Arabia Saudita que pues como toda selección árabe son bastante combativos y su participación me parece dependería muchísimo del grupo que le toque, en 2006 dieron un juegaso contra Túnez (otro que espero ver en Rusia) y ante España algo hicieron, pero la verdad no se que tan capaces pueden ser, lo mas conocedores que opinen.

Es difícil de decir. Yo creo que Japón e Irán han mejorado respecto a 2014, pero Corea del Sur anda un poco más estancada. Depende de las generaciones, más que del global del continente. Seguramente el nivel de las selecciones asiáticas medias esté creciendo, porque se está desarrollando bien el fútbol en esas regiones, pero respecto al resto lo acabaremos de ver en el Mundial según se adapten y compitan. Posiblemente, a nivel global, sean mejores que en 1998 o 2002, pero tampoco tengo la suficiente perspectiva como para asegurarlo categóricamente.

Gracias por la respuesta, respecto a Japón, me lo parece a mi que ya no es el mejor momento de los Honda, Kagawa.. muchos nombres son los mismos Sakai, Yoshida, Okazaki, ¿Que jugadores entonces destacan actualmente desde su punto de vista, quienes liderarían a a la escuadra del sol naciente para dar verdadera pelea en la copa del mundo y hacer algo similar a 2010?

Deja un comentario

*