Jedinak desatasca a Australia

Jedinak Australia Crystal Palace - Focus

Tres goles a balón parado doblegaron el conservador plan que dispuso Jorge Luis Pinto en Sydney y clasificaron a Australia para su cuarta Copa del Mundo consecutiva. No pudo ser de otra forma más que en jugadas de estrategia, las primeras incluso con una pizca de fortuna, las que desatascaron una eliminatoria en la que Australia parecía embarrancar constantemente en la orilla del área hondureña. El elenco catracho cedió la iniciativa como ya hiciera en San Pedro Sula y se dedicó a esperar una oportunidad que nunca llegó para desplegarse a la contra, por mucho que se empeñara de vez en cuando el velocista Alberth Elis. El jugador más rápido y eléctrico de Honduras arrancaba a setenta metros de la meta de Ryan cuando el cuadro bicolor pretendía desplegarse a la contra en solitario, lo que supondría una tarea imposible para cualquiera. Así, con Australia merodeando el área de Escober, los frutos acabaron cayendo por su propio peso. Honduras desactivó a Leckie, el jugador más desequilibrante de los Socceroos, y minimizó el impacto del siempre determinante Tim Cahill en el juego aéreo con una línea de cinco zagueros, pero una vez la inercia del partido puso a los catrachos por debajo en el marcador no existió opción alguna de alcanzar el Mundial.

Mile Jedinak se convirtió en el inesperado héroe de la noche australiana. El centrocampista del Aston Villa celebró tres goles, aunque el primero finalmente no se lo otorgó la FIFA tras rebotar un disparo de falta que iba fuera en el cuerpo de Henry Figueroa. Tras un inicio de curso en el que apenas ha gozado de protagonismo en la segunda división inglesa, Jedinak apareció en el lugar oportuno para ejecutar las jugadas a balón parado que clasificaron a Australia. No es un futbolista acostumbrado a aparecer en las hojas de anotadores, pues seguramente para encontrar la última vez que celebró tres goles debamos remontarnos a sus partidos en el patio del colegio, pero hizo lo justo en el primer disparo de falta y mantuvo la sangre fría a la hora de definir en los dos penaltis. En una eliminatoria tan trabada los goles tenían que ser feos. Sobre todo los dos primeros: un disparo de falta blando que se envenena tras el desvío de un defensor visitante y un penalty provocado por una mano tras una acción algo rocambolesca en el área del cuadro catracho. Incluso el gol del honor de Honduras, ya en el descuento, llegó en un córner plagado de rebotes. La definición de 180 minutos de fútbol.

Australia 3 (H. Figueroa pp. 54′, Jedinak 72′, 85′)
Honduras 1 (Elis 94′)

Siria vs Australia - Football tactics and formations

Más allá de cómo llegaran los goles, que al final lo más importante es que llegaran a tiempo para clasificar a Australia para el Mundial, los Socceroos fueron fieles al estilo asociativo que ha impuesto Ange Postecoglu desde que asumió el rol de entrenador de los aussies. Australia es un equipo que quiere llevar la iniciativa y que demostró que cuenta con un elenco de centrocampistas de buen pie. Luongo destacó en la ida, mientras en la vuelta fue el turno de Aaron Mooy y Tom Rogic. Los movimientos entre líneas de los jugadores del Huddersfield y del Celtic a menudo suponen la mejor forma de ganar metros en el cuadro aussie, que cuenta con un central muy fino en el pase vertical como Trent Sainsbury. De esta forma, el central australiano bate líneas con un envío tenso que encuentra bien a Mooy o bien a Rogic, ya dispuestos a acelerar el juego en el último tercio. Ante Honduras les costó luego generar ocasiones de gol ante la densidad de la zaga bicolor, pero destacó la labor de Rogic en esta faceta. Una lesión le apartó del último Mundial, pero Rogic llegará a Rusia en un momento de madurez envidiable. La envergadura de su cuerpo engaña: es alto, pero maneja el esférico con elegancia, pegado a su bota izquierda, y tiene una potencia en sus primeros pasos difícil de neutralizar. Provocó la falta que originó el primer tanto de la noche. Ayudó a abrir la lata.

Mientras Australia celebra la clasificación mundialista, a Honduras le espera un largo viaje de vuelta a casa con las manos vacías. El elenco catracho ha competido bien contra los aussies cuando la eliminatoria ha estado pareja y para ellos fue un éxito terminar por encima de Estados Unidos en el Hexagonal Final, pero frente a Australia le faltó el convencimiento en aplicar un plan B cuando la derrota acechaba. Los de Jorge Luis Pinto apenas se desplegaron a la contra, no tuvieron ocasiones claras de igualar hasta que el repechaje estaba absolutamente decantado a favor de los Socceroos y carecieron de armas para dañar al representante de la Confederación Asiática de Fútbol. Con sus limitaciones, pero el despliegue de su sistema defensivo fue prácticamente impoluto, pues el técnico colombiano convirtió al elenco bicolor en un conjunto impenetrable atrás, pero su rendimiento en la faceta ofensiva resultó pobre y decepcionante en la media hora final de la eliminatoria. Doce meses después de la toma de contactos de la Confederaciones, Australia volverá a Rusia para disputar el Mundial.

Tomas Rogic of Australia and Shkodran Mustafi of Germany during the 2017 FIFA Confederations Cup match at Fisht Stadium, Sochi Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 19/06/2017 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-170619-0217.jpg
Tom Rogic será uno de los alicientes de Australia para el Mundial. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*